Aragón

Mayor Oreja pide "poner pie en pared" para que el nacionalismo pierda "toda esperanza de alcanzar lo que quiere"

El presidente de la Fundación Valores y Sociedad y exministro del Interior con el PP, Jaime Mayor Oreja, ha manifestado que los nacionalistas van a hacer una "acción común" para "hacer legal lo que hoy es ilegal" y por eso se ha de "poner pie en pared" para que pierdan "toda esperanza de alcanzar lo que quieren".

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación, en Zaragoza, tras participar en el Foro de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) 2018, donde ha tratado sobre '¿Cómo orientamos el futuro y la importancia de los valores?', sesión que ha contado con la presencia del presidente de ADEA, Salvador Arenere, y que ha sido moderada por el director de El Periódico de Aragón, Jaime Armengol.

Mayor Oreja ha esgrimido que "en España tenemos un valor en crisis, la nación", y "el problema en España es la crisis de España", algo que "estamos viendo todos los días" y a lo que "tenemos que saber hacer frente", si bien "seguimos sin entender el movimiento nacionalista en España".

Al respecto, ha vaticinado que éste "va a continuar, no termina, lo hará con otro formato, con otra modalidad, y va a tratar en los próximos meses de hacer un esfuerzo para hacer legal lo que hoy es ilegal" y de que "se incorpore de un modo u otro el derecho a decidir, el referéndum, a través de una ley".

En este punto, ha incidido en que "no hay un 'procés' catalán solamente, hay un proceso que en España está puesto en marcha hace tiempo, con diferentes vanguardias del movimiento nacionalista; primero fue el plan Ibarretxe, luego el plan Puigdemont y ahora la pregunta es cuál va a ser el siguiente paso", ha esgrimido.

Ante esta situación, Mayor Oreja ha apostado por dejar claro que "no se va a avanzar en ese terreno y en esa dirección" y los partidos de ámbito nacional han de ser capaces de entender que cuanto antes han de "despejar esa incógnita, esa reivindicación" porque "no puedes romper España" ya que "es un valor en sí mismo", de forma que "se podrá buscar una manera de vivir, pero no la fractura".

Dos velocidades

El presidente de la Fundación Valores y Sociedad, Jaime Mayor Oreja, ha comentado que en el nacionalismo "hay dos velocidades, la rápida y la lenta". En la primera ha encuadrado a ETA, que "desde la crueldad y el asesinato", mató "para romper", y también a Puigdemont, que ha propiciado "ruptura y rebelión".

Respecto a la segunda, ha estimado que ahora va a tener lugar "el nacionalismo a cámara más lenta, desde la ley, tratando de acordar con parte de la izquierda española esa modificación que permita una ley para que el referéndum esté legalizado y legitimado".

Mayor Oreja ha puntualizado que parte de la izquierda, "como Podemos, ya está en la autodeterminación", mientras que dentro del PSOE "hay acentos distintos". A su entender, "tiene que haber una izquierda española capaz de hacer frente a ese movimiento, pero lo tienen que resolver ellos", una "duda" que "tienen en este terreno" y que han de "dilucidar ellos".

A este respecto, ha alertado de que "si se roza" el derecho a la autodeterminación, "si se puede legitimar un referéndum, significará que no solo hay un problema catalán, sino que hay un problema vasco, gallego, de disgregación y de fractura, y vendría a ser un fenómeno parecido a la 'balcanización' de España, y eso es un disparate".

Cambio de actitud

Mayor Oreja ha apelado a un "cambio de actitud personal" ante el "complejo de inferioridad hacia los nacionalismos" que ha opinado que existen en España, donde hay "una mayoría de españoles" contrarios a la disgregación del país.

En este sentido, se ha preguntado "por qué ellos que son muchos menos van a mandar sobre la mayoría de los españoles que no queremos eso, por qué vamos a tener que arrastrar siempre un complejo de miedo, de inferioridad" porque esa reivindicación venga "del País Vasco o de Cataluña".

El exministro ha subrayado que "hace falta que una mayoría de españoles, unos vascos, otros aragoneses, otros valencianos, entendamos que hay una mayoría que quieren que pensemos en lo común, no en lo diferencial".

También ha planteado ir "a la raíz de lo que nos sucede en España" porque "esto no es una batalla de partidos" y, como ejemplo, ha relatado que cuando se articuló la coalición PSOE-PP en el País Vasco un exmiembro de ETA reinsertado les reprochó que hubiera tardado en comprender la "fortaleza" de ambos no eran las siglas, "sino España".

Defensa del español

Jaime Mayor Oreja ha remarcado que el idioma español "cada día es más influyente en el mundo" y ha lamentado el "maltrato" que sufre en algunas Comunidades autónomas, una cuestión que "no es de partido, sino de una mayoría de españoles".

Ha agregado que al viajar por el mundo se percibe la "fortaleza" del español y por eso ha cuestionado "por qué un niño no puede educarse en español, si quieren sus padres, por qué no es una lengua vehicular", algo que "va contra el sentido común, contra la lógica".

A este respecto, ha apostado por "articular un proyecto, sin tener complejos, ni ínfulas de superioridad, pero tampoco de inferioridad", para "no conformarnos, ni resignarnos a la situación del español en España", una lengua a la que no se puede "maltratar más" y ha puesto el ejemplo de los franceses, "que no tienen ningún problema en defender su lengua en todos los lugares de su territorio".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin