Aragón

Aragón cierra 2021 con una subida de los precios del 7,2%

Foto: Europa Press
Zaragoza

El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha subido en la comunidad aragonsa un 1,1% durante el mes de diciembre con respecto al mes anterior. Aragón ha finalizado 2021 con una tasa interanual de un 7,2%, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este aumento, la inflación acumulada se ha situado en esta autonomía también en un 7,2%.

Por grupos, los precios en diciembre han subido más en Vivienda, un 6,3%. Le siguen Bebidas alcohólicas y tabaco, con un 1,7%; Menaje, con un 0,7%, Ocio y Cultura, con un 0,6%, al igual que Otros; Medicina, un 0,2% y Hoteles, cafés y restaurantes, un 0,1%.

Los precios han bajado en Vestido y calzado, un 4,2%; en Transporte, un 1,0% y en Comunicaciones, un 0,1%, y se han mantenido invariables en Bebidas alcohólicas y tabaco y Enseñanza.

Por provincias, la tasa de inflación en diciembre de 2021 se situó en un 7,9% anual en Huesca, un 6,8% anual en Teruel y un 7,1% anual en Zaragoza.

La tasa interanual más alta en 29 años

En el conjunto nacional, el IPC ha subido un 1,2% en diciembre en relación al mes anterior y ha elevado su tasa interanual hasta un 6,5%, un punto por encima de la tasa de noviembre y su nivel más alto en 29 años, debido el encarecimiento de la luz, de los alimentos y de los hoteles y restaurantes.

La tasa interanual del IPC registrada en diciembre (6,5%) ha sido dos décimas inferior a la avanzada a finales del mes pasado por el INE (6,7%). En el caso de la tasa mensual (1,2%), el dato definitivo supone una décima menos al que ya adelantaba Estadística (1,3%).

Con el dato interanual de diciembre, el más elevado desde mayo de 1992, el IPC ha encadenado su duodécima tasa positiva consecutiva y sitúa la inflación media de 2021 en el entorno del 3%.

Según Estadística, en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor en diciembre de este año que en igual mes de 2020, y de los alimentos, especialmente de las legumbres y hortalizas, del pan y los cereales y de la carne.

Los servicios de alojamiento se encarecieron en diciembre en comparación con igual mes de 2020 y la restauración subió los precios por encima de lo que lo hizo un año antes.

Por contra, los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales bajaron en diciembre de este año, en contraste con la subida que experimentaron en 2020.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual ha llegado en diciembre a un 7,3%, ocho décimas más que la tasa general de un 6,5%. Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) ha subido en diciembre cuatro décimas, hasta un 2,1%, con lo que se sitúa casi 4,5 puntos por debajo de la tasa del IPC general. Es la tasa más elevada de la subyacente desde marzo de 2013.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.