Aragón

El 85% de la plantilla de la Zona Azul secunda la huelga ante la falta de avances en la negociación

Foto: Europa Press
Zaragoza

El 85 por ciento de la plantilla de trabajadores del servicio del estacionamiento regulado, la Zona Azul, en Zaragoza han secundado la huelga convocada este martes, 7 de diciembre, por el comité de empresa, como protesta ante la falta de avances en la negociación del convenio colectivo, que ha caducado en 2020.

Un grupo de trabajadores se han concentrado en la plaza de España de Zaragoza, a las 13.00 horas, donde estaban convocados para expresar sus reivindicaciones, que se dirigen sobre todo a "no perder poder adquisitivo", según ha expresado la presidenta del comité de empresa, Graciela Martín.

La representante de los trabajadores ha indicado que la aspiración de la plantilla es firmar, "como mínimo", un incremento salarial "del 3 por ciento". Martín ha señalado que "no pretendemos llegar al IPC de noviembre, que está altísimo", sino que basan esa reivindicación del 3 por ciento demandado en que es el que "han logrado otras contratas".

La presidenta del comité de empresa ha lamentado que "llevamos reuniéndonos desde principio de año con la empresa y no ha mostrado ninguna voluntad de negociar", añadiendo que "la dirección de Z+M ha estado mareando la perdiz" porque "no quiere subirnos el salario".

Martín ha reprochado igualmente a la empresa que, en los diez años de trayectoria, la plantilla ha pasado de los 110 trabajadores iniciales a los 94 actuales, lo que ha supuesto, según ha explicado, "reestructurar las zonas y que cada vez aumente el número de plazas a vigilar" por cada trabajador.

Sobrecarga de trabajo

La presidenta ha argumentado que esta situación ha generado "una sobrecarga de trabajo", que se suma a que "nunca se han cubierto las bajas ni las enfermedades", lo que ha conllevado "la denegación de permisos de vacaciones o de asuntos propios", que han colmado la paciencia de los trabajadores que "nos hemos hartado", ha afirmado Martín.

La representante de los trabajadores ha calificado de "muy poco conciliadora" la actitud de la empresa que ostenta la contrata UTE Z+M que corresponde a "Índigo y Mariano López Navarro", ha resaltado Martín, quienes en la última reunión, celebrada el pasado 2 de diciembre, en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) "ni siquiera se quitaron los abrigos ni sacaron los bolígrafos".

Martín ha relatado que "no propusieron nada nuevo y simplemente se fueron con la propuesta de subida de los trabajadores", razón por la que "hemos mantenido el calendario de movilizaciones".

La presidenta del comité ha explicado que la empresa mantiene la oferta que presentó "en la reunión de octubre" que contempla "una subida del 0,5 por ciento para 2021 y del 1 por ciento para 2002".

Una propuesta que es "infinitamente peor" que el preacuerdo alcanzado en junio --y rechazado por la plantilla-- de elevar los salarios "un 0,50 por ciento en 2021, y el IPC más el 1,50 en 2022", ha referido.

Graciela Martín ha recordado que "el convenio colectivo se caducó en 2020 y llevamos negociando desde principios de 2021, sin llegar a acuerdos y sin que desde la empresa se muestre una verdadera voluntad de acuerdo".

Próximas protestas

Desde el comité de empresa estiman que esta actitud obedece a que "ya se caducó la contrata, que se encuentra en prórroga hasta que salgan las nuevas licitaciones", y que la empresa concesionaria no quiere llegar a acuerdos para "no pagar atrasos ni subidas a los trabajadores", aunque "mientras tanto siguen recaudando y cobrando", ha precisado.

En el actualidad, el comité se encuentra "a la espera de que nos llamen" los representantes de la empresa, y mantienen el calendario de movilizaciones en el que está previsto un paro el próximo 15 de diciembre, de 12,30 a 14.00 horas; y una huelga toda la jornada el próximo 7 de enero.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin