Aragón

Una familia monoparental disfrutará del permiso de nacimiento y cuidado del menor de ambos progenitores

Zaragoza

La Asesoría Jurídica de UGT Aragón ha ganado la primera sentencia en Aragón que reconoce el derecho de una familia monoparental en Teruel a percibir una prestación por nacimiento y cuidado de menor adicional de diez semanas (antigua maternidad y paternidad), que se añade las dieciséis semanas disfrutadas por el progenitor.

El Juzgado de lo Social de Teruel ha estimado la demanda al entender que no reconocer este derecho va en contra de los intereses del menor y es discriminatorio, al tener acceso al permiso por menor tiempo para sus cuidados, que los menores nacidos en familias con dos progenitores, según ha informado el sindicato.

La sentencia emitida el pasado 6 de octubre por dicho Juzgado reconoce a una familia de un solo progenitor, que ya había disfrutado el permiso por nacimiento y cuidado del menor de dieciséis semanas, la prestación subsidiaria de diez semanas más (permiso que corresponde al otro progenitor) con la correspondiente prestación económica que deberá abonar el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y la Tesorería General de la Seguridad Social.

El Juzgado concede diez semanas y no la totalidad del tiempo del permiso del otro progenitor (16), porque esas semanas de diferencia son de obligatorio disfrute tras el parto por ambos progenitores, y al haber sido consumidas el tiempo de cuidado del menor no se ha visto mermado.

La demandante disfrutó de dicho permiso al completo durante el presente año y, a su término, solicitó al INSS nuevamente su disfrute explicando su situación de familia monoparental. El organismo rechazó la petición, argumentando que ya le había sido reconocido este permiso, razón por la cual interpuso una reclamación, que fue desestimada, ya que según argumenta responde que la normativa "no contempla el reconocimiento de prestación por nacimiento y cuidado en tanto que le hubiese correspondido al otro progenitor amparado en esta circunstancia". Fue en este momento cuando la damnificada, a través de los Servicios Jurídicos de UGT Aragón en Teruel y la letrada de Verónica Gámez Gaidín interpone la demanda en defensa de este derecho.

El Juzgado sensible a la petición estima que la pretensión subsidiaria de la trabajadora es "más acorde con el interés superior del menor, siendo este el del derecho a cuidado y desarrollo personal, así como como el derecho a la protección de la familia e infancia contenido en la Convención de derechos del Niño".

La sentencia recoge que estos derechos son de directa aplicación en la legislación española, "conforme al artículo 10.2 de la Comunidad Europea" y que igualmente favorece al derecho a la conciliación de la vida familiar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.