Aragón

Ponentia Logistics invertirá 350 millones en una plataforma logística en Huesca para productos agroalimentarios

Imagen de archivo de una industria cárnica.
Zaragoza

La empresa promueve este proyecto cuya ejecución se acometerá en varias fases, estando previsto que se generar alrededor de 2.000 puestos de trabajo directos en los próximos ocho años.

La localidad oscense de Tamarite de La Litera albergará esta nueva plataforma logística intermodal La Melusa-Tamarite, que supondrá una inversión de 350 millones de euros, que se destinarán a la construcción de esta área logística intermodal.

La plataforma, que se desarrollará en la zona de Tamarite-Altorrincón y en las proximidades de la estación de Renfe ya existente, comprende una zona industrial y logística, que están asociadas a una intermodal ferroviaria.

Esta instalación dará prioridad a la industria agrolimentaria, estando previsto que, sobre todo, se trabaje con productos de origen agrícola y cárnicos en fresco al ser esta zona de Huesca una gran productora. No obstante, el objetivo no es solo operar para la comarca de La Litera, sino que el plan de desarrollo incluye también las comarcas limítrofes e, incluso, la provincia de Lérida. No en vano, las regiones del valle del Ebro ocupan el 8% del territorio nacional y aportan el 24% del PIB, la mayor parte del sector agroalimentario. En la actualidad, el sector agroalimentario representa el 11% del PIB y el 50% de la producción se dedica a la exportación.

Esta nueva plataforma, contará con una superficie de 1.231.453 metros cuadrados, también tendrá impacto en el empleo. Las primeras cifras apuntan a la generación de alrededor de 2.000 empleos directos en ocho años y una vez está ocupada la totalidad de su extensión.

La inversión para poner en marcha esta plataforma se acometerá en varias fases. La empresa contempla invertir alrededor de 120 millones de euros el primer año de los que cerca de 70 millones se destinarán a la implantación de la terminal y a la urbanización. Los 50 millones restantes irán para la construcción de cinco naves de 20.000 metros cuadrados de superficie.

De acuerdo con los planes comunicados por la empresa al ejecutivo aragonés, el resto de la inversión -los 230 millones de euros restantes-, se destinarán a la construcción de naves hasta ultimar la plataforma logística. El proyecto contempla a su vez que sea una instalación autosuficiente para lo que se contará con energías renovables, especialmente, fotovoltaica.

El objetivo de la empresa es ejecutar todo el proyecto en el plazo máximo de ocho años tras la aprobación del PIGA. Para el mes de mayo o junio de 2023, se contempla que la terminal ferroviaria esté en marcha, mientras que a finales de ese mismo año también se contará con la urbanización total del ámbito y construcción de cinco naves. La tercera fase se corresponde con la construcción el resto de las naves según la demanda del mercado. Inicialmente, la compañía prevé que toda el área logística esté ocupada al 50% en los primeros cuatro años para llegar al 100% en los próximos cuatro años siguientes.

Parte de la primera fase del proyecto y de los planes de la compañía ya habían sido dados a conocer por la empresa el pasado mes de mayo en el transcurso de una reunión con autoridades aragonesas y representantes del Ayuntamiento de Tamarite de La Litera, trascendiendo ahora más detalles de toda la iniciativa tras haber sido declarada hoy Inversión de Interés Autonómico y de Interés General de Aragón en Consejo de Gobierno.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin