Aragón

Las previsiones se confirman: Aragón cerrará 2021 con un crecimiento del 7,4%

Zaragoza

La economía aragonesa cerrará el año 2021 con un crecimiento del PIB del 7,4% tras haber caído el 10,4% en 2020. Para 2022, se estima que el PIB de Aragón crecerá el 6,6%.

La entidad confirma así su previsión realizada en el anterior número en el que también apuntaba a un crecimiento de la economía de Aragón del 7,4% en este año. "Nos reafirmamos en las expectativas económicas. Es lo mejor que se puede decir. Las cosas están yendo relativamente bien", ha explicado Antonio Martínez, director del Área Financiera de Ibercaja, en la presentación en streaming del número 73 de la revista Economía Aragonesa de Ibercaja.

La economía aragonesa está teniendo una mejor evolución que la española, cuyo PIB se prevé que crezca el 6,5% este año -tras haber caído el 10,8% en 2019- y el 6,9% en 2022, ejercicio este último en el que superará el 6,6% de la economía aragonesa.

"Hemos sufrido un deterioro algo mayor que el conjunto de la economía española en el primer trimestre. Por fortuna, la mayor solidez estructural de la economía aragonesa hace que la caída acumulada respecto a 2019 sea menor en nuestra comunidad que en el conjunto nacional", incide Antonio Martínez, quien añade que "en nuestra opinión, seguimos considerando esta crisis como coyuntural y así lo están demostrando las cifras. Los datos de los primeros meses del año fueron algo mejores de lo que esperábamos".

"La mayor incógnita es saber si la mejora de la situación producida por la pandemia es definitiva o, por el contrario, asistiremos a una recaída a finales de este año, o incluso principios de 2022", explica Antonio Martínez.

De hecho, en esta evolución, se observan tres factores importantes como la recuperación producida por la vacunación contra la covid-19, aunque es una recuperación que es volátil, estando sujeta a las sucesivas olas, por lo que es necesario su control. Además, otra de las claves para la recuperación económica se centra en afianzar la mejora del empleo y en la "utilización rápida y eficiente de los fondos europeos", incide Santiago Martínez, responsable de Análisis Económico y Financiero del Banco.

La recuperación de la economía se está produciendo más lentamente en España. Precisamente, este país es el que más lejos está dentro de Europa de recuperar el nivel del PIB previo a la pandemia. En este contexto, Aragón "es un alumno aventajado", añade Antonio Martínez, porque en prácticamente todas las ramas de actividad se observan un mejor comportamiento que en el conjunto de España. Esta mejor evolución hará que, previsiblemente, Aragón recupere sus niveles de PIB a finales de este año o principios de 2022.

En el caso del empleo, habrá que esperar al primer semestre del próximo año. En concreto, las estimaciones sobre la tasa de paro, siempre y cuando no se produzcan cambios en la población activa, se sitúan en el 13,4% en Aragón y el 17,1% en España para el año 2021 y del 11,2% y el 15,1%, respectivamente, en esta autonomía y en el conjunto del país para 2022.

El menor peso del sector del turismo, y sobre todo del procedente del extranjero, en la comunidad aragonesa, y la aportación al PIB de sectores como la agricultura e industria son dos factores que explican el mejor desempeño de la economía aragonesa.

Sin embargo, hay sectores que no están teniendo una tan positiva evolución como el resto como sucede con la automoción, que sufre la escasez de suministros por microchips y los problemas relacionados con la producción en Asia. Es un impacto que se está viendo compensado por la mejor evolución de otros sectores como el agrario, así como el sector inmobiliario, que supera los ratios de España con un incremento de la venta de viviendas de alrededor del 5% de enero a mayo sobre el mismo período de 2019. También aumentan los visados de obra de enero a abril dentro de un contexto en el que los precios se han mantenido estables.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin