Aragón

CuenTale educa a los niños en valores con sus cuentos digitales

  • La biblioteca 'online' ofrece diferentes publicaciones para formar en derechos humanos
  • La idea nace para facilitar el desarrollo social desde los primeros años de las personas
Némesis Zerga, emprendedora y fundadora de CuenTale.es
Zaragoza

Al hablar de cuentos infantiles siempre viene a la cabeza la clásica imagen del niño con un adulto leyendo en soporte de papel, pero en el sector editorial también se están produciendo innovaciones con las que se pretende adaptar el sector a las nuevas necesidades y a la actualidad tanto en el soporte para disponer de contenidos digitales como en los contenidos con el fin de aportar una propuesta realmente educativa y de valor. Es la base sobre la que se asienta CuenTale.es, una biblioteca digital online en la que se ofrecen diferentes cuentos digitales con el objetivo de educar a los niños en valores y facilitar su desarrollo durante la infancia de cara a favorecer su futuro.

La idea de crear CuenTale.es nació en octubre de 2019 fruto de "una serie de experiencias en Asunción (Paraguay) y al hacer el cambio migratorio a Zaragoza. Al contrastar los mercados de literatura infantil en Latinoamérica y España, vi que había cosas que se quedan limitadas por una situación geográfica. En Latinoamérica no hay tanta variedad ni tan accesible. Empecé a pensar sobre cómo hacer para acercar el contenido a otras regiones sin que haya un sobrecoste importante y con una propuesta de valor global con mucha base en los derechos humanos y los idiomas, en esas diferencias que existen pero que nos pueden unir para enseñárselas a los niños desde muy pequeños", explica Némesis Zerga, emprendedora y fundadora de CuenTale.es a elEconomista

Una idea a la que esta diseñadora gráfica y directora creativa le sumó "los ojos de una madre" y su propia experiencia. "Había contenidos muy sesgados y clásicos. Quería trabajar con una mirada más actual y con los contenidos más adaptados a la situación que se vivía", sobre todo, a raíz de la covid-19, ya que no se encontraban contenidos digitales para los niños. "Tras la pandemia, cambió el paradigma".

Así comenzó esta biblioteca digital infantil en línea con la que se innova en el ámbito editorial y que tiene ya con 25 cuentos gratuitos de diferentes autores o instituciones que permiten la visualización de las publicaciones. El objetivo de esta plataforma web, cuyos contenidos se actualizan todos los meses y están dirigidos a niños y niñas de dos a seis años de edad, es alcanzar los 50 títulos a finales de año.

Los cuentos abordan de una manera educativa y didáctica temas relacionados con los derechos humanos, diversidad y el respeto, familia y amor, salud psicológica y mental y la identidad sexual, entre otros contenidos, que están adaptados para la infancia y que tienen una clara orientación psico-pedagógica, no tienen una visión sesgada e incluyen una mirada muy amplia de las realidades. En los cuentos ya disponibles se abordan temas como la importancia de la comunicación en el conflicto, cómo hablar a los niños sobre el coronavirus o cómo pueden gestionar sus emociones frente a las medidas de prevención sanitaria, entre otros.

Estos cuentos digitales no solo se diferencian en el contenido, sino que aportan el valor añadido de las imágenes que "se llevan a la máxima expresión en la pantalla -tanto si se está en un ordenador o en un smartphone-, porque en papel las ilustraciones suelen verse muy bien, pero no tanto en formato digital".

Las publicaciones "no son formato FDF. La imagen se separa del texto en el que se puede cambiar el tipo de letra para agrandarlo y el idioma". Por ejemplo, se incluye la función de mayúsculas porque "ahora los niños están aprendiendo a leer con letras mayúsculas y normalmente los contenidos en línea no contemplan este uso".

Además, los cuentos van a estar varios idiomas. De momento, están disponibles en español -diferenciándose en esta lengua entre España y Latinoamérica por la existencia de términos y palabras diferentes-, y el próximo idioma que se incorporará será el inglés, lo que puede ayudar también a que los niños adquieran competencias lingüísticas ya desde la infancia. Precisamente, disponer de contenidos en español forma parte de la propuesta de valor de CuenTale.es porque en este mercado es habitual que, "cuando encuentras contenidos interesantes, están en inglés".

En fases posteriores, se contempla la posibilidad de ofrecer los cuentos digitales en más idiomas, incluso en lenguas nativas como el guaraní, que se habla en Paraguay, entre otros países. Otra diferenciación de estas publicaciones infantiles es que los cuentos no tienen siempre los mismos personajes porque "me gusta la diversidad, los contrastes..." con el fin de incidir aún más en esa educación en valores.

Servicios para instituciones

CuenTale.es también incluye postales digitales, que permiten contar historias, e igualmente se trabaja con contenidos exclusivos digitales de sensibilización para instituciones y organismos públicos o privados que precisan de materiales específicos para niños con el fin de educar en temas concretos.

En esta línea, ya se ha trabajado con el Ministerio de Educación de Paraguay, mediante el Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas, en la realización de materiales personalizados que permitan abordar y prevenir el abuso sexual infantil. "Trabajamos en unas claves que se trasladaron al cuento y, luego, del cuento se desprendieron diferentes guías tanto para padres como para docentes para abordar estos temas con los niños. El objetivo no es toma la tablet y lee esto, sino que yo me vinculo contigo, te leo este contenido, lo matizo y te acompaño en el aprendizaje". 

La intención de CuenTale.es es seguir avanzado en esta línea de negocio con el fin de trabajar con más entidades e, incluso, realizar contenidos para organismos locales tanto en España como en Latinoamérica porque esta iniciativa empresarial nació con vocación internacional y con el fin de establecer puentes entre ambos territorios. Incluso no se descarta trabajar con colegios planteando un uso híbrido porque el contenido de esta plataforma web también sería útil para la formación de los niños y niñas en las aulas no solo para esa educación en valores, sino que para enseñarles a hacer un uso responsable de la tecnología y saber elegir contenidos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.