Aragón

Aragón convoca subvenciones para prevenir los riesgos psicosociales en las empresas

Zaragoza

El departamento de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón ha convocado subvenciones para impulsar la prevención de los riesgos psicosociales en el trabajo a través de diversas acciones, algunas de ellas orientadas a empleados de actividades esenciales durante la pandemia como los supermercados, el pequeño comercio, el sector sociosanitario o las agencias de viajes.

La convocatoria, que se publica hoy en el BOA (Boletín Oficial de Aragón), está dirigida a empresas aragonesas, entidades sin ánimo de lucro y la universidad, que pueden solicitar hasta el próximo 13 de julio estas ayudas, dotadas con 100.000 euros.

El objetivo es evitar riesgos laborales como el estrés, la fatiga, la violencia psicológica o el acoso laboral, que pueden afectar al desarrollo de la tarea y la salud del trabajador, y que están directamente relacionados con la organización, el contenido y la realización de la actividad laboral.

La actual convocatoria está dirigida a estudiar los factores de riesgo psicosocial de los trabajadores de empresas de la construcción, y al desarrollo de un programa con medidas que mejoren las condiciones de trabajo y beneficien la promoción de la salud de los empleados y empleadas de supermercados, grandes superficies, pequeño comercio, sector sociosanitario o agencias de viaje.

Además, contempla ayudas para desarrollar redes multidisciplinares que conecten a grupos de investigación, agentes sociales y empresas para instaurar una cultura preventiva permanente de estos riesgos en el medio laboral, y elaborar un programa de prevención de la violencia y el acoso en el trabajo.

Según explican desde el Departamento de Economía, durante la pandemia, los efectos del coronavirus en el ámbito laboral han repercutido tanto en el tejido empresarial como en la salud de las personas trabajadoras.

En esta línea, explican que la suspensión de actividad y de empleos o las restricciones o medidas de seguridad, que en determinadas ocasiones han obligado a cambiar el lugar de trabajo habitual por el familiar, han provocado inseguridad, ansiedad y estrés laboral, llegando incluso a afectar al bienestar de la familia y a las relaciones en el centro de trabajo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin