Aragón

Pastas Romero acomete la última fase de su nueva fábrica tras invertir 20 millones

Zaragoza

La empresa de pastas alimenticias está acometiendo la última fase de Romero 2, su segunda fábrica, que ha supuesto una inversión de 20 millones de euros. La compañía aragonesa prevé crecer en producción y facturación en torno a un 14%, además de reforzar su presencia en los mercados exteriores.

Pastas Romero mantiene buenas perspectivas para este año 2021 tras cerrar un 2020 con un incremento del 8% en ventas, un crecimiento de la producción de casi un 10% hasta llegar a las cerca de 60.000 toneladas, registrar una facturación total de 37,5 millones de euros y aumentar plantilla, pasando de 87 a 100 empleados entre personal fijo y eventual.

La empresa, con sede en la localidad zaragozana de Daroca, prevé un incremento de la facturación y producción de entre el 12% y el 14% para este año 2021. La compañía, que comercializa sus productos tanto en España como en más de 30 países en el extranjero, también contempla una buena evolución en los mercados exteriores, que van a ser claves.

Pastas Romero espera continuar creciendo y reforzar su presencia en los mercados exteriores, gracias a los contratos cerrados en Europa, en concreto, en Francia y el Sur de Alemania, según han confirmado a elEconomista

Precisamente, en Francia, Pastas Romero está creciendo y acaba de empezar a trabajar con Lidl, estando previsto que, tras el verano, se comience también a operar con Carrefour Francia. Los acuerdos alcanzados y la evolución de los mercados exteriores harán que las exportaciones se eleven, estimándose que pasarán del 20% al 25% sobre el total de ventas.

Pastas Romero está inmersa en acometer la última fase de Romero 2, su nueva fábrica que comenzó a construirse en 2017 y que ha supuesto una inversión de 20 millones de euros hasta la fecha. En concreto, ahora se está trabajando en la zona de paletizado automática. La planta cuenta con 10.000 metros cuadrados de superficie, teniendo capacidad para ampliarse en 5.000 metros cuadrados más en el futuro. Con su puesta en marcha, se ha incrementado la capacidad de producción en un 30%.

En 2021, la empresa también contempla ampliar su cartera de productos que, en la actualidad, está formada por más de 90 variedades con su marca principal. La compañía -que es el cuarto productor nacional de pastas alimenticias-, contempla la ampliación de su gama de productos sin gluten, así como las referencias de cocción rápida.

Estos nuevos productos se suman a los últimos lanzamientos que ha realizado entre los que se encuentran las espirales de espelta integral ecológica, que es una pasta más fácil de digerir que la elaborada con trigo común y más rica en carbohidratos, vitaminas, proteínas y fibra. Otros lanzamientos han sido dos variedades de pasta de sabores naturales bajo el nombre de 'Sabore' La Pasta que sabe.

La empresa familiar Pastas Romero comenzó su actividad en Daroca hace casi 100 años. Hoy en día cuenta con diferentes líneas de productos como Clásica, Premium, Pasta Al Bronce, Sin Gluten y Harinas y Rebozados, entre otras. Está presente en le mercado con sus marcas propias Pastas Romero, Da Roca y Mi Pasta y marcas para terceros. La empresa produce en la actualidad 400.000 kilos diarios en una fábrica de 50.000 metros cuadrados.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.