Aragón

Trabajadores de la funeraria Servisa irán a la huelga si la empresa no les repone sus condiciones laborales

Zaragoza

Los 38 trabajadores de la funeraria Servisa Zaragoza han anunciado que irán a la huelga si la empresa no les repone sus condiciones laborales. En concreto, ya han presentado un calendario de protestas que empezará el 20 de abril con una joranda de paro y con una concentración, a las 10.00 horas, frente a las oficinas de Ocaso --compañía de seguros con inversión en esta empresa--, situadas en la calle Coso, 24, de la capital aragonesa.

Según han explicado desde Comisiones Obreras (CCOO), la empresa ha recortado casi el 30 por ciento de las retribuciones anuales de los empleados de la funeraria. Este proceso empezó cuando, hace unos meses, los delegados de personal propusieron a la dirección de la compañía negociar un convenio colectivo para reflejar las condiciones laborales que se habían ido recogiendo en acuerdos anuales que había suscrito.

"Su único objetivo era tener un marco de relaciones y de condiciones de trabajo estables, pero se encontraron una respuesta hostil de la empresa: anuló todos los acuerdos colectivos que regulaban las condiciones económicas, eliminando pluses, complementos y gratificaciones, provocando una reducción salarial de casi el 30 por ciento", ha asegurado el secretario de Acción Sindical de CCOO Construcción y Servicios de Aragón, Mariano Álvarez Pina.

Las condiciones de la plantilla de Servisa, como las de casi todas las funerarias de Aragón, se rigen por un preacuerdo de la comisión negociadora del convenio de pompas fúnebres de la comunidad autónoma que se tuvo que judicializar para que las empresas asociadas a la patronal del sector las cumplieran. También por los acuerdos colectivos sobre materias concretas que la representación legal ha ido firmando año tras año desde entonces.

CCOO ha criticado a las empresas funerarias que trabajan con unos márgenes de beneficios "estratosféricos" y se niegan a regular las condiciones laborales de sus plantillas, manteniendo un marco de relaciones laborales desregulado. "Así, estrangulan las economías de las familias de su plantilla con una reducción salarial sonrojante", ha afirmado Mariano Álvarez Pina.

Por todo ello, la plantilla junto con la representación sindical han decidido iniciar un calendario de movilizaciones, con un paro el día 20 que irá acompañado de una concentración frente a las oficinas de Seguros Ocaso, ubicadas en la calle Coso de Zaragoza, y que continuará hasta que la dirección de la empresa no se siente a negociar un marco de relaciones laborales "justo y equitativo".

Si no hay avances, los trabajadores seguirán realizando paros, los siguientes los días 27 y 29 de abril, y no descartan finalmente ir a una huelga indefinida.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin