Aragón

El convenio de obras y servicios en barrios rurales del Ayuntamiento y la DPZ tendrá 4 millones anuales

Foto cedida por Daniel Marcos.
Zaragoza

El convenio entre la Diputación de Zaragoza (DPZ) y el Ayuntamiento de la capital aragonesa para los barrios rurales tendrá una dotación de 4 millones de euros anuales durante el periodo 2021-24 a cargo de la institución provincial no solo para realizar obras, sino también para la prestación de distintos servicios de los que se beneficiarán el resto de municipios zaragozanos.

Este convenio se firmará dentro de unas semanas una vez que la DPZ haya aprobado, en su pleno del próximo mes de abril, la incorporación de los remanentes de tesorería a su presupuesto de 2021.

Como paso previo, el presidente de la Diputación de Zaragoza (DPZ), Juan Antonio Sánchez Quero, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, han firmado el protocolo para formalizar el nuevo convenio de colaboración en materia de equipamientos e infraestructuras en los barrios rurales de la capital aragonesa y de coordinación en la prestación de servicios para la provincia.

El convenio contemplará la aportación de 3 millones de euros anuales por la DPZ entre 2021 y 2024, ambos inclusive, para los barrios rurales y otro millón más para la prestación de servicios en el resto de municipios de la provincia, lo que supondrá un montante total de 16 millones de euros.

Sánchez Quero ha detallado que la partida de los barrios rurales se distribuirá de forma "objetiva" por el Plan unificado de subvenciones de modo que el 40 por ciento será un fijo para los barrios rurales y el otro 60 por ciento se repartirá en función del número de habitantes.

Ha contado que se incrementa un millón más de euros porque la DPZ recibirá una serie de prestaciones de servicios por el Ayuntamiento de Zaragoza como el servicio integral de extinción de incendios en la comarca de Zaragoza y el municipio de La Muela; se acogerán en el Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) a los perros sin dueño de la provincia de Zaragoza; y se permitirá llevar los residuos generados en los 292 municipios de la provincia al Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ) para cumplir con la obligación legal de reciclar, al menos, el 50 por ciento de los desechos generados.

Obras pendientes

Este preacuerdo contempla la prórroga del convenio anterior hasta diciembre de 2023 para terminar las 24 actuaciones pendientes en 13 barrios rurales, que ya está aprobado en el Consejo Territorial de Alcaldes y no se han podido llevar a cabo por "motivo de presupuestos", ha dicho Sánchez Quero. Ha asegurado que se garantiza las ejecución de las 24 obras pendientes en 13 barrios rurales que suman 9,6 millones de euros.

Además, el protocolo establece que la DPZ y el Ayuntamiento de Zaragoza financiarán al 50 por ciento los incrementos que puedan producirse en el coste total de las obras respecto a la cantidad que se comprometió a aportar la Diputación de Zaragoza, estimados en la actualidad, en unos 4,6 millones de euros.

Al respecto, Sánchez Quero ha detallado que el convenio compromete a ambas instituciones a finalizar las obras pendientes, realizar infraestructuras, equipamientos y prestar servicios. "Tanto el Ayuntamiento como la Diputación de Zaragoza nos comprometemos a en la necesidad de colaborar mutuamente con todos los vecinos de la provincia y este convenio permitirá seguir hasta el 2024 con la prórroga automática si no se denuncia por ninguna de las partes".

Sánchez Quero ha comentado que la DPZ colabora con el Ayuntamiento de Zaragoza desde hace más de 28 años cuando se firma el primer convenio entre el entonces alcalde, Antonio González Triviño, y el presidente de la Diputación de Zaragoza, Pascual Marco.

"Histórico y funcional"

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha contado que se ha hecho un trabajo "excepcional" por el Gobierno municipal de coalición PP-Ciudadanos y el convenio es "histórico" con el objetivo de solucionar los problemas de los vecinos.

La colaboración institucional es "clave", ha dicho Azcón. "Todo lo que sea cooperar es solucionar problemas que es la razón de ser de las personas que estamos en política".

En declaraciones a los medios de comunicación, Azcón ha aseverado que "es el mejor de los convenios y es histórico no solo por la cuantía, sino por la perdurabilidad que contiene, ya que nace con vocación de que pueda continuar en los próximos años".

Asimismo, ha apreciado que es "fundacional" porque no solo se habla de obras sino de prestación de servicios y es la primera vez que ocurre entre ambas administraciones. "A partir de ahora empieza una nueva etapa en la prestación de servicios públicos", ha enfatizado.

Para Azcón, la eficacia y eficiencia tienen que tenerse en cuenta para prestar mejores servicios y es una apuesta "inteligente" porque se puede ayudar entre ambas instituciones con un convenio que inicia un camino en la realización de obras y prestación de servicios públicos y que avanzará en los próximos años.

Fuerza del municipalismo

El alcalde ha destacado que este convenio "mejora en casi un 90 por ciento" las cifras económica del que se firmó en el mandato anterior, y ha argumentado que son 4 millones anuales, hasta alcanzar los 16 millones en total con una parte importante de las obras del anterior convenio lo que supondrá superará los 20 millones de euros en los próximos años.

Para Zaragoza, la provincia y Aragón este protocolo "es importante porque se entiende la colaboración en territorios de amplia extensión y abre una cooperación con la capital de Aragón que quiere ser impulsora del desarrollo socioeconómico del valle del Ebro". Solo teniendo en cuenta la fuerza del municipalismo, solo desde esa fortaleza y convicción se puede hacer un convenio como este", ha subrayado Azcón.

Antes de concluir, el regidor ha recalcado que el objetivo fundamental es solucionar los problemas de los vecinos y cuando se firme el convenio en unas semanas será el "pistoletazo de salida para solucionar esos problemas de los vecinos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin