Aragón

Las empresas aragonesas se mueven para captar fondos europeos: presentan proyectos con una inversión de más de 1.200 millones

Zaragoza

Estos proyectos permitirán la creación de más de 6.000 puestos de trabajo directos. Unas cifras que se elevan si se tienen en cuenta los proyectos PERTE, que suman más de 3.000 millones de euros de inversión y 30.000 empleos.

Son cifras que siguen vivas, crecen de forma progresiva y se prevé que sigan aumentando con el fin de poder captar en la comunidad aragonesa el mayor volumen de los fondos europeos del plan Next Generation anunciados por la Unión Europea y dentro del que España percibirá una dotación de 140.000 millones de euros para acelerar la recuperación económica.

La comunidad aragonesa ha presentado ya más de 160 proyectos de los que 105 han sido remitidos a través de la nueva oficina que ha sido puesta en marcha por CEOE Aragón. Estos proyectos suponen "una inversión de más de 1.200 millones de euros a nivel regional de pequeñas, medianas y grandes empresas", según explica Jesús Arnau, director general de CEOE Aragón, a elEconomista

Estos proyectos tendrán un impacto también en el empleo, estimándose la generación de más de 6.000 puestos de trabajo. Unas cifras que todavía son mayores si se tienen en cuenta los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), alcanzando una inversión de más de 3.000 millones de euros y un impacto en el empleo de más de 30.000 puestos de trabajo.

Aunque hay proyectos de prácticamente todos los sectores de actividad es el de agricultura, ganadería y la agrolimentación el más dinámico, concentrando el 24% de los proyectos, seguido del área del plástico, papel y residuos, que supone algo más del 12%. Un porcentaje que es similar en el caso de la logística y el transporte. "Son los tres más dinámicos".

En relación a las líneas de inversión englobadas en Next Generation, la mayoría de los proyectos están relacionados con la economía circular, que "es la más demandada con el 41% de los proyectos", seguida de la digitalización con el 27%.

"Para nosotros es importante captar el mayor número de fondos y que las empresas de Aragón estén lo mejor preparadas para captar el máximo volumen de fondos", incide Jesús Arnau, para lo que incide en la labor importante que hay que realizar para asesorar a las empresas y que los proyectos que concurran sean sólidos. "Estamos en plena fase de ebullición y actividad. Nos jugamos mucho".

Y con este objetivo de informar, orientar y asesorar se ha puesto en marcha a través de CEOE Aragón una oficina específica con cuatro profesionales para atender las necesidades de las empresas, que permanecerá abierta "mientras sea necesaria. La clave es estar informados".

La oficina continúa con la actividad que ya comenzó en julio del año pasado cuando "empezamos a trabajar muy coordinadamente con el Gobierno de Aragón en el tema de los fondos europeos para la resiliencia. Hemos hecho una labor proactiva porque entendemos que hace falta mirar iniciativas de inversión que pueda haber en Aragón y alinearlas con las exigencias que nos marcan desde Europa de acuerdo con los planes europeos para la recuperación y la resiliencia".

Fruto de este trabajo también fue la jornada celebrada en septiembre en la que se presentaron algunos proyectos tractores de empresas aragonesas para darlos a conocer y, "a partir de ahí, tratar de dinamizar el mayor número de proyectos. Lo ideal es cuadrar oferta y demanda, que las convocatorias que se vayan a poner en marcha estén lo más alineadas posible con la normativa europea y las posibles inversiones empresariales".

La oficina está dirigida a todas las empresas aragonesas, con independencia de su tamaño y sector de actividad en el que operen, que tengan interés en estos fondos. A través de ellas pueden acceder a toda la información relacionada y que la organización estatal tiene a través de CEOE estatal, su oficina en Bruselas y en la propia CEOE Aragón, aparte de la recibida por los canales institucionales.

Entre las principales demandas de las empresas está tanto el asesoramiento como la orientación, así como apoyo para la elaboración de los proyectos europeos, trabajando de manera personalizada e individualizada. "Hay mucha desinformación porque se van generando expectativas y todavía no están las convocatorias".

"Todavía hay tiempo" para preparar y presentar más proyectos para captar estos fondos europeos que, además y salvo que haya alguna modificación, permitirían también cubrir gastos de ingeniería o estudios previos, entre otros, que hayan sido realizados partir de febrero del año 2020.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.