Aragón

Aragón destina 7,9 millones en ayudas a las empresas de transporte interurbano de viajeros por carretera

Zaragoza

El director general de Transportes del Gobierno de Aragón, Gregorio Briz, ha presentado las ayudas que se concederán al sector del transporte de viajeros por carretera, que ascienden a 7,9 millones de euros, según se recoge en el Decreto ley 12/2020 sobre medidas urgentes y extraordinarias para el impulso de la Estrategia aragonesa para la recuperación social y económica aragonesa, en el ámbito del transporte público regular interurbano de viajeros de uso general por carretera.

Esta cuantía del citado Decreto ley, que se ha publicado este jueves en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), se suma a otras concedidas a lo largo del año hasta alcanzar los 13,5 millones de euros.

En rueda de prensa, Gregorio Briz ha detallado que el reparto de estos 7,9 millones de euros de recursos con fondos propios del Gobierno de Aragón supondrá destinar 5,5 millones de euros para las empresas de transporte aragonesas de expediciones interurbanas autonómicas; otros 1,1 millones para las que realizan expediciones estatales y cerca de 1,2 millones será para el Consorcio de transportes del área de Zaragoza.

Briz ha recordado que además de estas medidas el esfuerzo "ha sido mayor" porque con las ayudas ya otorgadas a lo largo de este año se alcanzará la cifra total de ayudas de 13,5 millones. En este sentido, se han dado 2 millones de euros en contratos programas, de los que el 60 por ciento han sido para gastos fijos de las empresas durante el estado de alarma, junto a otros 2,2 millones para atender los déficits de 2019; y otra subvención extraordinaria de marzo a junio de 1,3 millones de euros.

Ha abundado que la finalidad es la viabilidad de las empresa, asegurar la movilidad como derecho público fundamental, mantener el empleo y que haya un contexto adecuado para que las empresas puedan hacer frente a la modernización del transporte aragonés.

Sobre el decreto ha explicado que se ha buscado autorizar una tramitación de subvención de concesión directa para apoyar al sector del transporte, que "pasa por una situación muy delicada, es un servicio público y permite desarrollar el derecho a la movilidad".

Cambio de hábitos

Briz ha justificado la necesidad de este decreto porque la crisis sanitaria ha llevado a una situación --desde marzo hasta finales de año-- con alteraciones "importantes", en las que las operaciones ordinarias han sufrido variaciones y también la demanda de usuarios por la limitación normativa de las Comunidades Autónomas y del Gobierno central para cumplir las medidas sanitarias que han conllevado reducción de la movilidad y los aforos en los medios de transporte.

Los hábitos de la ciudadanía han variado al imponerse el teletrabajo, que ha afectado a transporte discrecional y especial provocando que los servicios hayan ido a mínimos, ha descrito. Ha agregado que los datos apuntan a que en la actualidad está en un 75 por ciento la prestación de servicios; mientras que la demanda de viajeros es de un 32 por ciento sobre 2019, y ha llegado a situarse entre el 2 y el 3 por ciento durante el estado de alarma.

Estos datos han provocado alteraciones en los costes unitarios de producción de las empresas del sector, en el coste laboral y también una modificación de los servicios por las necesidades de realizar una mayor limpieza, instalar hidrogeles y establecer aforos, entre otras acciones.

Ante esta situación la administración pública ha adoptado iniciativas que se recogen en la Estrategia aragonesa de recuperación social y económica para impulsar las medidas "aprobadas por todos" y entre las que se ya se preveía lo que ha ocurrido. Para paliarlo ha habido que reforzar el transporte público mediante ayudas para solventar el déficit de las empresas y el objetivo es que las empresa supervivan y el empleo se mantenga; además de preservar el derecho de la ciudadanía al a movilidad, ha reiterado el director general.

También se toman medidas urgentes para que las empresas "tengan buena salud" y estén en buen estado económico y corporativo para enfrentarse al mapa concesional del próximo año. "Queremos que las empresas aragoneses estén en buen estado de viabilidad económica", ha asegurado Gregorio Briz.

Al respecto, ha observado que el actual modelo concesional está "obsoleto" y ha abogado por crear una economía de escala con servicios más racionalizados para buscar la "eficiencia" y que puedan hacer frente al nuevo mapa concesional, del que ha avanzado que se revisarán los precios y la demanda que redundará en beneficio de todos los empresarios, la administración y los ciudadanos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin