Aragón

Un juzgado de Zaragoza condena a Wizink por usura en una tarjeta revolving

Zaragoza

El Juzgado de Primera Instancia de Zaragoza ha condenado a Wizink, anteriormente Cepsa, por usura, teniendo que devolver a un cliente de Zaragoza las cantidades abonadas que exceden del capital prestado al haberse aplicado intereses abusivos en una tarjeta revolving.

El cliente zaragozano tenía un contrato desde el año 2011 y se aplicaban una TAE del 27,24%, que ha sido considerada como abusiva. Según ha explicado la persona afectada, la tarjeta revolving se comercializó por teléfono, sin que se le dieran explicaciones de en qué consistía, cómo se devolvía la deuda o los intereses que se aplicaban.

La persona aceptó la tarjeta porque, de acuerdo con sus declaraciones, necesitaba el dinero y consideró que podía ser una salida perfecta a su situación. Sin embargo, tras comenzar a hacer frente al crédito dispuesto a través de una cuota fija mensual, se dio cuenta de cómo esa cuota mensual prácticamente se duplicaba por los intereses que se le estaban aplicando.

La clienta empezó a tener problemas para pagar, aparte de no lograr que la deuda disminuyera ante lo que empezó a recibir llamadas de forma continuada, "incluso acosándome telefónicamente", ha apuntado.

Reclama por Mí, plataforma especializada en la defensa del consumidor que se ha encargado de la defensa de este cliente de Zaragoza, ha explicado tras conocerse la sentencia que los intereses usurarios que las entidades aplican en las tarjetas revolving hacen que la deuda contraída no deje de crecer por mucho que se abonen las cuotas.

Esto hace que el pago del crédito se convierta en inasumible, prolongándose la deuda durante décadas. Además, incluso, la persona afectada recurre a contratar un nuevo crédito para pagar el anterior, entrando así en un bucle de deudas.

Las tarjetas revolving son comercializadas por entidades financieras e, incluso, por compañías muy conocidas (centros comerciales, agencias de viajes, tiendas de mueble o ropas o grandes almacenes, entre otras), pero asociadas a entidades o bancos. "Encierran los mismos peligros que cualquier crédito de este tipo", ha añadido Javier Moyano, CEO de Reclama por mí. Son tarjetas que, en general, presentan una TAE superior al 24%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin