Aragón

Sólo el 3,15% de las empresas aragonesas utiliza la factura electrónica

Zaragoza

Las empresas de la comunidad aragonesa siguen sin apostar por la utilización de la factura electrónica. Fue la opción empleada por el 3,15% de las compañías el año pasado. Un porcentaje que refleja un avance en su implantación, puesto que en 2018 tan solo eran empleadas por el 0,91% del tejido empresarial. 

Pese a este aumento interanual, Aragón es una de las autonomías en las que las empresas menos emplean la factura electrónica. La comunidad ocupa la posición 12 dentro del ranking en España, que está encabezado por las empresas de la Comunidad de Madrid con el 24,99%, Comunitat Valenciana con el 11,48% y Cataluña con el 8,58%, según los datos del Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2019, facilitados a elEconomista.es

Por delante de Aragón también se sitúan Andalucía con el 8,26%; Castilla y León con el 7,04%; La Rioja con el 5,43%; Navarra con el 5,33%, País Vasco con el 4,86%, Murcia con el 4,57%, Galicia con el 4,48% y Castilla-La Mancha con el 3,29%.

Dentro de Aragón, las empresas de Zaragoza son las que más emplean la factura electrónica con el 2,09%, seguida de Huesca y de Teruel con el 0,73% y 0,33%, respectivamente.

Aragón es también una de las comunidades que registra un menor volumen de emisión de facturas electrónicas, que se sitúa en el 2,21% en 2019. Un porcentaje que, además, supone un retroceso en comparación con el ejercicio de 2018, año en el que se situó en el 4,47%.

La tendencia en la utilización de la factura electrónica contrasta con la evolución que se ha producido en el conjunto del país, donde de media se ha experimentado un crecimiento del 13% en 2019, así como con el empleo en otras autonomías como Madrid que, con el 36,69%, lidera el ranking dentro de España en volumen de emisión.

Tras ella, se sitúa Cataluña con el 28,93%, Andalucía con el 9,17% y Valencia con el 4,94%. También están por delante de Aragón, por volumen de emisión, otras autonomías como País Vasco con el 4,26%, Cantabria con el 2,87%, Galicia con el 2,46% y Canarias con el 2,40%.

Por provincias y siguiendo atendiendo al criterio de volumen de emisión, Zaragoza es la que concentra el mayor porcentaje dentro de Aragón con el 2,16%, seguida de Huesca con el 0,04% y de Teruel con el 0,02%. Ninguna de ellas forma parte del Top 10, que está encabezado por Madrid, Barcelona y Cantabria.

Recepción de facturas

En cuanto al volumen de recepción de facturas electrónicas, Aragón es la décima autonomía con el 2,16% en 2019 frente al 2,19% de 2018, lo que supone un ligero descenso. La comunidad aragonesa se sitúa por detrás de la Comunidad de Madrid con el 29,22%, Cataluña con el 24% y Andalucía con el 8,13%, que encabezan este grupo, entre otras.

Zaragoza es la provincia principal receptora de las facturas electrónicas dentro de Aragón con el 1,99%, seguida de Huesca y Teruel con el 0,12% y el 0,04%, respectivamente.

Si se atiende al volumen de empresas y a la recepción de las facturas, Aragón pasa a ocupar la octava posición con el 4,19% en este ranking de España, que está encabezado por Madrid, Cataluña y Andalucía con el 18,62%, 16,65% y 9,02%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.