Aragón

La Mesa del Pollo de la Lonja del Ebro mantiene los precios ante la crisis del Covid-19

Zaragoza

La Mesa del Pollo de la Lonja del Ebro ha mantenido los precios desde el 16 de marzo, primer lunes en el que se puso en marcha el decreto de estado de alarma, y ha deseado que se pueda seguir haciéndolo "por más tiempo".

Así lo señala el último Boletín Informativo de la Mesa del Pollo, publicado por La Lonja del Ebro, que además habla sobre el consumo de la carne de ave durante la crisis del Covid-19.

"Somos conscientes de que un producto como es el pollo sigue siendo de los más demandados por parte de todos los consumidores y queremos sumarnos de esta manera a todas las muestras de solidaridad que vienen teniendo lugar en nuestro país desde la llegada del Covid-19 a nuestro país".

Además, en la publicación se garantiza que todas las empresas del sector que componen la Mesa del Pollo cumplen con todas las medidas de seguridad para trabajadores y consumidores decretadas por el Gobierno de España, Ministerios y resto de Administraciones.

"No podemos olvidarnos del trabajo que siguen llevando a cabo los ganaderos, agricultores y resto de trabajadores del sector primario que sirve para garantizar que los alimentos sigan llegando a nuestras mesas". En este punto, la Mesa del Pollo ha agradecido la labor realizada por el personal de los centros sanitarios, el de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el del Ejército, transportistas y el del resto de colectivos que continúan desarrollando su labor para mitigar esta situación sin precedentes.

Incremento consumo de pollo

El Boletín Informativo de la Mesa del Pollo también se hace eco de los datos de la Asociación Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo, Propollo, para señalar que durante la primera semana del anuncio del confinamiento se ha experimentado un incremento en el consumo de estas aves de entre un 10 y un 15 por ciento con respecto a la semana anterior.

Propollo ha indicado que este aumento de la demanda ha sido respondido con normalidad por parte del sector avícola, ya que ha coincidido con una caída en la venta a hoteles y restaurantes, ya que con el estado de alarma sólo sirven alimentos a domicilio.

Desde la inteprofesional esperan que en los próximos días baje la curva de demanda, y se entre en una situación de más estabilidad en cuanto a cantidades solicitadas por el mercado. Según explican desde Propollo, están en constante comunicación y coordinación con la cadena de valor agroalimentaria para responder a esta situación excepcional.

Propollo suma más de 65 empresas asociadas, más de 5.000 granjas y más de 65.000 empleos directos. Afirman también que el sector avícola español tiene fuerza, estructura y organización para responder con garantía a esta situación y que no se ha experimentado demanda internacional significativa.

Además, más de 10.000 veterinarios trabajan para mantener el abastecimiento y la seguridad alimentaria durante el estado de alarma.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.