Aragón

El 44,6% de los hogares de Aragón reconoce tener dificultades para llegar a fin de mes

Zaragoza

Un total de 239.769 hogares en la comunidad aragonesa asegura tener algún tipo de dificultad para llegar a fin de mes. La cifra ha crecido un 11,8% en comparación con el año anterior. Además, el 4,1% de los hogares afirma muchas dificultades para finalizar el mes.

El número de hogares que tienen alguna dificultad para llegar a fin de mes está creciendo en Aragón. La Encuesta de Condiciones de Vida (ECV), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja que el 44,6% de los hogares en Aragón tiene algún grado de dificultad para llegar a fin de mes.

Este porcentaje supone que de los 537.600 hogares que se contabilizan en la Encuesta Continua de Hogares (ECH), un total de 239.769 de los hogares en la comunidad aragonesa reconoce atravesar dificultades económicas en el día a día.

Dentro de estos hogares, no todos tienen los mismos problemas. Por ejemplo, el 28,6% afirma llegar a fin de mes "con cierta dificultad", mientras que el 11,9% lo hace "con dificultad" y el 4,1% "con mucha dificultad".

El porcentaje del 44,6% de hogares que atraviesa dificultades económicas en Aragón ha crecido el 11,8% en comparación con el año 2018, cuando se situó en el 32,8%, según se recoge en el informe 'Un empleo contra la exclusión', que ha presentado la Fundación Adecco.

Este incremento se explica porque el crecimiento de las variables macroeconómicas como el PIB no conlleva necesariamente una reducción de la pobreza, ya que estas dimensiones no miden el bienestar social real.

Determinados colectivos o segmentos de la población que son tradicionalmente más vulnerables no se están beneficiando en el corto plazo del crecimiento económico "y se convierten en víctimas de la brecha social", según ha indicado Francisco Mesonero, DG de la Fundación Adecco.

Para el directivo, la herramienta para combatir estas dificultades económicas en los hogares y la desigualdad social es el empleo sostenible, impactando en la calidad de vida, la seguridad y salud de las personas, que sí son indicadores de bienestar social.

El principal reto, según el informe, está en las personas con discapacidad y los mayores de 55 años parados de larga duración para que puedan acceder al mercado laboral y consolidarse en el mismo.

Un objetivo en el que las empresas, como generadoras de empleo y riqueza en el país, deben implicarse en este reto. "Ha de estar en la agenda de todas las compañías que, alineándose con la erradicación de la pobreza marcada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), apuesten por políticas de Diversidad & Inclusión que eliminen la discriminación en los procesos de selección y valoren la diferencia como elemento enriquecedor y de competitividad".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0