Aragón

Alot Metal cumple 50 años reforzando su liderazgo internacional

Zaragoza

Alot Metal celebra su 50 aniversario apostando por la modernización y digitalización de sus procesos productivos. La empresa -especializada en calderería pesada, corte y transformación de chapa-, sigue creciendo en el mercado nacional, que se ha recuperado con el auge de las energías renovables, además de reforzar sus ventas en el exterior y abrir nuevos mercados como los Países Nórdicos.

Con un taller puesto en marcha por un autónomo. Así empezó la actividad de Talleres Alot, que este año 2020 celebra su 50 aniversario. Una fecha que constituye todo un hito en esta empresa familiar -se encuentra en segunda generación-, que ha conseguido convertirse en una pyme con 50 trabajadores, que factura 4,5 millones de euros y que cuyas exportaciones prácticamente duplican la media del sector. "El balance es positivo", ha afirmado Mar Alot, directora general de Alot Metal, y cuyo padre puso en marcha el taller, a elEconomista.es

La celebración de estos 50 años marca un antes y un después en esta empresa especializada en corte y transformación de chapa y en calderería pesada, llegando a fabricar piezas de calderería únicas y de grandes dimensiones -pueden alcanzan las 64 toneladas-, para sectores como el agrícola, ferroviario, industria, aeronáutico u obras públicas, entre otros muchos, pudiendo realizar piezas terminadas, es decir, "llave en mano".

Una etapa en la que la empresa afronta cambios con el fin de modernizarse y adaptarse a los nuevos tiempos. "Aprovechando el 50 aniversario, nos planteamos nueva imagen que refleje la experiencia que tenemos y nuestra modernización, pasando de llamarnos Talleres Alot a Alot Metal".

Esta transformación también se está llevando a cabo con el proyecto de digitalización, en el que se cuenta con la colaboración de ITAINNOVA, "para ver si lo podemos automatizar y optimizar las nuevas máquinas que compramos en 2018" para ser más eficientes y competitivos.

"El sector del metal es primario y se puede trabajar sin modernizar, pero nos lo hemos planteado y apostamos por ello". El objetivo es así seguir siendo una de las caldererías de referencia en Europa y en el mundo y adaptarse a las nuevas exigencias y conectar con un mercado global.

La empresa, que tiene una nave de 18.000 metros cuadrados y una campa de 6.000 metros cuadrados en Alfajarín (Zaragoza), está reforzando además su presencia en los mercados exteriores, que "no son fáciles para una compañía del sector del metal". Entre los principales mercados se encuentran Francia -es el principal-, aunque también se realizan exportaciones a Alemania, Bélgica, Austria o Canadá, entre otros. El siguiente paso es abrir Finlandia y los Países Nórdicos.

Alot Metal cerró el año 2019 con una exportación del 48%, porcentaje que se sitúa por encima de la media del sector que fue del 25%. Las ventas al exterior de la empresa, que ha sido Premio Exportación 2018, han llegado a alcanzar el 80% en los años de crisis económica -de media se exporta entre el 60% y el 70%-, aunque ahora también están creciendo las ventas en el mercado nacional. "En 2019, hemos vendido más en España por las energías renovables", sobre todo, ante la mayor demanda de las carcasas de generadores de placas solares.

La empresa ha cerrado el año 2019 con una facturación de 4,5 millones de euros. Una cifra que ya alcanzó en 2018 y que ha conseguido mantener el pasado ejercicio. En comparación con el año 2017, se ha producido un incremento de dos millones. La previsión es seguir creciendo dentro de un contexto de incertidumbre y de desaceleración económica, gracias a las diferentes áreas de actividad que desarrolla y la presencia en mercados exteriores. "Siempre miramos hacia adelante con la intención de crecer".

La empresa tiene una plantilla formada por 50 trabajadores, aunque no se descarta ampliarla. "Siempre tenemos problemas de contratación porque no hay profesionales. Estamos con un proyecto de FP Dual para que se queden, pero siempre tenemos más demanda", sobre todo, de perfiles de calderería. "Tenemos que enseñarles nosotros haciendo cursos". Una apuesta por la formación con la que también se quiere captar talento femenino.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.