Aragón

Vitalia Zaragoza ofrecerá consulta de counselling para ayudar a los mayores en sus crisis emocionales

Blanca Fernández-Galiano, experta en counselling
Zaragoza

El centro de día para mayores, a través de la experta Blanca Fernández-Galiano, trabajará las emociones por miedos, tristeza o rabia ante la pérdida de seres queridos y otras situaciones.

El centro de día para mayores de Vitalia Zaragoza ofrecerá más servicios para el cuidado y tratamiento de las personas mayores. La experta Blanca Fernández-Galiano, y gerente del centro, pondrá en marcha a partir del día 8 de enero la primera consulta de counselling de la red de franquicias para los seniors y sus familias a través de su web www.fernandezgaliano.es

El counselling es un método de psicoterapia basada sobre todo en la persona y en sus emociones. "Así como los psicólogos suelen trabajar sobre las conductas, los counsellors trabajan en las emociones de la persona, a través del autoconocimiento, de la observación, atención de las necesidades de la persona, de dónde vienen nuestros miedos, nuestra tristeza o nuestra rabia", ha explicado la experta.

En estos tratamientos se emplean distintas técnicas como son la Gestalt, PNL, análisis transaccional, escucha activa o la empatía, entre otras, con las que se trabaja para buscar la aceptación plena de la persona, sin juzgarla.

Por ejemplo, el counselling es efectivo para resolver situaciones de crisis emocionales, bien sea por pérdidas de un ser querido, de salud, de pareja, de trabajo, o para afrontar los miedos y sacar la rabia. Son situaciones que se viven a diario en los centros de día Vitalia.

La finalidad es así acompañar a la persona a que se produzca el cambio que quiera realizar para solventar el conflicto emocional, actitudes o maneras de relacionarse. Es decir, hacerse responsable de sus emociones y de su autonomía.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.