Aragón

La vivienda en Zaragoza vuelve a atraer a los inversores: el 31% compra para alquilar

Zaragoza

El 31% de las personas que adquieren una vivienda en Zaragoza lo hacen por inversión con el fin de comprar el piso y ponerlo en alquiler, obteniendo una rentabilidad que puede superar el 7%.

El escenario de bajos tipos de interés y la escasa o prácticamente nula rentabilidad de las inversiones en plazos fijos o depósitos para inversores conservadores, así como la presencia de productos de inversión más complejos con los que se adquiere una mayor rentabilidad, son factores que están favoreciendo que los inversores vuelvan a mirar al sector de la vivienda para sacarle un mayor rendimiento económico a sus ahorros.

Un hecho que también es posible porque los precios de la vivienda, a pesar de la recuperación que se ha producido tras las caídas registradas en el período comprendido entre los años 2007 y 2013, están estables y siguen registrando precios que son inferiores a los previos a la crisis.

Estos inversores no son grandes grupos internacionales, "son particulares que tienen un ahorro de, por ejemplo, 85.000 euros y ven que en su zona hay pisos que valían entre 180.000 y 200.000 euros y que, ahora, se pueden comprar por 80.000 euros. Lo compran para alquilar", según ha explicado Lázaro Cubero, responsable del Departamento de Análisis e Informes del Grupo Tecnocasa, a elEconomista.es

De hecho, el 74,55% compra sin hipoteca y suelen tener una edad de entre 25 y 44 años, además de ser de nacionalidad española (97,27%), contratación indefinida (46,15%) y nivel de estudios universitarios (56,6%).

El alquiler está ofreciendo en la actualidad atractivas remuneraciones, ya que se perciben unos 550 euros mensuales de media, lo que supone una rentabilidad de alrededor del 7% sin gastos y del 5% contando con gastos. Además, hay que tener en cuenta que el precio del alquiler ha subido un 6% este año.

Esta rentabilidad se ve favorecida, a su vez, por otro factor importante: la demanda del alquiler, que sigue en alza porque "en años anteriores había pisos vacíos, pero ahora hay menos pisos vacíos". Los más demandados son los de dos habitaciones, siendo el perfil predominante del inquilino el de los jóvenes con contrato indefinido en su mayoría.

Sin embargo, esta situación del mercado de alquiler de vivienda dista de la que se está produciendo en otras ciudades como Madrid o Barcelona. "Existen bastantes diferencias. La demanda en Zaragoza es inferior a la de esas capitales e, incluso, a la de Valencia", zona esta última en la que también hay más tensiones en el mercado por el interés de los extranjeros al ser una zona costera. No obstante, Zaragoza registra un mayor porcentaje de compra de vivienda para invertir en comparación con la media nacional: casi el 31% frente al 27% en el conjunto de España.

Comprar y vender

A pesar del 31% de compradores de vivienda como inversión, todavía la mayoría de los pisos se compran como primera residencia (60%) de los compradores, siendo personas -en general es perfil de vivienda usada-, que tienen una edad de entre 25 y 45 años, su contrato laboral es indefinido y adquieren el inmueble con hipoteca (tres de cada cuatro casos). Los pisos más demandados son algo más grandes, prefiriéndose los que tienen tres habitaciones (60%) con una superficie de entre 60 y 80 metros cuadrados (43%), con ascensor (66%). También destaca el colectivo de personas de entre 40 y 60 años (58%). Y, en cuento al precio, el 48,7% de los pisos cuesta menos de 75.000 euros.

El informe de Tecnocasa también pone de manifiesto que el precio de la vivienda se ha estabilizado, aunque en el primer semestre de este año todavía ha registrado un crecimiento, que ha sido del 8% en comparación con los seis primeros meses de 2018. Esto hace que el precio del metro cuadrado se sitúe en torno a los 1.300 euros.

El número de operaciones de compraventa, por el contrario, ha bajado alrededor del 9% en Zaragoza, de acuerdo con los datos del Ministerio de Fomento. Un hecho que "no es preocupante porque todavía se está por encima del volumen de ventas de 2017. El mercado se estabiliza. Es natural porque, tras la recuperación del precio, las cosas llegan a su fin y se estabilizan".

Un descenso en el que, de momento, no se observa un alto impacto de la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria, que sí podría reflejarse en el tercer trimestre de este año aunque, posteriormente, se prevé que el mercado vuelva a estabilizarse.

Perspectivas

Las previsiones de Tecnocasa para final de año y para el ejercicio de 2020 reflejan esa estabilización del mercado de la vivienda. "Sin alarmismo, pero se normaliza el mercado y no habrá crecimientos espectaculares", oscilando las compraventas entre las 7.000 y 8.000 operaciones.

No obstante, dentro de esta estabilización, para vender la vivienda es importante poner precio de mercado, ya que los propietarios tienden a forjar expectativas y a sobrevalorar algunas viviendas, pensando que el piso va a valer cada vez más. Una sobrevaloración que ser de entre el 20% y el 21%. "Las viviendas se tienen que ajustar al precio que realmente valen para lo que hay que acudir a profesionales y no hacerlo a nivel particular o por Internet".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0