Aragón

El 15,1% de los contratos firmados en Aragón requiere cambiar de provincia para trabajar

Zaragoza

En la comunidad aragonesa se han firmado más de 96.300 contratos para trabajar en otras provincias, lo que supone el 15,1% del total de la contratación. Un porcentaje que es superior a la media nacional, situada en el 14%.

La movilidad geográfica para trabajar crece en Aragón, observándose que el volumen de contratos que implica desplazarse ha aumentado un 3,8% en el último año, según los datos dados a conocer por Randstad -de acuerdo con los Datos Básicos de Movilidad publicados por el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), correspondiente al año 2018-, que apunta a la escasez de talento en algunos sectores como la principal causa que explica estas cifras.

En Aragón, se han contabilizado un total de 96.300 contratos que implican cambiar de provincia por motivos laborales, lo que supone el 15,1% de los contratos. La comunidad supera así en más de un punto porcentual la media española, que ha sido del 14% para el mismo período.

No obstante, dentro de la comunidad aragonesa, se observan algunas diferencias por provincias. Huesca es la que mayor tasa de movilidad registra dentro de Aragón con un 28%, aunque también cabe destacar que es la única provincia en esta autonomía que registra un saldo positivo entre los trabajadores que entran menos los que salen. Este saldo positivo es de 6.163 contratos.

Siguiendo con la comunidad aragonesa, Teruel es la segunda provincia con mayor tasa de movilidad con el 19,6%, ocupando también el segundo puesto por pérdida de trabajadores al producirse un saldo negativo de 2.179 empleados.

Zaragoza es la provincia aragonesa con menor tasa de movilidad -aún con todo es el 12,1%-, aunque es la que más trabajadores pierde porque arroja una diferencia negativa de 3.386 personas entre los trabajadores que entran menos los que salen.

La séptima con más movilidad

Dentro de España, Aragón se sitúa como una de las comunidades en las que más movilidad geográfica hay por motivos laborales. Las primeras posiciones son para Castilla-La Mancha con una tasa del 28,1%; La Rioja con el 26,3%; Castilla y León con el 18,6%; Andalucía y Murcia, ambas con el 15,5%, y la Comunitat Valenciana con el 15,3%.

Además, con crecimientos menos pronunciados, pero todavía por encima de la tasa media nacional, están la Comunidad de Madrid (14,6%), Galicia y Extremadura (ambas con 14,5%), Euskadi (14,4%) y Navarra (14,2%).

Por el contrario, por debajo de la media nacional se sitúan Baleares (12,9%), Catalunya (11%) y Cantabria (10,9%). Cierran la lista, Asturias con el 8,2% y Canarias con el 7,1%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.