Aragón

La clave para acabar con el síndrome postvacacional para siempre

Jesús Jiménez y María Ibáñez, directores del Centro Psicología e Introspección y autores del libro 'Aprende a resolver lo que te hace sufrir
Zaragozaicon-related

Septiembre es el mes en el que muchas personas vuelven al trabajo tras haber disfrutado de las vacaciones. Una época en la que es habitual que aparezca el denominado síndrome postvacacional -el 65% de las personas suele padecerlo-, que tiene diferentes manifestaciones en las personas según su intensidad, llegando incluso a presentar síntomas graves. Es una situación que muchos empleados viven año tras año y cuya duración varía en cada caso. Pero, ¿se puede decir adiós para siempre al síndrome postvacacional? La respuesta es clara: sí.

"Se puede acabar con el síndrome postvacacional si se va a la causa. Este síndrome se repite año tras año porque no se resuelve el problema", afirma María Ibáñez, directora junto con Jesús Jiménez, del Centro Psicología e Introspección y autores del libro 'Aprende a resolver lo que te hace sufrir', que se ha presentado en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Zaragoza, a elEconomista.es

"En vacaciones, se tienden a dejar los problemas", lo que hace que las personas no aborden esa "causa", que lleva a que el síndrome postvacacional se presente año tras año. Pero no es la única razón. Normalmente, las personas "no suelen saber esa causa. Todo el mundo quiere estar bien por lo que se decide más o menos de forma consciente resignarse", de manera que se tiende a soportar o a acostumbrarse a las cosas que le hacen sufrir, ha añadido Jesús Jiménez, quien incide en la necesidad de "localizar el problema y entenderlo" con el fin de poder actuar.

De esta manera, es clave detectar si el malestar es por el jefe, por un compañero, el horario de trabajo... "hay que ir a esa causa exacta y, una vez que se detecta el problema, se tiene que resolver con el compañero y consigo mismo, el jefe...", explica María Ibáñez.

Detectar este problema no siempre es fácil porque cada persona siente de manera diferente ante un problema. Además, con la crisis y con la situación actual del mercado de trabajo siempre habrá personas que sientan ansiedad por la precariedad, temporalidad...

Un motivo por el que siempre se debe hacer una reflexión sobre lo que sucede para luego acercarse a los miedos que tiene una persona (quedarse sin el trabajo, temor al conflicto, miedo al jefe...), localizar esa emoción en el cuerpo y entenderla tanto desde el punto de vista emocional como racional (cognitivo) para aprender a resolver esas situaciones que generan los síntomas y adoptar medidas las medidas necesarias.

Abordar "la causa" es así clave para decir adiós para siempre al síndrome postvacacional. Sin embargo, ¿por qué no se hace? Los tratamientos farmacológicos no quitan el problema. Con frecuencia, las personas que tienen el síndrome postvacacional y se manifiesta con síntomas que pueden considerarse graves, suelen recibir un tratamiento médico para controlar la ansiedad. "Pero esto no quita el problema".

Por otra parte, seguir los consejos habituales como programar el regreso de las vacaciones con antelación para prepararse mentalmente, respetar las horas de sueño, relajarse, seguir una dieta sana, hacer actividades de ocio... tampoco permiten acabar con el problema, ya que son pautas que solo consiguen calmar los síntomas de forma temporal.

Incluso hay consejos que pueden perjudicar en el largo plazo. Se trata de todos aquellos centrados en generar nuevas ilusiones y objetivos como iniciar un nuevo estudio, alejar los malos pensamientos... ya que solo se reprimen los síntomas, pero se pueden producir más complicaciones o llegar a aumentar el estrés por las nuevas obligaciones que la persona se pone a sí misma para intentar salir de esta situación.

Además técnica, empleada por este psicólogo y esta psicoterapeuta, tampoco es conocida en Psicología. "Se tiende a hablar de la inteligencia emocional, pero es algo que se queda corto porque se calma el síntoma y no se aborda la causa. Es algo muy nuevo", incide Jesús Jiménez.

Esta técnica se recoge también en el libro 'Aprende a resolver lo que te hace sufrir' en el que se abordan los errores que impiden ser felices y las estrategias para corregirlos. Un quinto libro de estos autores que han presentado en Zaragoza y al que le seguirá el próximo mes de octubre un taller en Ibercaja Patio de la Infanta sobre 'Psicología práctica: aprende a resolver lo que hace sufrir', que impartirán ambos directores del Centro Psicología e Introspección, con sedes en Huesca y Madrid.

Un curso que está dirigido al público en general y que quiera profundizar en estos temas, así como a técnicos sanitarios, entre otros colectivos. Para hacer el curso, no es necesario tener conocimientos previos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

endesa