Andalucía

La necesidad de financiación de las pymes andaluzas

Por Javier González de Lara. Presidente de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Garántia.

La Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Garántia ha puesto el dedo en la llaga en el I Informe Anual sobre Financiación de pymes y autónomos en Andalucía que acaba de presentar: si las pymes y autónomos andaluces obtuvieran la financiación que necesitan, crearían en torno a 75.000 nuevos puestos de trabajo hasta 2022, haciendo posible la reducción del desempleo en casi un 10% en la región. Uno de los caminos principales para solucionar la lacra del paro es apostar por la financiación, especialmente en momentos como el actual en el que, según los datos del informe de Garántia, durante 2019, un 40% de las pymes andaluzas esperan aumentar facturación, otro 40% mantenerla y un 14% reducirla. Las perspectivas de negocio son positivas y hay que aprovecharlas. Por tanto, todas las partes implicadas en que la financiación circule deben tomarse muy en serio estos datos. Una de cada tres pymes andaluzas requirió financiación en 2018, y el 89% de ellas aceptaron las condiciones planteadas por las entidades de crédito. Así lo recoge este trabajo con alrededor de un millar de opiniones de pymes andaluzas recabadas entre febrero y marzo pasados. De 545.000 pymes andaluzas, alrededor de 181.000, necesitaron financiación, y de éstas unas 160.000 empresas la obtuvieron en condiciones adecuadas. El tamaño de las empresas sigue siendo, el principal reto de la economía andaluza. Las pequeñas empresas, aquellas con una plantilla de entre 10 y 49 empleados sólo representan el 3,8 por ciento de las pymes andaluzas, mientras que únicamente el 0,5 por ciento restante se pueden catalogar como empresas de tamaño mediano, al contar con entre 50 a 199 empleados. De ellas, el 63% factura menos de 300.000 euros, el 17% entre 300.000 y 600.000 y sólo el 8% factura más de 1,5 millones. Además del pequeño tamaño, las escasas exportaciones y la falta de actividad innovadora son debilidades de la realidad de las pymes andaluzas. Por tanto, a pesar de ciertas debilidades, según los datos de este completo Informe, se puede afirmar que en Andalucía existe una razonable situación de la financiación, pero la intervención de una Sociedad de Garantía Recíproca permitirá una mayor liquidez en mejores condiciones: de plazos, de tipos y de importes, algo que necesita en estos momentos el tejido empresarial andaluz. Las empresas que conocen las SGR, con independencia de que hayan recurrido alguna vez a ellas, identifican muy bien sus factores favorables y beneficios. Sin duda, la mejora de este panorama pasa por impulsar la financiación empresarial y por dotarnos con una estrategia financiera propia promovida desde la colaboración públicoprivada, con la participación de la entidades financieras, desde bancos y cajas hasta la SGR Garántia, y la Administración autonómica. Estas necesarias sinergias facilitarían la movilización de los recursos financieros que necesita la Comunidad y por tanto fortalecería a las empresas andaluzas haciendo posible incrementar la inversión y la diversificación hacia sectores más innovadores y de futuro. 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0