Andalucía

Juanma Moreno: "Vamos a revisar toda la legislación para quitar la maraña burocrática"

Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía. Foto: Fernando Ruso.

Es consciente de la enorme responsabilidad que ha asumido y de que todas las miradas están puestas en este momento en Andalucía tras el cambio histórico que supone la era post-PSOE. Lleva apenas un mes en la Presidencia de la Junta y mantiene intacto su convencimiento de las mejoras que puede experimentar la región con sus nuevas políticas. Solo teme que factores externos, como las citas electorales de abril y mayo, puedan entorpecer o ralentizar el normal funcionamiento de un gobierno que quiere cuanto antes dar muestra a los andaluces de que otra época ha llegado.

¿Cómo ve la situación de la región tras su primer mes en San Telmo? Creo que hay que diferenciar entre el entorno social y el entorno político. Es decir, en la sociedad andaluza veo que hay una fuerte ilusión depositada en un nuevo Gobierno que haga las cosas bien y de cambio con respecto a los últimos 40 años. Pero si me pregunta cómo veo la Junta tras este primer mes en San Telmo he de decirle que la situación financiera que el socialismo ha dejado es mala, por su gestión y las múltiples chapuzas que han cometido en el ámbito administrativo, que nos han llevado a tener que dedicar más de 500 millones de euros en condenas judiciales. De hecho, vamos a tener que pagar otros 160 millones este año en una sentencia del Metro de Sevilla.

¿La convocatoria de las dos elecciones puede afectar a su capacidad de trabajo conjunto con los socios de gobierno y de investidura? Es evidente que para un Gobierno que lleva escasamente un mes, entrar en dos procesos electorales es complejo. Eso genera una sobreexcitación de todos los partidos políticos por el propio ambiente electoral, y dificulta muchas veces el diálogo, incluso el acuerdo. Pero el problema principal es que nos encontramos con un Gobierno de la Nación ya cerrado, donde tenemos muchos asuntos pendientes, y ahora no podemos ni acordar ni avanzar. A ello le sumamos los gobiernos locales, también en etapas de elecciones, donde nos sucede lo mismo. Por lo tanto, es verdad que el proceso electoral supone un parón en la actividad administrativa y eso nos puede afectar.

¿Se siente cómodo con Susana Díaz de líder de la oposición o hubiera preferido otra rival para esta legislatura? Yo tengo que confesar que me siento cómodo, porque ya la conozco y también sus propias debilidades. Creo que tanto la señora Díaz como el Partido Socialista en sí andan muy desdibujados. Todavía no son conscientes de que están en la oposición y no han aceptado que están ahí. Hasta que asuman su nuevo rol, que son los andaluces quienes les han colocado en la oposición, difícilmente van a poder hacer de manera óptima su labor.

¿Se notará en sus presupuestos una gran diferencia o no hay mucho margen de cambio con las cuentas? ¿Qué directrices le ha dado a su consejero de Hacienda para su elaboración? Evidentemente en estos presupuestos se va a notar, especialmente en una vertiente: nosotros vamos a apostar más por la inversión productiva, que es lo realmente interesante. Vamos a apostar por nuevos espacios de colaboración público-privada, en el ámbito también de las infraestructuras. Y después, por unos presupuestos más eficientes, donde estiremos al máximo el euro público, evitando gastos superfluos que no son útiles. Las directrices que le he dado al consejero de Hacienda van por ahí a pesar de una situación complicada. Tenemos una enorme complejidad porque tenemos que elaborar dos presupuestos. Primero el presupuesto del 2019, que el anterior Gobierno no quiso dejar hecho, ni incluso un borrador, sino que adelantó de manera brusca las elecciones por interés de la propia señora Díaz. Ahora tenemos que empezar de cero, aunque yo espero que estén para el próximo mes de mayo, para el debate en el Parlamento andaluz. Pero es que a la vez, también estamos preparando los presupuestos 2020, que deberían estar en el Parlamento para septiembre u octubre. Por tanto, la Consejería de Hacienda y su consejero se enfrenta a la difícil tarea de elaborar dos presupuestos, y nosotros a la difícil tarea de conformar una mayoría para que se acepte y se aprueben esos presupuestos. El principal problema de Andalucía es el paro.

Usted prometió 600.000 empleos en una legislatura. ¿Cree que podrá cumplir? Ese es el objetivo y yo creo que se puede cumplir. A una razón de 150.000 empleos al año, en una comunidad autónoma que tiene ocho millones y medio de habitantes es perfectamente razonable y viable. Para eso vamos a poner en marcha un ambicioso paquete de reformas, que pasa por la bajada de la presión fiscal, por la optimización de las normas y la regulación que hay en Andalucía para hacer un espacio normativo más simple y seguro para el inversor, y pasa también por recuperar la marca y facilitarle a los inversores su actividad en Andalucía. Eso debemos hacerlo y lo vamos a hacer. Pero tenemos algunos nubarrones que nos pueden fastidiar ese gran objetivo.

¿Cuáles? Nubarrones externos como es el Brexit, que para Andalucía es muy vulnerable a una salida abrupta del Reino Unido porque nuestra balanza comercial es positiva, en el sentido de que gran parte de nuestros productos hortofrutícolas van a mercados británicos, y porque gran parte de los turistas que recibimos en Andalucía son también británicos. Y otro es el factor interno, que es al que yo especialmente le tengo más preocupación, y es el Gobierno del señor Sánchez. El hecho de tener un Gobierno con una política económica errática y que no es coherente, al expandir el gasto público como ha llevado a cabo en estos ocho meses de su Gobierno, al subir la presión fiscal y los impuestos, al mandar mensajes al exterior nada gratificantes, como son los acuerdos con la izquierda radical o los independentistas… Todo eso puede frenar la economía española y la andaluza, y todas las expectativas que nosotros tenemos puestas.

Por cierto, ¿cree que la subida del salario mínimo interprofesional por parte del Gobierno central puede perjudicar al empleo en Andalucía? Yo creo que una decisión de esas características debía haberse tomado por consenso, después de haber escuchado a los verdaderos actores que crean empleo, que son los empresarios y emprendedores. Creo que una vez más se actuado pensando en el titular, y pensando en las elecciones y en la campaña electoral, en lugar del interés de España. Puede generar el efecto inverso al que supuestamente quiere provocar el Gobierno y que lejos de crear empleo y empleo de más calidad, genere más desempleo en España y especialmente en Andalucía.

Su otra gran baza electoral fue la bajada masiva de impuestos. ¿Cuándo y cómo se llevará a cabo? Estamos cumpliendo al pie de la letra esa bajada. Tengo que recordar que la primera decisión que se tomó en el primer consejo de Gobierno fue comenzar los trámites para bonificar al 99% el impuesto de sucesiones y donaciones tal y como lo tiene la comunidad autónoma de Madrid. De tal manera que entramos en el club de las comunidades que han eliminado este impuesto. Y esto va a ser una realidad en unos meses. Andalucía estará libre de ese impuesto. Y luego, progresivamente, vamos a seguir rebajando impuestos. Queremos rebajar transmisiones, queremos bajar el tramo autonómico del IRPF, queremos rebajar tasas… pero es obvio que todo esto hay que hacerlo de manera progresiva.

Durante años han hablado de la necesidad de quitar "grasa" a la administración pública, ¿cómo lo harán? Ya lo estamos haciendo. Por lo pronto, hemos ido eliminando altos cargos y cargos eventuales, hasta tal punto que en esta legislatura el contribuyente se va a ahorrar 15 millones en nóminas, ya que hemos reducido las consejerías y hemos hecho un esfuerzo para rebajar todos los cargos que son de designación política. En segundo lugar, estamos disolviendo sociedades vinculadas a la Junta cuyo fin no se está cumpliendo y que suponían un coste para el erario público. Todo lo que no tenga utilidad social, todo lo que no esté claramente definido, todo lo que no suponga un retorno para la sociedad andaluza, será eliminado. Además, vamos a introducir por primera vez en la historia de la Junta de Andalucía una política de evaluación permanente de todas y cada una de las medidas que pongamos en marcha. Eso nos va a servir para ser mucho más eficientes y eficaces en la gestión.

¿Va a asumir el compromiso de Susana Díaz para hacer fijos a casi 8.000 interinos? Ahí lo que tenemos que asumir no son los compromisos de Susana Díaz, sino la Ley. Asumir a Ley de Función Pública y asumir los propios acuerdos que hay a nivel normativo. Y esos acuerdos garantizan que esas personas a través de oposiciones pueden optar a una plaza fija. Y eso es lo que vamos a hacer, cumpliendo escrupulosamente la normativa y la legislación vigente.

Los empresarios llevan años predicando en el desierto contra la burocracia administrativa que impide cualquier pequeña iniciativa emprendedora o gran proyecto inversor. ¿Qué van a hacer? Queremos hacer algo que ya se hizo en la Columbia británica, y es intentar, a través de un ente que tenemos todavía que definir y que ya estamos estudiando, revisar y optimizar toda la legislación vigente en la comunidad. Tenemos una enorme dispersión normativa y lo que vamos a hacer para solucionarla en crear una especie de comisión y de órgano que estamos definiendo y que estará compuesto por juristas especializados en legislación autonómica y expertos. Una maraña normativa que está causando molestias no solo para el inversor, sino también para el propio contribuyente. Hemos legislado en exceso y sin coherencia, sin el objetivo fundamental en Andalucía, que es la creación de empleo. Lo que tiene que impregnar cualquier legislación que se ponga en marcha ahora mismo en Andalucía es que no sea un limitante de la inversión y de la creación de empleo.

El turismo y la agroindustria son los dos motores de nuestra economía en estos momentos, pero los expertos advierten de la necesidad de la reindustrialización de Andalucía. ¿Cómo prevé potenciarla? La industria que hace 30 ó 40 años tenía un peso importante dentro de nuestro PIB ha ido reduciéndose a un factor que es minúsculo. Hay comunidades vecinas que están muy por encima, como es el caso de Castilla La Mancha. Para eso lo que vamos a hacer es un plan de atracción, un paquete de medidas, de promoción de nuestras posibilidades en materia de inversión industrial. Tenemos un magnífico suelo industrial disponible, tenemos buenas infraestructuras para poder competir en el ámbito vial, ferroviario y aeroportuario, y tenemos además una sociedad con diez universidades con alto nivel de cualificación para muchos sectores industriales, a lo que hay que añadir la paz social con la que contamos. Por todo esto, esta es una tierra abonada a ello y en perfectas condiciones para ser un polo que atraiga a las inversiones industriales y lo vamos a facilitar.

Usted siempre ha denunciado la escasa inversión extranjera en Andalucía. ¿Qué va a ofrecer para atraer a las multinacionales? Dentro del propio Gobierno estamos creando una especie de "grupo de élite" que esté pendiente de ello y que se encargue de buscarla a través de algunas de las agencias que tenemos, como por ejemplo Extenda, que hace un gran trabajo. Pero que no solo sirva para que internacionalicemos las empresas andaluzas, que están alcanzando un alto nivel, sino también para que esas oficinas comerciales atraigan a todos esos fondos de inversión y a todas esas grandes multinacionales. Nosotros estamos lanzando un mensaje de que el nuevo Gobierno facilita las condiciones de inversión. Lo que nos pedían eran tres cosas y las iremos cumpliendo. Nos solicitaban una bajada de presión fiscal, ya que en Andalucía era de las más altas de España. Lo segundo era un marco legislativo más claro y más seguro a nivel jurídico. De hecho, en el próximo consejo de Gobierno vamos a comenzar a optimizar y a reformar alguna legislación dentro de la ordenación del territorio, que está siendo un verdadero limitante para el desarrollo y expansión de muchas ciudades. Y lo tercero que nos pedían es que hubiera un Gobierno que colaborase, en nosotros van a encontrar un aliado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0