Andalucía

Festina se cuela entre las 100 marcas mundiales de lujo

Miguel Roríguez, presidente de Festina, recibe la Medalla de Andalucía.

La firma del empresario gaditano Miguel Rodríguez Domínguez, con sede en Badalona, vende cada año más de 5 millones de relojes por todo el mundo y factura más de 235 millones de euros

La marca de relojes Festina-Lotus, Tous, la gallega Sociedad Textil Lonia -compañía que comercializa las marcas Purificación García o CH Carolina Herrera- y Puig, multinacional española de la moda, los perfumes y la cosmética, son los únicas firmas españolas presentes en el top 100 de las principales marcas de lujo, según los datos del estudio Radiografía del nuevo universo del lujo, realizado por el EAE Business School. Los artículos de estas cuatro empresas españolas han experimentado un aumento de ventas del 9,7 por ciento y su valor asciende a 701 millones de dólares -más de 600 millones de euros- en el último año.

Según cuenta a elEconomista Ana Moseguí, International Marketing Coordinator de Festina, "a nivel nacional nuestras marcas se encuentran presentes en más de 3.000 joyerías y relojerías autorizadas a su distribución, así como a la cadena de tiendas Time Road que el Grupo abrió en el año 2009 y con las que facturamos 70 millones de euros en 2017. Asimismo, la cadena cuenta con tiendas en los más prestigiosos centros comerciales de España y Portugal con una previsión de acabar el presente ejercicio con un total de 200 tiendas abiertas".

Por otra parte, Moseguí confirma que dentro de los planes y acciones de marketing de Festina está la renovación por tres años más del contrato con su embajador estrella, el reconocido actor Gerard Butler.

Aunque su sede se encuentra en Badalona, el grupo Festina fue fundada por el gaditano Miguel Rodríguez Domínguez, quien con 16 años emigró de su Línea de la Concepción natal como consecuencia del cierre de La Verja de Gibraltar. Hoy, propietario de la famosa marca de relojes, su empresa facturó el año pasado 235 millones de euros. Una trayectoria profesional llena de éxitos que era reconocida el pasado 28 de febrero con la entrega de la Medalla de Andalucía.

A comienzos de la década de los ochenta, tras montar una pequeña relojería en Barcelona, Rodríguez Domínguez compraría dos marcas suizas: Lotus, en 1981; y Festina, en 1984. Años más tarde se haría con Jaguar (1989) y Candino (2002). Y desde entonces su crecimiento ha sido imparable. Festina cuenta en la actualidad con ocho filiales en todo el planeta, presencia en 91 mercados, seis plantas de fabricación, 15.000 puntos de venta, 1.400 empleados y una media de 5 millones de relojes vendidos por año.

El prestigioso ranking elaborado por la EAE Business School, y donde se encuentra la citada empresa de raíces andaluzas, supera los 200.000 millones de dólares -más de 171.394 millones de euros- en ventas, y cuenta en su top 10 con LVMH, Hermès, Gucci, Chanel, Rolex, Cartier, Burberry, Prada, Christian Dior y Tiffany & Co, nueve de ellas de origen europeo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin