Andalucía

La industria de defensa se consolida en Andalucía

Foto: Archivo

El pasado 12 de abril, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, firmaba un contrato con Arabia Saudí por valor de 2.000 millones de euros por el que los astilleros públicos españoles de Navantia construirán cinco corbetas, cuya ejecución se realizará en las instalaciones que la empresa tiene en la Bahía de Cádiz -San Fernando y Puerto Real-. El contrato, tras tres años de negociación y la intermediación directa del Rey de España, Felipe VI, se realizó en la visita que realizó el Príncipe heredero Bin Salman a Madrid este mes y volvió a levantar las voces críticas de algunos colectivos, especialmente ONG, y también de algunos partidos políticos, como Unidos Podemos-En Comú-En Marea, ERC y PDeCat, que habían intentado meses atrás en la Comisión de Defensa del Congreso vetar esas ventas. | Más noticias en la revista digital gratuita elEconomista Andalucía.

La posición de IU-Podemos a nivel nacional ha pillado entre la espada y la pared al alcalde de Cádiz, Jose María González Kichi, quien no ha tenido más remedio que apoyar este acuerdo, que supondrá 10.000 empleos y trabajo asegurado en los astilleros para los próximos cinco años. Las corbetas para Arabia Saudí se harán casi íntegramente en los astilleros de San Fernando, mientras que se trasladará a Puerto Real la construcción del Buque de Acción Marítimo de Investigación Subacuática (BAM-IS) para la Armada española.

La construcción de estos barcos no sólo supone un enorme revulsivo para Navantia, sino para las empresas proveedoras, muchas de ellas andaluzas, que se están incorporando al creciente sector de la industria de Defensa.

Cumplir con el compromiso

El Ministerio de Defensa ultima un importante plan inversor a 15 años que podría superar los 30.000 millones de euros y que le permitiría cumplir con el compromiso de los países de la OTAN de alcanzar un 2% de su presupuesto dedicado a este sector. De momento, aunque todo sigue pendiente de la aprobación de los Presupuestos de 2018, el Gobierno ya tiene planeado invertir 10.805 millones de euros para cubrir las "capacidades más necesarias y urgentes" de las Fuerzas Armadas.

Buena parte de los nuevos contratos se podrían construir en Andalucía, que es, tras Madrid, la segunda Comunidad en facturación de una industria que, según Tedae (Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Aeronáutica y Espacio), está compuesta por 78 empresas de armas españolas que facturaron 10.700 millones de euros en 2016, cifra que representa el 1% del PIB y el 6% del PIB industrial. Además, exportaron el 83% de sus productos, convirtiendo a España en el séptimo exportador mundial de armas, y dieron trabajo a 55.861 personas.

En Andalucía, el principal programa de la industria de Defensa se sitúa en torno al gigante Airbus, que tiene desde hace diez años en Sevilla su proyecto estrella, el avión de transporte militar europeo A400M, cuyo ensamblaje final se realiza en la factoría de San Pablo.

Se trata de un complejo programa cuyo presupuesto se eleva ya por encima de los 25.000 millones de euros y que es el eje fundamental del sector aeronáutico en esta Comunidad, compuesto por 117 empresas, principalmente en Sevilla y Cádiz, que el pasado año facturaron más de 2.400 millones de euros y emplearon a más de 15.000 trabajadores, la mayoría de alta cualificación.

Otro de los sectores en los que Andalucía ha liderado históricamente la industria de defensa es el de los carros de combate. La antigua empresa nacional Santa Bárbara cuenta en Sevilla con uno de sus centros más importantes, donde desde hace años se fabrican estos vehículos. Santa Bárbara Sistemas fue comprada en el año 2001 por la multinacional norteamericana de defensa General Dinamics, por cerca de 500 millones.

Uno de los programa estrella de los últimos años de esta factoría han sido los carros de combate Pizarro. El pasado año, Santa Bárbara Sistemas entregó al Ministerio de Defensa español los últimos 15 de los 83 tanques que han construido en esa planta.

Allí también se fabrican los modernos vehículos blindados Leopard 2E, de patente alemana, un programa que tiene un importe superior a los 1.800 millones de euros.

Recientemente, la asociación empresarial Cesur organizó unas jornadas sobre las "oportunidades de negocio de la industria de Defensa" a la que acudieron representantes de más de 200 empresas andaluzas, lo que da idea del interés despertado. Su vicepresidente ejecutivo, Fernando Seco, animó a los empresarios andaluces de sectores como la automoción o la aeronáutica a incorporarse a la industria de defensa y a aliarse con otras empresas europeas para poder licitar en próximos concursos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8

Pascual
A Favor
En Contra

Los Pizarro no son carros de combate, son vehículos de combate. Los Leopard son carros de combate, no vehículos de combate. O sea, al revés de cómo lo indica el redactor. Hay que documentarse e investigar más, en vez de copiar y pegar.

Puntuación 14
#1
Perroflauteator
A Favor
En Contra

Kichi, traicionando tus principios de POTEMOS.

Joer con los que iban a regenerar la politica.

Puntuación 8
#2
Pepa
A Favor
En Contra

En Andalucía necesitamos industrias, hay mucho paro y la mayoría de las industrias están ubicadas en el norte de España. Así que nos viene bien cualquier tipo de industria que nos proporcione puestos de trabajo.

Puntuación 25
#3
ANTI
A Favor
En Contra

Al 3, PEPA: pues no votéis a Podemos y mandad a la m de una vez al pesoe, que ya va siendo hora. Y ojo, no defiendo al pepé, pero es que para cambiar hay que buscar alternativas que sean razonables (cosa harto difícil hoy día, pero bueno).

Puntuación 17
#4
El chulo de vallecas
A Favor
En Contra

Y los puercos comunistas de Podemos oponiendose a que la gente tenga trabajo.

Manda carajo.

Puntuación -1
#5
Error evolutivo
A Favor
En Contra

Trabajo de este tipo es colaborar con guerras, asesinatos y matanzas.

Ya sabemos que el ser humano no es humano, es que se destruye a sí mismo. Si ya nos morimos solos, ¿para qué tanto instrumento de matar?.

Un simple virus es más peligroso que al armamento más sofisticado y no tenemos cojones de acabar con ellos, y mira que son pequeñitos.

Puntuación -1
#6
Usuario validado en elEconomista.es
profundo sur
A Favor
En Contra

todos los años los nostálgicos de IU organizan una marcha a Rota, unos quinientos, un partido de fútbol de Regional lleva más gente

y luego sacan en las elecciones miles de votos, así funcionan las cosas en Andalucía, pura supervivencia, se vota con el corazón pero se actúa con la cabeza y el estómago, será por eso que el socialismo "adaptativo" llega casi 40 años en el poder, porque la izquierda del sur también se ha adaptado al poder, lo ha comprendido

Puntuación 2
#7
Isa
A Favor
En Contra

Todo para sostener el heteropatricarcado machista capitalista y criminal.

Puntuación 1
#8