Andalucía

Horizonte 20-20: oportunidad para el agro

El nuevo marco europeo a 2020 plantea acercar la Dirección General de I+D+i y la de Agricultura de la Comisión Europea para financiar proyectos de innovación.

El nuevo programa europeo de financiación de la I+D+i Horizonte 2020 brinda una oportunidad al atomizado tejido agroalimentario andaluz para ganar competitividad mediante la incentivación de sus actividades de innovación y de I+D previa. Supone una herramienta de competitividad para las industrias y pymes que, como reacción a la crisis, han apostado por la innovación para la internacionalización de sus actividades.

El programa destinará un presupuesto sustancial a la financiación de proyectos afines al sector agro. Así, 2 de las 6 temáticas del subprograma de retos sociales están directamente relacionadas con el sector agroalimentario: el reto 2 de Bioeconomía: seguridad alimentaria, agricultura sostenible, investigación marina y marítima, y el reto 5 de Acción sobre el clima, la eficiencia de los recursos y materias primas. Estas dos áreas, suman un presupuesto de 6.932 millones de euros para el marco 2014-2020.

Por otra parte, el subprograma de liderazgo en tecnologías facilitadoras e industriales, hará hincapié en 6 tecnologías trasversales, de las cuales 3 tienen alto grado de aplicación para el sector agroalimentario: la Tecnología de la Información y de la Comunicación (TIC), la Biotecnología, y la tecnología de fabricación y procesos avanzados. Representan más de 8.000 millones a los que añadir 616 millones exclusivamente para la financiación de proyectos tecnológicas para pymes.

La tasa de éxito español, para áreas temáticas agroalimentarias en el Programa Marco europeo 2007-2014, fue de un 14 por ciento. Los organismos públicos de investigación y las empresas de Andalucía captaron 13,4 millones para proyectos de I+D+i.

Horizonte 2020 representa, por lo tanto, una senda de incentivación que el sector agroalimentario debe emprender para mantenerse competitivo. Pero además, como diferencia sustancial respecto a programas anteriores, supone un reto todavía mayor y que abre nuevas posibilidades: la transversalidad con otras áreas estratégicas. El marco europeo 2014-2020 plantea, por ejemplo, un acercamiento entre la Dirección General de I+D+i y la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea para la financiación de proyectos de innovación para el sector agrícola, a través del Partenariado Europeo de Innovación (EIP) sobre Agricultura Productiva y Sostenible. Acciones coordinadas como ésta son en sí misma una innovación y oportunidad de competitividad y desarrollo empresarial para el sector agroalimentario andaluz.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum