Andalucía

La Cámara de Cuentas andaluza destapa sobrecostes injustificados en la EASP

  • Primera vez en 27 años que se fiscaliza a la Escuela Andaluza de Salud Pública.
  • La empresa investigará y, en su caso, pedirá el reintegro de cantidades.
María Jesús Montero, consejera de Salud andaluza. Foto: Efe

El ente fiscalizador, además de lanzar duras críticas de arbitrariedad y oscurantismo en la gestión de la Escuela Andaluza de Salud Pública, señala que la empresa no controla el cumplimiento de la jornada laboral de sus 200 empleados.

Enésimo revolcón de la Cámara de Cuentas a la gestión que hace la Junta de Andalucía del dinero público a través de la administración paralela de 140 entes instrumentales, empresas públicas y agencias administrativas que absorben anualmente unos 3.000 millones de euros (un 10 por ciento del presupuesto de la comunidad para 2013). En este caso, el ente fiscalizador dependiente del Parlamento ha examinado -por primera vez desde su creación hace 27 años- a la Escuela Andaluza de Salud Pública, empresa pública con sede en Granada y dependiente de la consejería de Salud. Y ha descubierto, en otras múltiples irregularidades, arbitrariedades y oscurantismo en su proceder habitual durante el año 2012, un sobrecoste de casi 200.000 euros en la contratación de servicios de seguridad entre 2001 y 2011.

La Cámara de Cuentas y la propia ESPA se han negado a facilitar el nombre de la empresa que prestaba esos servicios. El organismo asegura que, de la revisión de los contratos, se desprende que se revisaban al alza, con porcentajes superiores al IPC anual, y antes de que se cumpliera el plazo fijado para su renovación. El sobrecoste de dinero público en el que ha incurrido la ESPA entre abril de 2011 y el mismo mes de 2012, cuando se anuló este contrato y se lanzó un concurso para seleccionar a otro proveedor, se estima en 192.000 euros.

La ESPA ha alegado al informe de la Cámara sobre este aspecto aduciendo que los servicios inicialmente contratados luego hubieron de verse incrementados en número de horas por circunstancias no previstas en el contrato original. Además, la empresa pública asegura textualmente en esa alegación: "En cualquier caso, por parte de la Dirección de la EASP y dada la importante cuantía del exceso estimado por los auditores de la Cámara de Cuentas, se adquiere el compromiso de iniciar e instruir un expediente informativo interno para esclarecer si la facturación realizada por la empresa adjudicataria contraviene los acuerdos establecidos y la normativa aplicable para proceder, en su caso, a la solicitud de reembolso".

Otras deficiencias

La Escuela está dirigida desde junio de 2010 por Martín Blanco, que estuvo vinculado desde 1992 hasta ese año al hospital Virgen de las Nieves de Granada como directivo. La ESPA tiene casi 200 empleados y un coste de personal presupuestado para 2013 de algo más de ocho millones de euros.

Precisamente sobre la gestión del personal realiza también la Cámara de Cuentas numerosas críticas. Entre ellas, que la empresa no controla el cumplimiento de la jornada laboral; y que no publicita los procesos de reclutamiento de personal.

Junto a todo ello, la Cámara también critica que los proyectos que adjudica la ESPA están gestionados de una manera deficiente, ya que no se especifican en los contratos las necesidades concretas y cómo se verán satisfechas. Tampoco tiene constancia la Cámara de que acudan tres empresas a los procedimientos negociados -aunque la empresa alega al informe que sí lo hace así y remite pruebas-; ni de que existan criterios de baremación ni puntuación para las adjudicaciones. Además, la mitad de los contratos adjudicados en 2010 (el 57 por ciento) no se publicaron públicamente. La empresa se compromete, en este último aspecto, a publicarlos todos, incluidos los adjudicados antes de ese año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud