Andalucía

Rusvel celebra su centenario con más de 60 millones de facturación

  • La empresa familiar apuesta por la digitalización y la obra medioambiental
  • El carácter del fundador, abuelo del actual presidente, marca la filosofía de la casa
  • Seis empresas forman actualmente el grupo empresarial
Miguel Rus, primer presidente de la tercera generación.
Sevilla

El grupo de construcción y servicios RUSVEL invertirá este año 1,5 millones de euros en digitalizar procesos, los departamentos de Topografía de sus empresas hacen vuelos fotométricos para escanear y modelar en 3D sus proyectos y maneja una visión verde de la economía. Tiene la innovación en su ADN. Y al mismo tiempo, sus trabajadores son los primeros que cobran cada mes, y el concepto de familia es el motor que mueve los engranajes. Cosas de empresa antigua. De empresa centenaria, con la tercera generación ya a los mandos. No en vano acaba de celebrar sus cien años de actividad "como uno de los grupos empresariales de origen familiar más sólidos y con mayor proyección de crecimiento en Andalucía. Con una facturación en 2021 superior a los 60 millones de euros.

El presidente, Miguel Rus, profesa auténtica devoción por su abuelo. Don Salvador Rus López. El fundador. Pese a la diferencia de edad y de mentalidad. Miguel Rus aún se sonríe cuando recuerda, recién enrolado en la empresa, el día en el que tuvo que informar al entonces presidente de la necesidad de pedir un leasing, o de que sería conveniente que con más de ochenta años dejara de cotizar a la Seguridad Social (en vano, pues se le dijo de baja con el certificado de defunción) , y de que no era muy eficiente seguir pagando facturas con las cuentas del banco agotadas y los intereses al 21%. "Los números rojos no se los dejan a cualquiera", le replicó aquel día Don Salvador.

Un hombre que con 19 años, allá por 1921, creó su empresa y se embarcó en la construcción de las Colonias de Galeón, en la Cazalla de la Sierra. Una guerra civil, una guerra mundial e innumerables crisis después, su nieto Miguel Rus valora "la visión del fundador y, sobre todo, a la cultura del trabajo que infundió en sus hijos y que hoy sigue vigente. Junto a esto, hay otras dos cosas que consideró muy valiosas: la prioridad que desde siempre hemos dado a las personas y la prudencia en el gobierno, que nos ha permitido crecer de forma sostenida y no embarcarnos en aventuras especulativas o poco comprobadas".

Hitos

Cien años que han estado marcados por hitos como la construcción de la primera planta de asfaltado en Andalucía, que los hizo líderes en construcción de carreteras. Otra decisión que a juicio de Miguel Rus ayuda a explicar esta trayectoria fue la de "reunificar las cinco ramas familiares (la segunda generación) mediante la aprobación de un protocolo familiar que hoy nos permite dirigir la compañía desde criterios estrictamente profesionales y de negocio, lo que es una garantía de entendimiento entre los accionistas y de continuidad". Rus muestra un ejemplar de ese documento, el Protocolo Familiar. "Es la ley", sentencia.

La creación de la filial HELIOPOL en 1975 fue también una decisión histórica a la que se atribuye gran parte del éxito del grupo constructor. Para Miguel Rus "fue una reunificación de los distintos negocios de construcción que venían desarrollando mi padre y sus hermanos, y que en una apuesta altruista y con enfoque de consolidación familiar, todos ellos aportaron sus líneas de negocio (edificación, hidráulica, aglomerados, infraestructuras de obra civil…) a igual porcentaje de participación, lo que ha generado el equilibrio actual accionarial de todas las ramas familiares aglutinadas en HELIOPOL. Un reflejo más de nuestra unidad y cohesión familiar".

La dimensión real de la trayectoria de la empresa se recoge en un libro con cien obras emblemáticas realizadas en su siglo. Desde aquella primera del Galeón. el puente de Coripe (1927-30), los tramos de la carretera Écija-Jerez (1960), las compuertas en la desembocadura del brazo Este del Guadalquivir (1973), la reparación de la pista de vuelo del aeropuerto de Sevilla (1976), la estación del AVE de Antequera (2005), el FIBES en Sevilla (2007), el muelle de cruceros El Palmeral de Málaga (2008), la grada sur del Villamarín (2016), el campus de la Universidad Loyola (2018) o la rehabilitación de la Real Fábrica de Artillería (2021), entre otras muchas que permiten viajar por la geografía y la historia de Andalucía de obra en obra de la empresa.

Estructura empresarial

En la actualidad, Rusvel es un grupo global de construcción y servicios que opera a través de varias filiales en diferentes sectores, "lo que le garantiza una gran estabilidad y oportunidades de crecimiento".

La facturación fue en 2020 de 53 millones, y en 2021 superó los 60 millones de euros. Un 65% (39 millones) procede de HELIOPOL, la columna vertebral del grupo. El conglomerado empresarial lo forman RGI, dedicada a la gestión y desarrollos inmobiliarios, y que representa un 10% de la facturación; MAREA, dedicada a la obra hidráulica, con 13%; BIOPCIÓN (AVINSUR), dedicada a la valorización y gestión de bioresiduos, con un 5%; ECOFLUVIAL, infraestructuras de riego, con un 2%; y NOVALAR VIDA, dedicada a la gestión de residencias de mayores, con un 5%.

Empleo

La compañía tiene actualmente una plantilla de 198 empleados y genera más de medio millar de empleos indirectos a través de unas 150 empresas colaboradoras de primer nivel y facturación superior a los 250 millones de euros.

La cartera de obra contratada por HELIOPOL a fecha de hoy asciende a 60 millones de euros, y se reparte entre empresas privadas (85%) y administraciones públicas (15%).

Medio ambiente

Las líneas estratégicas para el futuro son incrementar la diversificación y el enfoque hacia el negocio medioambiental.

El director general, José Luis del Río, explica que son "de gran valor en esta política de crecimiento la profesionalidad de los equipos humanos y la política de innovación. La inversión recogida en el Plan Estratégico de digitalización y mejora continua para los próximos cuatro años rondará 1,5 millones de euros. "La digitalización es el único camino", insiste Rus. Junto a esto, Rusvel tiene previsto invertir en el desarrollo de nuevas tecnologías, investigación y servicios aplicados al medio ambiente otros 3,5 millones de euros

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin