Andalucía

Los andaluces que producen su propia electricidad se duplican en un año

  • El autoconsumo sigue ganando adeptos en la comunidad y suma 11.500 nuevas instalaciones en los primeros nueve meses de 2021
Sevilla

11.515 andaluces decidieron empezar a producir su propia electricidad entre enero y septiembre de 2021 sumándose al autoconsumo, lo que supone doblar registros respecto al mismo periodo de 2020, cuando se dieron de alta 5.613 instalaciones, según los datos de legalización de instalaciones en autoconsumo de hasta 100kW aportados por la Consejería de Hacienda y Financiación Europea.

De estas instalaciones, el 28% se localiza en la provincia de Sevilla; un 14% en la de Málaga, el 13% en las provincias de Jaén y Córdoba, un 12% en la de Cádiz, un 11% en la de Granada, el 5% en la provincia de Almería y un 4% en la de Huelva, según datos aportados por la administración andaluza en un comunicado.

En el periodo comprendido entre octubre de 2019 y septiembre de 2021 son ya 20.600 los andaluces que generan actualmente su propia energía limpia, cifra que según las estimaciones de la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a las Consejerías de la Presidencia, Administración Pública e Interior y de Hacienda y Financiación Europea, aumentará en gran medida cuando se cierre el ejercicio gracias en parte a los programas de incentivos actualmente en marcha y que gestiona esta entidad a través de los cuales se apoyan este tipo de instalaciones.

Como la línea de ayudas para instalaciones solares del Programa regional para el desarrollo energético sostenible (cofinanciado con fondos FEDER), entre las que se incluye el autoconsumo, que reabrió el pasado mes de mayo y a la que el Gobierno andaluz ha destinado sólo en los últimos seis meses un total de 69 millones de euros con los que está previsto atender unas 14.000 solicitudes (recibidas o en proceso de presentación).

Asimismo, el pasado 2 de diciembre la Agencia Andaluza de la Energía también abrió la convocatoria del Programa estatal de incentivos al autoconsumo y almacenamiento con fuentes de energía renovable y a la implantación de sistemas térmicos renovables en Andalucía, dotado con 97,2 millones de euros. Un programa que está teniendo una buena acogida entre los ciudadanos y empresas andaluzas, habiéndose recibido en apenas un mes más de 3.800 solicitudes, con un incentivo asociado de 73 millones de euros.

En el primer semestre de 2021 las nuevas instalaciones de autoconsumo en Andalucía aportaron un total de 77 nuevos megavatios de potencia instalada que se vienen a sumar al parque de generación eléctrica de origen renovable desplegado en la comunidad andaluza.

Grupo de trabajo

Por otra parte, en la novena reunión de la Mesa de Autoconsumo celebrada a mediados de diciembre se ha presentado un nuevo grupo de trabajo denominado "Autoconsumo en REDEJA", liderado por la Red de Energía de la Junta de Andalucía que gestiona la Agencia Andaluza de la Energía, con el que se pretende aunar esfuerzos para la puesta en marcha de instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo en edificios e instalaciones de la Administración regional, llevando a cabo un asesoramiento personalizado de distintas entidades de la Junta.

Una Mesa que está realizando avances en los distintos grupos de trabajo que la integran y que se traducen, entre otras actuaciones, en la mejora y agilización de la tramitación de las instalaciones, la programación de acciones formativas dirigidas a los colectivos que pueden participar en la toma de decisión para implantar  estas instalaciones como los administradores de fincas o los agentes locales, así como la elaboración de información general sobre las posibilidades que ofrecen las instalaciones en autoconsumo colectivo y las comunidades energéticas, y la redacción de recomendaciones técnicas y urbanísticas para el buen desarrollo de las mismas.

En la última reunión se ha incorporado un nuevo miembro, la Asociación Entra Agregación y Flexibilidad. Así, son ya 21 las entidades que forman parte de la Mesa para el Autoconsumo en Andalucía, incluyendo la Agencia Andaluza de la Energía, coordinadora de la misma, y la Dirección General de Energía. Éstas son la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (CLANER), Unión Española Fotovoltaica (UNEF), la Asociación Española de Cogeneración (ACOGEN), la Federación de Asociaciones de Instaladores de Andalucía (FADIA), Endesa, la Asociación de pequeñas distribuidoras de energía eléctrica (CIDE), la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), la Asociación Profesional Andaluza de Gestores Energéticos (APADGE), la Asociación de Técnicos en Energía de Andalucía (ATEAN), la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3E), la Asociación de Empresas de Energía Renovables (APPA), la Asociación de Empresas Eléctricas (ASEME), el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales, el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos Industriales (CACITI), el Colegio y Asociación de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones (COITTA/AAGIT), el Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio de Andalucía, el Consejo Andaluz de Administradores de Fincas (CAFINCAS), la Asociación Nacional de Autoconsumidores (ANA) y la Asociación Entra Agregación y Flexibilidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.