Andalucía

Andalucía gana terreno en el mercado nacional del gazpacho

  • García Millán consolida su posición como la segunda marca más vendida del país.
La industria del gazpacho genera ya más de 200 millones de euros. Foto: Fernando Ruso.

El gazpacho es el plato estrella del verano en Andalucía y su consumo está cada vez más extendido en el resto del país. Esta sopa fría a base de tomate, que se elabora de manera tradicional en los hogares desde la época de Al-Andalus, se ha convertido ya en una industria en auge.

El sector del gazpacho y el salmorejo envasado generó el año pasado 207 millones de euros a nivel nacional, un mercado que espera crecer este año y en el que las marcas andaluzas van ganando terreno año tras año.

A pesar del origen andaluz de las receta tradicional del gazpacho, las empresas de la región no han logrado todavía liderar completamente el mercado nacional, dominado por la murciana Alvalle, perteneciente a Pepsico, que acapara el 15,37% del mercado en volumen y 21,32% en valor, según los datos del portal especializado en información económica Alimarket. Por detrás y reduciendo la distancia, consolida su puesto la sevillana García Millán que con una cuota del 10,05% en volumen y del 12,52% respecto al valor, es la segunda marca más vendida de España.

"Fuera de temporada, en enero, febrero, marzo, octubre, noviembre y diciembre, estamos casi empatados, ellos nos sacan ventaja en la temporada alta porque su distribución es mayor que la nuestra, lo que nos falta es terminar de ganarnos la confianza de algunos clientes en que manejar un producto de doce días de vida útil es posible", comenta el director general de Salsas de Salteras, la empresa que fabrica los gazpachos y salmorejos García Millán.

Cada vez son más los clientes que consumen este tipo de sopas frías envasadas, el mercado está creciendo a doble dígito en los últimos ejercicios y aunque el año pasado el incremento se vio ralentizado por la pandemia, las cifras vuelvan a su tendencia positiva.

Las previsiones apuntan a que este año en España se consumirá un 10% más de gazpacho y salmorejo que en 2020. Una demanda creciente en la que las marcas compiten con los productos que ofrece la distribución, y es que la marca blanca acapara ya más del 50% del mercado.

La cordobesa Comerandalus con su marca Arteoliva, las sevillanas Novavegetal (Migasa), con su gazpacho Artesur y Novasol con Citriver, y las almerienses Biosabor Nature, Agroalimentaria Andarax y Vicasol son otras marcas andaluzas que también van ganando terreno en el mercado nacional, aunque todavía con cuotas bajas y a mucha distancia de las marcas más vendidas. "Las otras marcas andaluzas tienen aún poca relevancia, pero están haciendo productos muy buenos, con el tiempo irán ganando mercado", comenta García.

Un producto de verano

Uno de los principales hándicap del sector sigue siendo la estacionalidad y es que a pesar de que los productos continúen durante todo el año en supermercados y en el canal horeca, su consumo está muy ligado a la primavera y el verano.

A nivel regional, García Millán vuelve a liderar este año el mercado andaluz donde se consolida como la marca más vendida y mejor valorada por los clientes. "Somos líderes en Andalucía por dos motivos, primero porque es el territorio donde más tiempo llevamos trabajando y por otro lado es que en Andalucía todos somos expertos en gazpacho y salmorejo, entonces aquí tiene éxito nuestro producto que se elabora siguiendo la receta tradicional de las amas de casa, en otros territorios en los que el consumo de gazpacho no está tan extendido pues es más fácil vender un producto de menor calidad", comenta el director de la compañía.

La empresa prevé comercializar más de 20 millones de litros de gazpacho y salmorejo este año, lo que generará una facturación de unos 20 millones de euros y supondrá un crecimiento de un 10% con respecto a las cifras registradas en 2020.

"El año pasado hubo un parón y este año vuelve a crecer el mercado. El principal motivo fue que al ser un producto ultra fresco es muy importante la frecuencia de visita al punto de venta por parte del consumidor, no es un producto que se pueda comprar y almacenar, al principio de la pandemia el miedo hizo que las visitas al supermercado bajaran y eso no es bueno para este tipo de productos", explica.

Seguir creciendo hasta lograr convertirse en la marca más venida de España es uno de los grandes retos de García Millán. "Nuestra principal meta es maximizar la distribución, es decir estar en el mayor número de puntos de ventas posible, potenciar nuestra marca y llegar a ser la número uno a nivel nacional", apunta el director general.

Elaborados con productos naturales de la huerta andaluza, esta industria también deja un notable impacto económico en la agricultura, de la que las empresas dependen al 100% para fabricar sus recetas, que basan su éxito en la tradición y la materia prima de alta calidad.

La pionera de este sector fue Majao, que bajo el nombre de "La Gazpachería Andaluza" en 1982 lanzó al mercado el primer gazpacho fresco envasado del mundo. En 2015 se constituyó New Way Foods, empresa que sigue llevando a los hogares, dentro y fuera de España, el sabor tradicional del gazpacho que Abuela Reyes elaboraba cada día en la famosa Venta Ruiz de Sevilla.

A pesar de que Majao tiene una cota de mercado muy baja tanto a nivel regional como nacional, los productos de la marca son valorados por su calidad en España y en el mercado internacional.

"Hay mucha pelea por los precios y cada vez hay más demanda por parte de los consumidores de los gazpachos de marca blanca, eso nos viene muy mal a los que trabajamos con nuestra propia firma e intentamos tener productos de alta calidad, nos lo ponen cada vez más difícil", comenta a elEconomista Andalucía Antonio Castaño, director de Marketing y Relaciones Institucionales de Majao.

Esta empresa también es pionera en exportación, y es que a pesar de que el consumo de gazpacho es tá poco implantado fuera de España, el auge de los productos naturales está despertando el interés por estos productos también en el mercado internacional. De los 700.000 litros que Majao fabricará este año el 95% se queda en el mercado nacional y el resto se vende fuera.

Inglaterra es uno de los principales mercados y además está en pleno crecimiento, en Francia Majao está implatándose cada vez con más solvencia, también ha mandado un primer envío a Alemania, han hecho pruebas en Letonia para testear el mercado y prepara su llegada a Portugal.

Aumentar su presencia en el mercado nacional y seguir creciendo también en el internacional son las principales metas de Majao para los próximos años. "Nos parece que el gazpacho es un producto que tiene mucho recorrido, entre otras cosas porque es natural y las tendencias del mercado van hacia una alimentación saludable y con productos que se puedan identificar con la dieta mediterránea", comenta el portavoz de la empresa que ya busca formas para llevar sus gazpachos a mercados lejanos como EEUU, Latinoamérica o China.

Uno de los principales lanzamientos del verano lo ha realizado Migasa, a través de Artesur, que en colaboración con el nutricionista Carlos Ríos ha puesto en el mercado el primer gazpacho y salmorejo Realfooding, un producto que cumple los estándares de este estilo de vida basado en la alimentación saludable y que ha hecho que la compañía aumente sus ventas casi un 50% en este segmento.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin