Andalucía

Cosentino alcanzó en 2020 con una cifra de negocio de 1.078 millones de euros y 65,3 millones de beneficio neto

La multinacional Grupo Cosentino, dedicada a la producción y distribución de superficies para la arquitectura y el diseño, alcanzó en 2020 una cifra de negocio de 1.078 millones de euros frente a los 1.110 millones del ejercicio anterior y cerró el año con un beneficio neto de 65,3 millones de euros.

Así lo ha trasladado en una nota la compañía, que ve reforzado su modelo de negocio durante el pasado año sustentado en su "apuesta por la innovación sostenible, el capital humano, su alta capilaridad internacional y la transformación digital de la organización".

La empresa almeriense ha indicado que el indicador Ebitda se situó al cierre del ejercicio en los 214 millones de euros, incluyendo la aplicación de la NIIF16. Si no se considera este efecto, el Ebitda de gestión resultante sería de 176 millones de euros, en ambos casos "una cifra récord en la historia de la compañía".

A pesar de la crisis global generada por el covid-19, Cosentino ha seguido realizando las inversiones previstas a nivel de innovación y desarrollo de producto, industriales y de gestión medioambiental. Todas ellas marcadas además por un alto componente de sostenibilidad y visión a largo plazo. La inversión total acometida por la compañía en 2020 rozó los 120 millones de euros.

En el ámbito industrial, se ha visto aumentada en casi un 30 por ciento la capacidad productiva de Silestone, continuando con la automatización y digitalización de las plantas productivas, y la industrialización de nuevos desarrollos de I+D que se han reflejado en novedades tan relevantes como la tecnología pionera HybriQ+.

También se ha aumentado la eficiencia productiva y medioambiental de la planta de Dekton, logrando que el año pasado fuera declarado Producto Neutro en Carbono, o alcanzar el mayor lanzamiento de colores de esta marca hasta la fecha.

La sostenibilidad ha centrado gran parte de las inversiones estratégicas del Grupo en su apuesta por una economía baja en carbono, la reducción de emisiones y la eficiencia energética. En 2020 destaca la realización a nivel mundial de inversiones en activos ambientales y de seguridad por valor de 22 millones de euros, como por ejemplo los nuevos sistemas de aspiración y depuración de emisiones, sistemas de regeneración de calor, nuevas medidas de almacenamiento y transporte neumático de materia prima, o la ampliación de los sistemas de tratamiento de aguas para su recuperación.

PLENO EMPLEO Y DIGITALIZACIÓN

A pesar de ser un ejercicio afectado por la pandemia, Cosentino ha mantenido su apuesta por el empleo de calidad consolidándose como marca empleadora y sin acometer ningún ERTE en España. La compañía cerró 2020 con 4.740 empleados en total, más de 2.600 de ellos ubicados en España. Elevó la tasa de contratos indefinidos hasta el 93 por ciento, y alcanzó una diversidad de 76 nacionalidades distintas en su plantilla.

Este compromiso con las personas como el principal valor de Cosentino, se vio constatado con el despliegue desde el inicio de la pandemia de todas las medidas necesarias para asegurar la salud de los trabajadores y sus familias, y la creación y mantenimiento de entornos de trabajo seguros.

Asimismo, desde marzo se activó un plan de fomento del teletrabajo a través de un sistema de turnos rotativos para todos aquellos puestos susceptibles de desempeñarlo, con el objetivo de disminuir el índice de presencialidad en lugares de oficinas.

Esta medida no se entiende sin el proceso de transformación digital que inició la compañía hace años, y que ha sido uno de los factores determinantes para poder adaptarse y actuar con eficacia durante estos meses.

En 2020 se han superado los 50.000 profesionales en la plataforma digital de Cosentino, dónde se han desarrollado nuevos servicios digitales segmentados según la tipología de profesional. Gracias a estas acciones ya se están procesando más del 80 por ciento de los pedidos a través de la citada plataforma digital.

Además, se ha continuado con la digitalización de los procesos, potenciando la arquitectura de la infraestructura tecnológica, y mejorando las herramientas de comunicación interna y los canales de contacto con los clientes a nivel colaborativo y comercial.

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Como en cada ejercicio, el grupo continúa con su expansión en los mercados exteriores a través de la inversión en activos propios como lo son las nuevas aperturas el año pasado de los 'centers' de Ottawa y Winnipeg (Canadá) o Rio de Janeiro (Brasil), además de aumentar su red logística a través del nuevo Hub en la Costa Oeste de Estados Unidos.

También se han mejorado varias instalaciones mediante su reubicación, como ha sido el caso de los 'centers' de Estrasburgo, Lazio, Berlín, y el 'city' de Sídney. Este último forma parte de la apuesta por un nuevo modelo de showroom o 'city' más digital y orientado al profesional, el cual ha visto también ampliada su red con las aperturas de Barcelona, Tel-Aviv y Ámsterdam.

Con estas aperturas, la multinacional cerró 2020 con un total de 142 unidades de negocio y comerciales distribuidas en los cinco continentes. Un récord que se desglosa en 118 'centers', 15 'citys', además de cuatro nodos de distribución --tres de ellos en Estados Unidos y uno Australia-- y cinco operadores logísticos. A estas unidades, hay que unir además los 12 talleres de elaboración que la compañía posee en Estados Unidos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.