Andalucía

Los fondos y las (re)formas

  • Santiago Alfonso, Vicepresidente de Comunicación y Reputación Corporativa de Cosentino
Santiago Alfonso, Vicepresidente de Comunicación y Reputación Corporativa de Cosentino.

Los denominados Fondos Next Generation que la UE va a destinar a la recuperación es uno de los grandes temas actuales de debate. Hay bastante unanimidad acerca de que estamos, si se actúa adecuadamente, ante una enorme oportunidad. Una ocasión trascendental para la recuperación económica, la creación de empleo y el crecimiento sostenible del tejido productivo innovador. Hablamos de recursos destinados a proyectos concretos, no a comunidades o territorios, que nos permitan salir de esta crisis.

Desde la empresa privada y la sociedad civil (asociaciones, cooperativas, universidades, centros de investigación…) se ha hecho ya un gran trabajo para proponer proyectos solventes, sostenibles, verdaderamente transformadores que contribuyan al mejor futuro posible para las siguientes generaciones de andaluces y españoles. Con una clara vocación de construir alianzas y fomentar la colaboración público-privada.

En Cosentino apostamos por acometer este reto, y trabajar conjuntamente con todos los agentes involucrados para que la aplicación de estos fondos se traduzca en recuperación. En base, además, a las que creemos que son las palancas de la competitividad en el futuro: innovación, ciencia y salud, sostenibilidad, digitalización, economía circular…. A modo de ejemplo, me permito mencionar dos recientes ejemplos como son la tecnología HybriQ+ incorporada a Silestone, una innovación que convierte a este producto en mucho más sostenible y seguro, o EOCENE, un proyecto de investigación en economía circular, el cual coordinamos de la mano de otras empresas y centros de investigación, para el desarrollo de compuestos más sostenibles.

Ahora bien, el dinero que llegará necesita asimismo de una agilidad en su tramitación, gestión y control. Y ahí precisamos de una reforma, siempre aplazada, para contar con una administración más ágil y eficaz. Los fondos son muy relevantes, pero no el nudo gordiano. Debemos aplicar cuanto antes las diferentes transformaciones pendientes que modernicen nuestro país: sistema educativo, digitalización, refuerzo de la industria, modelo territorial, administración, etc. En definitiva, impulsando las "reformas", podremos aprovechar adecuadamente los "fondos". Que los árboles no nos impidan ver el bosque.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.