Andalucía

Prolongo-Faccsa cumple 200 años liderando la industria cárnica

  • La compañía malagueña cierra el ejercicio con una facturación de 250 millones de euros y una plantilla de casi mil empleados.
Trabajadores de Prolongo en los años 20. Foto: elEconomista.
Málaga

En 1.820, hace ahora dos siglos, comenzaba la historia de una de las industrias cárnicas más importantes de Andalucía. La familia Prolongo, de origen italiano, abría en la céntrica calle malagueña San Juan una pequeña tienda de ultramarinos en la que vendían un poco de todo, desde velas hasta bacalao, manteca o tocino.

Allí, en aquel peculiar comercio, Rafael Prolongo comenzó a elaborar un producto completamente distinto a lo que se comercializaba por entonces en la zona, una mezcla de carne de cerdo con tocino muy fresco que dio origen a lo que hoy se conoce como Salchichón Málaga.

El producto, que actualmente está experimentando un resurgir que lo ha llevado incluso a la alta cocina, tuvo en aquella época tanto éxito que se dispararon las ventas del pequeño ultramarinos.

Según ha explicado a elEconomista Andalucía, Francisco Requena, director de I+D en Faccsa Prolongo, en 1920 la familia Prolongo comenzó a buscar terrenos para ampliar la fábrica de productos cárnicos y abrir un matadero que les permitiera el autoabastecimiento de carne. Finalmente, la empresa acabó recalando en la Estación de Cártama (Málaga), en unos terrenos donde todavía hoy continúan las instalaciones de la compañía.

Allí, Prolongo siguió creciendo como industria cárnica, hasta que en la Guerra Civil murió su gerente y la empresa pasó a manos de la familia Soler, procedente de Gerona, que continuó la actividad en la misma línea que se venía trabajando hasta ahora y manteniendo los productos de éxito como el salchichón.

La familia Soler siguió con la industria cárnica, pero decidió diversificar los productos y en 1.941 fundó otra compañía paralela, Frigoríficos Andaluces de Conservas de Carne (Faccsa), que por entonces nació como una fábrica de jamón cocido, para pasar en 1.977 a convertirse en una sala de despiece.

La década de los 2.000 supuso una auténtica para la compañía, que comenzó a exportar carne fuera de España, estableciéndose entre las principales industrias cárnicas del país.

Actualmente, el complejo industrial Prolongo-Faccsa, que sigue ubicado en las mismas instalaciones de la Estación de Cártama, produce unas de 110.000 toneladas de carne de cerdo a año y da empleo a más de 950 personas.

En conjunto ambas compañías van a generar este ejercicio, que cierra el 28 de febrero, una facturación que ronda los 250 millones de euros.

Prolongo, continúa elaborando productos tradicionales y típicos de la provincia de Málaga que no tienen alta demanda fuera de Andalucía, aún así se comercializan pequeñas cantidades en algunos países europeos como Portugal, Inglaterra, Francia y Alemania.

Todo lo contrario sucede con el gigante Faccsa que produce y comercializa todo tipo de productos cárnicos y exporta cada año el 50% de su producción. La carne de la compañía se vende en países como Portugal, Francia, Japón, Corea del Sur, Méjico o Canadá, aunque su principal cliente es China, que en los últimos años viene acaparando un alto porcentaje de su producción.

Incertidumbre por el Coronavirus

Al ser el chino su principal mercado, las estimaciones de crecimiento de Faccsa se están viendo pausadas por la crisis del Coronavirus que ya ha comenzado a generar algunas pérdidas en la empresa malagueña.

"Todos los años en febrero, durante una semana o diez días, China se va de fiesta por el Año Nuevo, pero este año a esto se ha sumado el Coronavirus y se está alargando la inactividad. A nosotros nos está afectando poco porque los clientes nos avisaron, pero ya tenemos camiones que van para China y no sabemos qué pasará con ellos, ni cuánto durará esta situación", ha indicado el directivo de la empresa.

Esta situación ha afectado ya a las previsiones de la empresa, que estimaba un aumento de la matanza de cerdos de entre un 10 y un 15% para este ejercicio. "Ahí tiene mucho que ver China, si sigue parada el aumento será nulo", ha advertido Requena.

En el caso de Prolongo, los objetivos para este año pasan por seguir aumentado su presencia en el resto de España, ya que, hasta ahora, las ventas se centran casi exclusivamente en Andalucía. No obstante, esta línea de productos tradicionales también prevé un crecimiento similar entre un 10 y un 15%.

Tras alcanzar los dos siglos de historia como una de las principales industrias cárnicas españolas, Prolongo-Faccsa se marca ahora el gran reto de crecer un 50% en los próximos cinco años. "Es un crecimiento acelerado y forzado", reconoce el portavoz de la empresa, reivindicando el papel de la misma en el desarrollo del sector en Andalucía.

Una empresa malagueña que ha logrado hacerse un importante un hueco en el sector cárnico y que ahora pretende apostar por sus productos más tradicionales para llevar el sabor de la matanza andaluza por todo el mundo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0