Andalucía

Carga de trabajo para nuestra industria

Por Francico J. Moreno Muruve. Presidente de la Federación de Empresarios del Metal de Sevilla (Fedeme)

Los últimos acontecimientos producidos en torno a Airbus, tras las declaraciones de su presidente Alberto Gutiérrez, pronosticando reajustes industriales y laborales en las plantas andaluzas de la compañía como consecuencia del mal rendimiento en su división militar y de la ralentización de la producción de componentes para el Boing 737 MAX, así como el anuncio de la pérdida del macrocontrato de los carros de combate 8x8 por Santa Bárbara Sistemas, han hecho saltar las alarmas en torno al futuro de dos importantes industrias en nuestra región: la aeroespacial y la de defensa.

Es evidente que la buena salud de dos grandes compañías tractoras como Airbus y Santa Bárbara va a influir directamente sobre la industria auxiliar que pivota a su alrededor, de ahí la importancia de que exista una mayor integración entre ambas partes y que se cuente con la industria auxiliar a la hora de preparar ofertas y proyectos. Sin dejar de lado la necesidad de aunar esfuerzos para la entrada en nuevos mercados y la búsqueda y captación de nuevos proyectos y líneas de negocio que posibiliten, a su vez, el diversificar la excesiva dependencia respecto a un único cliente.

Contamos con una industria auxiliar fuerte, competitiva y más preparada que nunca. Esto nos ha llevado años de trabajo y sería una enorme irresponsabilidad echar por tierra todo ello, en lugar de planificar alternativas realistas que permitan levantar el vuelo. Alternativas que pasan por nutrir a nuestra industria de carga de trabajo, a través de la compensación, en el caso de Airbus, de programas militares por programas civiles para nuestras plantas, como el A320 NEO, el A321 NEO o el A 321 XLR, cuyas cifras comerciales están en máximos. La producción de aviones comerciales crecerá un 31% en 2020 según pronostica Deloitte en su último estudio 2020 global aerospace and defense industry outlook, donde se recoge una estimación de producción cercana a las 40.000 unidades en las dos próximas décadas, gracias a que los dos grandes fabricantes, Airbus y Boing, pisarán el acelerador para asegurar su posición en mercados como el asiático. Esos buenos datos tienen que tener su reflejo en Andalucía y esta es, por tanto, una de las reivindicaciones que defenderemos desde FEDEME en nombre de la industria auxiliar a la que representamos.

En el caso de Santa Bárbara, ya advertimos desde nuestra Federación del perjuicio que representaría el que la inversión vinculada al programa de los VCR 8x8 pudiera salir de España en caso de que este contrato resultara asignado finalmente a una empresa extranjera. En este sentido, la Junta de Andalucía debe ejercer presión y remar a favor de recuperar el proyecto que iba a suponer un balón de oxígeno para la industria de defensa sevillana. En resumen, ser capaces de atraer carga de trabajo para nuestra industria, que la excelencia y la profesionalidad la pondrán nuestras empresas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.