Andalucía

Ryanair monta en Andalucía su mayor taller fuera de Londres

El consejero andaluz de Economía y el director de Operaciones de Ryanair. Foto: Fernando Ruso

La aerolínea británica inaugura la primera fase de su proyecto, que le permitirá tener en dos años su mayor centro de mantenimiento de aviones tras una inversión de 26 millones

Ryanair ha apostado definitivamente por Sevilla para convertirla en su principal centro de revisión y reparación de aviones fuera del Reino Unido. El pasado 17 de octubre, la aerolínea británica inauguraba oficialmente en el aeropuerto de Sevilla su primer centro de mantenimiento de España, construido en tiempo récord tras una inversión de 10 millones de euros y que ya lleva unos meses de rodaje.

Se trata de un hangar situado en el extremo norte del aeródromo sevillano para el que ha contratado a 200 profesionales de "alta cualificación" que se encargarán de la revisión, mantenimiento y reparación de los aviones de esta aerolínea de bajo coste, que cuenta con 236 aeronaves, 86 bases, 2.100 rutas y que este año moverá a 152 millones de pasajeros -un 7 por ciento más que el año anterior-.

La instalación en la capital andaluza, una de las cuatro en Europa que conforman la línea de Ingeniería de Mantenimiento Pesado de Ryanair, realizará estos controles a los aviones de toda la flota Boeing 737- 800 de Ryanair. De este modo, se garantizará que dichas aeronaves continúen operando con la máxima seguridad, eficiencia y servicio.

El nuevo centro sevillano cuenta para esas reparaciones con unas instalaciones de 10.500 metros cuadrados que incluyen dos muelles en los que se atienden paralelamente dos aviones. Sin embargo, esta planta se multiplicará próximamente, ya que el director de Operaciones de Ryanair, Neal McMahon, anunció en esa inauguración la decisión de la compañía de invertir otros 16 millones de euros para ampliar este centro con dos nuevos hangares que acogerán otros tres muelles de reparación, con lo que tendrá un total de cinco, el mismo número actual que su centro base de reparaciones en Londres, que también se ampliará para que cuente con seis.

Esta ampliación debe estar en funcionamiento en dos años y supondrá una inversión total de Ryanair de 26 millones en Sevilla donde creará 465 puestos de trabajo, la inmensa mayoría de ellos de ingenieros. Por su parte, la empresa pública AENA invertirá un millón de euros para facilitar los accesos del hangar a la pista del aeropuerto, según explicó el director el aeródromo sevillano, Jesús Caballero, quien destacó que esta nueva apuesta sigue consolidando a San Pablo como una de las instalaciones de referencia del sector aeronáutico -aquí se fabrican el avión de transporte militar europeo A400M de Airbus-y un aeropuerto con una gran potencia tanto de viajeros como de mercancías.

A la inauguración de la nueva planta acudió el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, quien subrayó la apuesta del Gobierno andaluz por el sector aeronáutico y recordó el éxito del cercano Parque Aerópolis, en el vecino municipio de La Rinconada, donde se encuentran ubicadas unas 30 empresas que emplean a más de 400 personas. Su alcalde, Javier Fernández, aprovechó la oportunidad para reclamar la necesidad de su ampliación, prometida por el anterior ejecutivo autonómico de Susana Díaz.

Por su parte, el director de Ingeniería de Ryanair, Karsten Muehlenfeld, animó a los jóvenes ingenieros andaluces a trabajar con su compañía: "Ryanair es la aerolínea perfecta para aquellos que quieran desarrollar su carrera en el sector de la ingeniería, en una compañía que ofrece los planes de trabajo más favorables de la industria y la oportunidad de trabajar con la flota más joven de Europa", afirmó. La aerolínea cuenta con cuatro plantas de mantenimiento de aviones en Reino Unido, España (Sevilla), Polonia y Lituania. 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.