Andalucía

NeuroDigital, la startup andaluza que ayuda a entrenar a los astronautas de la NASA

  • La compañía ha creado Avatar VR un guante háptico que aporta el tacto a la realidad virtual y que ya utilizan grandes compañías como Airbus, BMW o Microsoft.
AvatarVR aporta el sentido del tacto a la realidad virtual. Foto: E.E

La realidad virtual, ese entorno de apariencia real creado a través de la tecnología, ha comenzado a salir del mundo del ocio y de los videojuegos y se ha convertido ya en una importante herramienta en sectores tan variados como la industria aeroespacial, la educación o incluso la medicina.

Escenas creadas a través de tecnología informática en las que el usuario se siente completamente inmerso, un avance revolucionario, pero en el que faltaba el sentido del tacto. Esta carencia fue detectada por NeuroDigital, una startup almeriense que para dar respuesta a esta situación ha creado Avatar VR, un guante háptico que permite sentir todo lo que se observe a través de la realidad virtual.

Este importante avance, que suma el tacto a las tecnologías VR, ha captado ya la atención de la NASA, que utiliza este guante con sello andaluz para ayudar a los astronautas en sus entrenamientos para las futuras misiones en Marte.

"Nosotros aportamos las manos a la realidad virtual, de manera que el usuario pueda sentir y tocar todo lo que ve a través de unas gafas VR", explica a elEconomista Andalucía Luis Castillo, Ceo de NeuroDigital.

Avatar VR además de ser un guante háptico que transmite el sentido del tacto por medio de vibraciones, es un dispositivo de captura de movimiento que permite representar las acciones del usuario en realidad virtual, así como sentir y tocar todos los objetos que se vean a través de unas gafas VR.

"Lo que consigue un usuario que lleve nuestro guante es que se vean fielmente representados, todos los movimientos de su mano como si fuese real y si toca algo lo siente", comenta el CEO.

La tecnología que utiliza NeuroDigital en este dispositivo funciona por medio de la vibración, colocando 10 puntos hápticos en la palma de la mano que simulan sensaciones de tacto totalmente realistas para el cerebro.

Lo que consigue un usuario que lleve nuestro guante es que se vea fielmente los movimientos de su mano como si fuese real y si toca algo lo siente.

Grandes clientes

A pesar de su apariencia lúdica, Avatar VR supone una importante herramienta en numerosos sectores y ya es utilizada por grandes compañías. NeuroDigital cuenta con una cartera de grandes clientes industriales, del sector de las telecomunicaciones y del mundo militar. Además de la NASA, ya utilizan estos guantes hápticos fabricados en Almería empresas como BMW, Airbus, Microsoft, Ericsson o Vodafone, entre muchas otras.

"Todas las grandes compañías que actualmente trabajan la realidad virtual son nuestros clientes potenciales", apunta Castillo.

En el sector de la salud, Avatar VR ya se utiliza en proyectos de Reino Unido para realizar diagnósticos en remoto a través de la telemedicina. Además en el futuro, según las palabras del responsable de la compañía, podría permitir que un robot operase a un paciente controlado por un doctor en la distancia con los guantes hápticos.

En la industria 4.0 los robots también juegan un papel importante y en este sector la tecnología de Avatar VR también permite su control telemático.

Pero sin duda, el mayor nicho de mercado de este dispositivo se encuentra en el entrenamiento de operarios.  "Actualmente se están haciendo muchas técnicas de entrenamiento en realidad virtual, pero le falta lo más importante y es que el uso de las manos sea natural, muchas veces requiere entrenar a personas para que use mecanismo y eso no es posible sin nuestra tecnología", indica.Este es el caso estrella a la compañía, aportar las manos a software de realidad virtual para entrenamientos en la industria, es el aspecto que ha logrado captar la atención de la NASA y el que más quieren potenciar.

Los guantes también se usan en la industria aeroespacial y de la automoción, donde permite importantes ahorros económicos a la hora de realizar prototipos de coches.

También se ha aplicado esta tecnología en la educación, permitiendo incluso que personas ciegas pudieran "ver" objetos de realidad virtual a través de sus manos.

El precio de Avatar VR ronda los 1.500 euros y la licencia de desarrollo va entre los 2.500 y los 10.000 euros anuales en función de las necesidades de la compañía que quiera implantar esta tecnología y el soporte en el que se vaya a aplicar.

NeuroDigital nació en 2012 como una Spin-off de la Universidad de Almería que se dedicaba a la investigación básica en animales, después comenzaron a trabajar la realidad virtual para humanos y fue en un proyecto para enfermos de Alzheimer donde sus fundadores se dieron cuenta de la importancia del sentido del tacto, fue ahí en 2014, cuando cambió el rumbo de la compañía.

Actualmente, la empresa cuenta con 8 empleados y prevé alcanzar este año una facturación de medio millón de euros. A pesar de que las cifras aún son moderadas, NeuroDigital ya se ha colado entre las mejores startup de España en el South Summit 2019 y ha formado parte incluso del Google Starup Residency.

Tras un año de éxitos la empresa andaluza se marca ahora el reto de seguir creciendo para establecerse como el estándar mundial de la tecnología de guantes hápticos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.