Andalucía

Las salas de cine andaluzas lideran el mercado

Vista de los multicines del centro comercial Plaza de Armas de Sevilla. Foto: Fernando Ruso

Las empresas exhibidoras andaluzas dominan el sector regional frente a las grandes multinacionales y se expanden por el resto del territorio nacional hasta alcanzar una facturación superior a 85 millones

El pasado mes de abril, la multinacional Cinesa -perteneciente desde 2018 al grupo chino Wanda- acabó su contrato para la gestión de los cines situados en el centro comercial sevillano Plaza de Armas. En su lugar, desde el 21 de junio ha entrado el empresario sevillano Luis Millán, con su grupo Odeón Multicines, que cuenta con 120 salas en 12 multicines situados por toda España, además de gestionar algunos cines de verano.

Esta operación empresarial es un buen ejemplo de la curiosa situación que vive Andalucía en cuanto a las empresas exhibidoras de cine. Se trata de la única comunidad española en la que las empresas regionales dominan el mercado por encima de las grandes multinacionales, que en los últimos años han comprado las empresas españolas para liderar el mercado.

Así, además de la compra de Cinesa por la china Wanda ya se había producido tres años antes la compra de Yelmo por la mexicana Cinesa. Entre ambas dominan ahora el mercado español, con una facturación conjunta cercana a los 280 millones de euros anuales.

Sin embargo, en la comunidad andaluza este liderazgo varía ostensiblemente. Según datos de la Asociación de Empresas de Distribución Audiovisual de Andalucía (Aedava), en esta región existen 414 pantallas o salas en 43 locales o multicines, frente a las 2.695 existentes en toda España a través de 342 centros. En torno al 40 por ciento de los espectadores y de la recaudación de las salas en la región se produce en empresas exhibidoras andaluzas, que facturan unos 85 millones de euros, mientras que en torno a un 30 por ciento es en empresas nacionales y otro tanto multinacionales.

Entre las empresas andaluzas destaca Unión Cine Ciudad, que se ha consolidado ya como la tercera empresa a nivel nacional, solo superada por las dos grandes multinacionales. Con más de 80 años de historia, Unión Cine Ciudad (UCC) es una empresa andaluza de exhibición cinematográfica propiedad de la familia Hernández, cuya actividad en el sector cinematográfico se remonta al año 1934 cuando Segismundo Hernández funda la distribuidora Hernán Films. En 1952, con la adquisición del Cine Teatro Cervantes de Sevilla, da comienza la andadura del circuito Unión Cine Ciudad. En la actualidad, Unión Cine Ciudad es el principal circuito de exhibición 100 por cien andaluz, con un total de 122 pantallas, con más de 20.000 butacas, en 14 centros repartidos por todo el territorio nacional, en su mayor parte en Andalucía. Factura en torno a 20 millones de euros anuales.

Otra gran empresa andaluza es Odeón Multicines, del empresario Luis Millán, que gestiona un circuito de 118 salas en 12 complejos repartidos por una decena de provincias españolas y sigue en expansión. En 2018 pasaron por sus butacas más de 2,8 millones de espectadores, ocupando la séptima posición a nivel nacional. Además, abrirá la próxima temporada un teatro en Sevilla a orillas del Guadalquivir gracias al acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento y el propietario de La Imperdible, José María Roca.

La tercera gran empresa andaluza de exhibición es la onubense Artesiete, con más de un siglo desde José Luis de Chiclana se vinculara a este sector. Desde entonces, la familia Chiclana lleva tres generaciones en la distribución y exhibición española y ahora empieza a incorporarse la cuarta generación. La empresa explota 78 salas de once complejos cinematográficos repartidos por toda la geografía española, no sólo en Andalucía.

Junto a esas tres principales, existen otra de menor facturación pero que también se han expandido por la geografía regional y nacional, como los cines Al Andalus-Cineápolis, de la familia Martínez de Aspe, con ocho centros.

Pero no todo han sido alegrías en un sector que vive la dura competencia de las pantallas domésticas. Hace tres años, a multinacional francesa MK2 compró Cinesur (la cadena del grupo cordobés Sánchez-Ramade), mientras que los cines Ábaco pasaron a manos de Cinesa.

Además, durante los años de crisis se han cerrado en Andalucía unas 60 salas, según datos de Aedava, que sin embargo, se siente satisfecha de la reacción de las empresas andaluzas, que han conseguido adaptarse a las necesidades del nuevo mercado y no sólo hacer frente a la llegada de las multinacionales sino también haber salido fuera de Andalucía a abrir decenas de salas.

El presidente de la Asociación de Empresas de Distribución Audiovisual de Andalucía (Adedava), Rogelio Domínguez, asegura que "las empresas andaluzas no sólo han demostrado que están vivas sino que han renovado su compromiso realizando importantes inversiones para crecer y para ofrecer ocio de calidad". Asimismo, lamenta que "este desarrollo se haya producido sin apoyo alguno de la administración pública, a pesar de ser un sector fundamental para nuestra sociedad y que diariamente da empleo a unos 3.000 trabajadores en Andalucía".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.