Actualidad

Los precios de la tierra agrícola moderarán su crecimiento en 2024

Un olivar en Jaén
Valladolidicon-related

Los precios de la tierra agrícola moderarán su crecimiento en 2024. Frente a los incrementos a doble dígito de años anteriores, la firma internacional de consultoría y servicios inmobiliarios CBRE espera una ralentización del crecimiento, con aumentos de un digito, o incluso una estabilización en los precios que conllevará un alineamiento entre compradores y vendedores.

Así se ha puesto de relieve en el marco del evento sectorial "Tendencias CBRE en Agribusiness" organizado por CBRE y que ha congregado a los principales actores del sector para debatir en torno a las tendencias del mercado y los grandes desafíos a los que se enfrenta. El sector agrícola ha demostrado una gran resiliencia ante diferentes ciclos económicos, si bien el cambio climático o la sequía suponen un gran reto para el sector. No obstante, los fundamentales detrás del interés inversor siguen siendo muy interesantes. También se ha abordado la cuestión de las subidas de precios de los alimentos aunque ya se observa que los costes de producción se están relajando. Los ciclos de precios en los cultivos de alto valor

Una encuesta llevada a cabo por CBRE a los actores del sector revela que la inflación, la problemática del agua y el clima son las grandes preocupaciones en la actualidad. En respuesta, el sector se está preparando para responder cada vez mejor a estas cuestiones. En paralelo, la sostenibilidad es ya una prioridad para muchos de los fondos de inversión internacionales. Preguntados por los cultivos, la apuesta por el olivar seguirá creciendo, aunque los precios del aceite deberán corregir fuertemente en los próximos años. Los frutos secos (por ejemplo, pistachos) seguirán también ganando terreno, seguidos del aguacate.

Para Manuel Valadas de Albuquerque, líder de Agribusiness para el sur de Europa (España, Portugal e Italia) en CBRE, "tras el crecimiento en las últimas décadas de la inversión institucional en mercados ya muy maduros como Australia y Estados Unidos, el sur de Europa es una de las pocas zonas del mundo donde se puede invertir en cultivos específicos de frutas y verduras en un entorno atractivo. Iberia e Italia ofrecen un tándem único de buena rentabilidad y riesgos soportables. Todo apunta a que en los próximos años el Agribusiness se consolidará como un sector estratégico en Iberia por el clima, la variedad de cultivos, la calidad de sus tierras, su eficiencia en sistemas de regadío, y el tamaño de las fincas. Un sector que ya está incorporando como pilares fundamentales a la sostenibilidad y la innovación tecnológica".

La inversión institucional ha crecido un 150%

En los últimos años, el sector se ha profesionalizado hasta facilitar la entrada de inversores institucionales; el número de fondos que operan a nivel global en el sector se ha multiplicado por 15 en los últimos 15 años. También se observa un notable crecimiento en los volúmenes de inversión recientes. Desde 2021, la inversión institucional en el sector agroalimentario español ha crecido un 150%, pasando de los 800 millones de euros registrados en 2021 a los más de 2.000 alcanzados en 2023. El atractivo del sector reside en que se trata de un activo real y simple basado en la tierra, el agua y el consumo básico alimentar de una población creciente a nivel global. La modernización y profesionalización del sector en los últimos años ha favorecido el desarrollo de grandes players con diversificación de cultivos, zonas geográficas y diferentes grados de verticalización.

La sofisticación a lo largo de toda la cadena de valor del sector y una mayor especialización son algunas de las claves del mercado. CBRE observa un aumento de la asignación de capital a la agroindustria por parte de los actores locales (por ejemplo, Family Offices), si bien el sector sigue en el foco de fondos internacionales. También el incremento del precio en las transacciones ha animado a más vendedores, generando mayor volumen de oportunidades pero también un mayor diferencial entre el precio de compra y el de venta. Otra de las tendencias observadas es el aumento en el tamaño medio de los tickets, predominando en 2023 las transacciones de entre 10-50 millones de euros. Una tendencia que según CBRE continuará este año. En un negocio totalmente globalizado e interconectado, CBRE tiene presencia global en los principales mercados mundiales como Australia, Estados Unidos y Latam, además de en Europa, participando en operaciones a lo largo de toda la cadena agroalimentaria y especializado en compraventa/arrendamiento de fincas rústicas; M&A; Operaciones de sale&leaseback; Asesoramiento en el crecimiento de operadores y empresas del sector. Recientemente, CBRE ha asesorado a Bolschare Agriculture en la integración de Borges Agricultural & Industrial Nuts, S.A. (BAIN), la unidad de negocio de frutos secos liderada por Borges International Group (BIG).

El sector agrícola en Iberia, un referente global

Iberia es la tercera potencia agroalimentaria de Europa. Poniendo el foco en España, la relevancia del Agribusiness en España también se refleja en la proporción de superficie agraria utilizada, de las que 17 millones de hectáreas son de cultivo (76% dedicado a secano y 24% a regadío). De hecho, España ocupa el segundo lugar en extensión agraria de la Unión Europea. Dentro de los cultivos más importantes se encuentra el olivar para producción de aceite de oliva, el almendro y los cítricos. La curva de precios de aceite de oliva ha adoptado una línea prácticamente vertical, multiplicándose por 3-4x desde 2019 hasta alcanzar los 7-8 euros/kg actualmente, ya después de una corrección desde el pico de 8-9 y como resultado de las lluvias de Semana Santa que han mejorado las expectativas de producción.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud