Actualidad

Guterres: "Nuestro planeta se está ahogando en un torrente de basura"

  • El secretario general de la ONU alerta de que "el consumo excesivo nos está matando"
  • "Los gobiernos, a todos los niveles, deben crear economías circulares", afirma Guterres
  • El Día Internacional de Cero Desechos se conmemora este sábado, 30 de marzo
El portugués Antonio Guterres / EP

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, apuntó este sábado que "el consumo excesivo nos está matando", puesto que los seres humanos generan cada año entre 2.100 y 2.300 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos, y esa cantidad de basura casi se duplicará en 2050 hasta llegar a 3.800 millones de toneladas si no se adoptan medidas urgentes.

Naciones Unidas aporta este sábado esos datos con motivo del segundo Día Internacional de Cero Desechos, que se conmemora este sábado, 30 de marzo, y que alienta a los gobiernos y las personas a prevenir y reducir al mínimo los residuos, y promueve un cambio social hacia una economía circular.

"Nuestro planeta se está ahogando en un torrente de basura. Cada año, la humanidad produce más de 2.000 millones de toneladas de residuos sólidos municipales. Alimentos podridos, botellas de plástico, aparatos electrónicos contaminados con productos químicos y un sinfín de cosas más se desechan sin tener en cuenta el agua, la tierra y el aire", indicó Guterres en un mensaje con motivo de este día internacional.

"Tenemos que hacer algo"

En su mensaje, Guterres apuntó que, "al descomponerse, la basura emite a la atmósfera gases de efecto invernadero que calientan el planeta, y también envenena el agua y el suelo, y provoca enfermedades e incluso la muerte de personas en todo el mundo".

"El consumo excesivo nos está matando. Tenemos que hacer algo", recalcó, antes de deseó que "el ideal de cero desechos sea una realidad".

"Las empresas deben repensar sus productos a fin de minimizar el derroche de envases y maximizar la longevidad y el ciclo de vida de los productos. Los consumidores deben pensarlo dos veces antes de adquirir bienes y productos, y reciclar o reutilizar siempre que sea posible", comentó.

Guterres subrayó que "los gobiernos, a todos los niveles, deben crear economías circulares que aborden el agotamiento y la gestión de los recursos, e invertir en programas modernos de control de desechos basados en la reutilización, la refabricación, la recuperación y la prevención de la producción de desechos".

"La comunidad mundial debe unirse y trabajar por lograr un tratado jurídicamente vinculante para poner fin a la contaminación por plásticos", apostilló, antes de concluir: "Comprometámonos a poner fin al ciclo destructivo de los desechos, de una vez por todas".

Hasta 25 vueltas al mundo

Los hogares, las pequeñas empresas y los proveedores de servicios públicos generan cada año entre 2.100 millones y 2.300 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos, que abarcan desde envases y equipos electrónicos hasta plásticos y alimentos.

Los servicios de gestión de residuos en todo el mundo están mal equipados para hacer frente a esta situación, pues 2.700 millones de personas carecen de acceso a la recolección de residuos sólidos y únicamente entre el 61% y el 62% de los residuos sólidos urbanos se gestionan en instalaciones controladas.

Los residuos sólidos municipales generados en un año darían la vuelta al mundo 25 veces si se introdujeran en contenedores de transporte estándar y se alinearan uno tras otro. Y la humanidad produce cada año unos 430 millones de toneladas de plástico, dos tercios de las cuales son productos de vida corta que se transforman en basura al poco tiempo de uso.

Según la ONU, la prioridad urgente sigue siendo mejorar la recolección, el reciclado y las demás modalidades de gestión racional de los residuos. Para resolver la crisis de los desechos, las personas deben manejarlos como un recurso, lo que implica reducir su generación y adoptar el enfoque del ciclo de vida.

"Los recursos deben ser reutilizados o recuperados siempre que sea posible y todo producto deben ser diseñado para ser duradero y para su elaboración se deben usar materiales de bajo impacto y en menor cantidad. Este tipo de soluciones en las fases iniciales de producción contribuirían a reducir al mínimo la contaminación del aire, la tierra y el agua y a disminuir la extracción de los valiosos y limitados recursos naturales", resume la ONU.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud