Actualidad

BBK reclama un cambio del sistema para que los proyectos sostenibles puedan ser viables

  • Pide que se establezcan los mismos derechos e igualdad de condiciones para poder competir
  • Explora la idea de que todas las cosas tienen dos precios: el precio que pagamos y el precio a pagar
  • Inicia una campaña en favor de la competitividad sostenible, con la simulación de la rotura del Puente Colgante
Xabier Sagredo, presidente de BBK, y Kristian Prieto, director de BBK Kuna.
Bilbaoicon-related

BBK ha puesto en marcha una campaña para concienciar sobre "el precio a pagar" cuando no se apoya la competitividad sostenible, un llamamiento para impulsar "un cambio de sistema que garantice los mismos derechos e igualdad de condiciones a favor de los proyectos y empresas que eligen ser competitivamente sostenibles", ha explicado Xabier Sagredo, presidente de BBK.

La iniciativa ha incluido una intervención en el Puente Colgante de Bizkaia que ha simulado la rotura de su estructura y se acompaña de una experiencia inmersiva en un contenedor ubicado en las inmediaciones y que recorrerá otros puntos vizcaínos. También se llevará a cabo un foro de reflexión con expertos.

La nueva campaña de sensibilización de BBK, con el lema 'El Precio a Pagar' y que se enmarca en la apuesta de la entidad por la competitividad sostenible, se ha presentado en Portugalete, localidad que el Puente Colgante une con Getxo, con la presencia del presidente de BBK, Xabier Sagredo, el alcalde de Portugalete, Mikel Torres, la presidenta del Puente Colgante, Marta Uriarte, y el director de BBK Kuna, Kristian Prieto.

Según ha explicado el presidente de BBK, el proyecto pretende llamar la atención sobre la necesidad de adoptar modelos de competitividad sostenible, con el foco en "una reflexión estratégica sobre la construcción del precio".

BBK busca fomentar una reflexión sobre cómo el sistema está derivando en "una falta de competitividad sostenible y competitividad empresarial" y poner de manifiesto la necesidad de que el sistema garantice que los proyectos sostenibles puedan también ser viables, de modo que "todos juguemos con las mismas normas".

El objetivo es que los proyectos garanticen condiciones laborales "dignas", fiscalidad "justa" o respeto al medio ambiente, entre otros aspectos, sin tener "luego que abandonar porque no pueden competir con otros que no tienen los mismos principios".

De este modo, en este "experimento social" se explora la idea de que todas las cosas tienen dos precios: "el precio que pagamos y el precio a pagar por él" porque, según han subrayado desde BBK, "el precio de un producto o servicio es mucho más que una cifra".

El precio del progreso

"Detrás de un precio hay progreso: hay trabajadores, materias primas, regulaciones, legalidad y transparencia. Sin embargo, cuando éste se establece a expensas de aceptar cualquier cosa, es cuando aparece el otro precio: el precio a pagar. El precio que pagamos entre todas y todos con nuestro progreso", han señalado desde BBK.

En este contexto, se incide en que "la responsabilidad del precio a pagar no debe recaer exclusivamente sobre el consumidor, porque no todo el mundo puede permitirse pagar determinados precios, ni sobre el pequeño comercio, que en ocasiones no puede salir adelante por no ser competitivo a pesar de ser sostenible", ha explicado Xabier Sagredo.

"No abogamos por el precio más caro. Abogamos por trabajar en igualdad de condiciones y con una construcción de un precio que sea sostenible", ha precisado Xabier Sagredo.

En palabras del presidente de BBK, "si apostamos por una Europa que nos permita competir en un mundo tan global como el nuestro, además de hacer una reflexión sobre si la velocidad de la descarbonización es alta o no, entremos en centrarnos en cómo hacer que la apuesta por la sostenibilidad también permita que lo sostenible pueda ser competitivo". "Hay que dar un paso más allá", ha apelado.

Este mensaje en favor de la competitividad sostenible se va a trasladar a través de varios elementos, entre ellos la simulación de la rotura del Puente Colgante, que cumple su 130º aniversario y que fue uno de los "mayores símbolos de progreso".

Por otro lado, se ofrece una experiencia inmersiva dentro de un contenedor ubicado en la Plaza del Solar de Portugalete y que se ha "customizado" para que los usuarios descubran "las claves" de la campaña de forma "dinámica y audiovisual". Este elemento se trasladará también a otros puntos de Bizkaia, como Bilbao, Durango y Basauri.

BBK plantea 'El Precio a Pagar' como un proyecto de "largo recorrido" que contribuya "a nivel social y educacional" en Bizkaia. Por ello, a esta iniciativa le seguirá un foro de personas expertas, en el que se reunirá a profesionales de diversas disciplinas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud