Actualidad

El vino de uva garnacha no solo se bebe: Bodega Laus y Pastelería Güerri lo convierten en helado

  • El helado tiene como ingrediente principal el Laus Garnacha Barrica, el último monovarietal de Bodega Laus
  • Este helado, que se comercializará durante todo el año, no contiene lactosa y solo tiene un 3% de alcohol
  • Además de vino, contiene frutos rojos, azúcares y agua, dando como resultado un helado fresco y ligero
Bodega Laus y Pastelería Güerri han elaborado un helado con base de vino de la variedad de uva garnacha.
Zaragozaicon-related

La uva de la variedad garnacha cuenta cada vez con más aceptación y su valoración positiva va en aumento tanto en el mercado nacional como en el internacional. Muy apreciada en gastronomía y, especialmente, en el mundo del vino, ahora llega una nueva forma de consumirla. Se trata del helado de garnacha, que nace fruto de la colaboración entre la Bodega LAUS, de la DOP Somontano, y la Pastelería Güerri.

Este helado se ha realizado con vino con base de garnacha. En concreto, con el Laus Garnacha Barrica, el último monovarietal lanzado por la bodega aragonesa.

A este componente se suman los frutos rojos, azúcares y agua, dando como resultado un helado fresco y frutal con una textura suave y ligera que, además, no contiene lactosa y solo tiene un 3% de alcohol. Y todo ello con un color particular: rojo rubí muy intenso con matices violáceos y morados.

El helado permite saborear todo el carácter de la variedad garnacha del Somontano con la intensidad que confiere esta uva, motivo por el que se eligió el monovarietal de Bodegas Laus. Un vino elaborado con garnacha tinta 100% que se caracteriza por su carácter varietal con marcados frutos rojos dulces y un fondo de ahumados, vainilla y especias, con aromas que recuerdan a pastelería.

Además, para la elaboración del vino, se fermentó a una temperatura muy controlada en depósitos de acero inoxidable, en torno a los 20 y 22 grados centígrados, con el fin de preservar los aromas frutales de la variedad y extraer los taninos más suaves. Tras la fermentación maloláctiva, el vino estuvo en reposo en barricas de roble mixto durante cuatro meses para conseguir un vino redondo y complejo. "Con esta crianza conseguimos más estructura, dándole presencia a los tostados y vainillas y, además, prolongamos un poco la vida del vino", explica Jesús Mur, enólogo de LAUS.

"Estando en una tierra de vino, no podíamos dejar de ofrecer un helado de vino", añade el maestro pastelero y heladero, José Borrachero, quien explica que "en la primera cucharada notamos el vino y poco a poco en la boca van adquiriendo protagonismo los frutos rojos".

Este helado, que comenzó a elaborarse este verano 2023, podrá adquirirse durante todo el año en el establecimiento de Güerri en la Plaza del Mercado de Barbastro, en Huesca.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud