Actualidad

La guerra por el agua de la Corona Norte de Doñana se libra en Bruselas

  • Indignación en la Junta con el Grupo Socialista por una carta con "mentiras"
La Laguna del Sopetón, en Doñana. Foto: Europa Press

"Le escribo con mucha preocupación y urgencia respecto a la propuesta de permitir nuevas captaciones de agua para riego de Doñana (...) Aumentar los planes de riego con los ya limitados recursos de la reserva nacional causará daño irreversible". La que escribe es Iratxe García Pérez, presidenta del Grupo Socialista y Demócrata en el Parlamento Europeo. Le escribe al vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y al comisario de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius. La carta ha indignado al Gobierno andaluz, que la exhibe como prueba de que el Ejecutivo español está intoxicando en Bruselas. Porque, según el portavoz andaluz, Ramón Fernández Pacheco, lo que la parlamentaria García explica en su misiva es "mentira".

Ayer mismo estaba previsto quela ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se reunía con Sinkevicius con Doñana en la agenda. Antes, el ministro Planas había considerado "plenamente ilegal" la propuesta de la Junta para ordenar el corazón de la producción fresera española, de la que viven unas 100.00 personas. "Si esto es lo que traslada el Gobierno de España, cómo no van a estar preocupados en Bruselas", lamenta Fernández Pacheco.

El presidente del PPE, Manfred Weber, destaca que la propuesta andaluza cumple con la sentencia del TSJUE que condenó a España por desproteger Doñana, ya que prevé sólo riegos con aguas superficiales.

La Proposición habla expresamente de "proteger los acuíferos de Doñana" y permitir que los agricultores de la Corona Norte (a unos 30 kilómetros de distancia) "rieguen solo con aguas superficiales", una vez que el Gobierno construya las infraestructuras a las que se comprometió por ley en 2018 para trasvasar 20 hectómetros cúbicos desde el Odiel-Piedras, y cuando la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir otorgue los permisos, si ha lugar. El portavoz andaluz viajará el 3 de mayo a Bruselas para explicar que lo que faltan son las infraestructuras.

"En la ley del trasvase se dice que las infraestructuras son necesarias para salvaguardar Doñana, pero el Ministerio de Transición Ecológica no las hace", critica el portavoz. Hasta el presidente Juanma Moreno lamenta que del Olivargas se han desembalsado desde diciembre 220 hectómetros cúbicos que no se han aprovechado porque no está la presa de Alcolea ni las conducciones hasta la Corona Norte. "Al Gobierno ni le gustan los trasvases, ni los embalses, ni las depuradoras. No tiene política hidráulica", ha dicho.

Huelva concentra el 98% de los frutos rojos españoles, y la Corona Norte representa el 80%

Tanto la Junta como la Plataforma de Defensa de los Regadíos del Condado aseguran que con la ley andaluza en trámite ni se autorizan nuevos riegos, ni se amnistía a infractores a los que se va a seguir sancionando, sino que se reparan errores del pasado y la dejación histórica de las administraciones.

Julio Díaz, portavoz de los regantes, diferencia dos situaciones: la del suelo y la del agua. De la del suelo culpa a la Junta por no ser capaz en casi 40 años de gobiernos del PSOE de ordenar la zona, ni de construir depuradoras a las que estaba obligada y que ahora proporcionarían agua al campo en vez de multas a España. De la del agua acusa a la Confederación, que no cumplió con su obligación de proteger Doñana y sus acuíferos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud