Actualidad

Fiizy facilita comprar ahora y pagar después en los ecommerce para aumentar el ticket medio un 35%

  • La facturación global del ecommerce puede crecer hasta un 32%
  • Hasta un 35% se incrementa el importe del ticket medio
  • Aumenta la tasa de conversión y el número de clientes
El lema "Compra ahora, paga después" llega a los ecommerces con Fiizy España. Foto: Europa Press
Zaragoza

La empresa tecnológica ha desarrollado un nuevo método de pago para que los comercios electrónicos ofrezcan las mismas condiciones de venta que una tienda física para que los compradores financien sus compras.

"Compre ahora y pague después" (BNPL, en inglés) es uno de los lemas que más se ha utilizado por muchas tiendas, establecimientos comerciales y grandes superficies con el fin de facilitar que los usuarios adquieran los artículos que desean o necesitan y financiarlos posteriormente. Una opción implantada y con aceptación en muchos países como Suecia, donde el BNPL supone la cuarta parte de los pagos que se realizan, y que ya está disponible para los ecommerces de la mano de Fiizy España.

Esta empresa tecnológica ha desarrollado un nuevo método de pago que se articula en torno a un sistema basado en machine learning e inteligencia artificial que permite que los comercios electrónicos puedan ofrecer financiar las compras que realizan los usuarios tal y como se haría en un comercio físico. "Al igual que vas a una tienda física y financias la compra, hemos llevado esta experiencia al comercio electrónico", afirma Jaime Marín, director de Desarrollado de Fiizy España, plataforma multi-entidad especializada en financiación para consumidores, a elEconomista.es

Esta empresa, que lleva funcionando desde mediados del año pasado en España, no es una financiera, sino "un agregador de financieras". De esta manera, cuando el usuario va a formalizar la operación de compra en el ecommerce "se selecciona la financiera que le va a dar la financiación en las mejores condiciones y con la mejor tasa de conversión, es decir, con la mínima entrega de datos".

"Veíamos que en el mundo físico existen este tipo de opciones y empresas pero no había nada en el mundo online. Vimos la oportunidad de negocio para facilitar el pago al consumidor", añade Jaime Marín. Fiizy opera ya en España, aunque también se ha lanzado el sistema en el sur de Europa y se está evaluando América Latina. Dentro del territorio nacional hay enclaves importantes como Zaragoza, ciudad en la que han presentado recientemente su iniciativa dentro del Ecommerce Tour.

Esta posibilidad de comprar ahora y pagar después se puede implementar en todos los ecommerce y establecimientos que venden online, con independencia de su tamaño y del sector de actividad. "Se integra como un medio de pago más".

De este modo, el cliente puede elegir, por ejemplo, entre pagar con Mastercard, Visa o Fiizy, quedando así la empresa autorizada para ver los datos del cliente y seleccionar la mejor financiera según sus necesidades entre las cinco entidades financieras con las que trabajan en la actualidad y hacer la liquidación del pago sin papeles y en tiempo real, estableciéndose un proceso adicional para verificar la identidad de las personas para evitar operar con DNI o con datos robados.

"El cliente solo necesita una tableta o portátil y demostrar su capacidad adquisitiva. Vamos creciendo para darles más opciones al consumidor y al comercio. Es hacer que durante todo el proceso tenga la mejor experiencia de venta posible". De hecho, no se descarta que próximamente se pueda ofrecer también la financiación de las operaciones para empresas a través de una línea nueva de producto de Fiizy España.

Más facturación y ventas

Las ventajas del sistema de Fiizy no son solo para el consumidor, quien tiene más opciones para financiar las compras, sino también para las tiendas online y los ecommerce, ya que esta nueva forma de pago ayuda a incrementar el ticket medio hasta un 35%. Además, la facturación global crece hasta un 32%, según los datos de Fiizy España.

"Aumenta la tasa de conversión y el número de compradores. Además, el importe medio del ticket suele ser entre dos y tres veces el de la compra sin financiar. El consumidor puede comprar más producto, por ejemplo, en el sector de la moda y financiarlo al principio de la temporada", añade Jaime Marín.

El nuevo sistema de pago también es de utilidad para estas épocas de crisis en las que "los comercios ya empiezan a notar cambios en los hábitos de compra de los clientes" y un desvío hacia la adquisición de productos low cost, así como para fechas como el Black Friday o Cibermonday en las que "la financiación nos va a ayudar a compensar la subida de precio". Incluso, también facilita la posibilidad de hacer más promociones para dar salida al stock de productos por la crisis.

Según la consultora de pagos online Payments, durante la campaña de Black Friday de 2021, el 8,2% de las compras online y el 5,6% de las compras en tiendas físicas se realizaron con métodos de financiación BNPL frente al 3,7% y 3,8% de 2020, respectivamente. Para el año 2022, se espera un volumen de transacciones financiadas con BNPL de alrededor de 214.000 millones de dólares, el 78% más en comparación con el año anterior, según Statista.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments