Actualidad

Los aragoneses gastan una media de 192 euros al mes en gas, electricidad y carburante

Zaragoza

Los hogares destinan un 9% de sus ingresos a pagar la factura energética, situándose el gasto medio mensual en gas, electricidad y carburante en 192 euros en Aragón.

Según el estudio "La factura energética en el hogar" realizado por el Grupo Mutua Propietarios, los hogares vulnerables son los que, proporcionalmente, más ingresos destinan al pago de la energía llegando a rozar el 25% del total.

Siguiendo con el informe, el incremento de la factura energética ha hecho que los consumidores aragoneses presten más atención a determinadas rutinas con el objetivo de reducir el gasto. De este modo, llenar más los electrodomésticos (93%)), revisar las facturas para conocer el consumo mensual (83%) y regular la temperatura de la calefacción o el aire acondicionado son los tres hábitos energéticos más habituales en el hogar.

El estudio también presta atención a las medidas sugeridas por el Gobierno dentro del Plan +SE (Plan Más Seguridad Energética), que el 59% de los aragoneses afirma estar dispuesto a cumplir ante un invierno que se prevé duro.

"La situación actual exige a los hogares y las comunidades de propietarios una reflexión hacia un modelo de consumo energético más eficiente y responsable que contribuya a preservar los recursos", afirma Laura López, subdirectora general de Estrategia, Clientes y Canales Alternativos del Grupo Mutua Propietarios.

Además, los hogares consultados aseguran que cambiarán sus hábitos incluyendo acciones como cerrar las persianas por la noche (88%); apagar la calefacción mientras se duerme (82%), o mantener el hogar a una temperatura máxima de entre 19 y 21 grados (76%). En menor medida, un 59% de los españoles afirma que cambiará el coche por el transporte público, o reducirá el termostato a 15 grados si sale de casa (60%).

Para cumplir estos compromisos, los aragoneses ya se han anticipado realizando obras en sus casas. Entre las principales mejoras realizadas destacan las que tienen un retorno económico más rápido como el cambio de bombillas por sistemas de iluminación led (82%), electrodomésticos energéticamente eficientes (66%), aislamiento en las ventanas (68%) o la colocación de toldos (55%).

No obstante, aquellas inversiones más elevadas y con un retorno a largo plazo como la instalación de paneles solares (5%), puntos de recarga de coche eléctrico (5%) o instalación de sistemas de aerotermia (4%) todavía son residuales en los hogares aragoneses.

Comunidades de propietarios

El estudio también refleja que un 45% de los aragoneses no ha sufrido incrementos en la cuota de la comunidad mientras que un 27% admite lo contrario, incrementándose en una media de 31,6 euros mensuales, lo que representa un extra de 380 euros al año en gastos de comunidad por hogar.

Y todo ello a pesar de que 6 de cada 10 comunidades han realizado mejoras energéticas en los últimos dos años como el cambio de iluminación (37%), la rehabilitación de tejados (28%) y las obras de mejora de la fachada (23%).

El informe asimismo destaca que solo un 16% de las comunidades que ha realizado obras de mejora energética solicitó algún tipo de ayuda o subvención, siéndole concedida a un 10%. Este porcentaje varía en las que tienen el servicio de administración de fincas, que duplican el dato de concesión, pasando de 5% al 11%.

Estos datos ponen de manifiesto que el grado de conocimiento de ayudas y subvenciones destinadas a la mejora energética es muy bajo. De hecho, según el estudio, solo el 18% de los españoles asegura que su comunidad tiene conocimiento de la existencia de ayudas a la rehabilitación energética de fondos europeos.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ahorro.
A Favor
En Contra

Las calderas domésticas cuentan con dos mandos (dos reguladores) uno permite establecer la temperatura de impulsión para la calefacción y el otro para el agua caliente de duchas (ACS).

Pues bien, se puede aminorar el consumo de gas en casa, bajando en la caldera la temperatura del agua caliente a 40° o 38°, normalmente el técnico la deja en 45° o 50°. El agua en la ducha si lo ponemos en la caldera a 35°/38° (como está el de los grifos termostáticos) no es necesario mezclarla con agua fría, si está algo templada se puede subir un grado en la caldera. En la ducha, mejor una ducha rápida, con 30 segundos da para mojarse perfectamente, cerramos el grifo y empleamos el tiempo que queramos para enjabonarnos bien, después para aclararse, con 2 minutos tenemos suficiente, es decir con dos minutos y medio como mucho (mojarnos y aclararnos) estamos listos. Ahorraremos en gas y agua.

Si la caldera es atmosférica es conveniente cambiar el termostato analógico que tengamos en el salón por uno digital que medirá con menos error la temperatura ambiente, también se puede bajar la temperatura de impulsión del agua de la caldera (en 5° o 6°), a 59° o 64°, normalmente la deja el técnico en 65° o 70°, además de bajar el termostato 1°; si el agua en los radiadores está a 60° o 58°, siguen calentando perfectamente la casa. En días muy fríos, bajo cero, igual hay que subir algo la temperatura de impulsión en la caldera.

Y si la caldera es estanca/condensación es importante poner un termostato modulante (si lo permite la caldera), ya que regula la potencia de la caldera en función de la temperatura interior con un ahorro estimado del 4% y sufre menos, pudiendo asociarles además una sonda exterior de temperatura, y en función de la temperatura exterior, regula la interior.

Poner el termostato digital entre 20,5°/21,5°. Mientras dormimos o cuando salimos de casa y no hay nadie, se puede bajar a 18°/19°. Es recomendable mantener una temperatura estable en casa, que poner la calefacción solo durante un par de horas con la casa muy fría, ya que la caldera tendrá que trabajar a máxima potencia y eso se notará en el consumo, no teniendo además confort térmico.

En calderas de comunidades de vecinos, (calefacción y ACS central) bajar la temperatura de los caloríferos a 20/21°, y también la temperatura del ACS (para que no sea necesario mezclarla con la fría, ajustarla) establecer menos horas de encendido (como a la mitad de otros años), instalar válvulas termostáticas en los radiadores. Mejorar el aislante térmico de las fachadas con pintura cerámica Gaina, https://gaina.es/

Antes de comer hacer una ventilación cruzada (corriente) en casa, es más rápida y con tres minutos en invierno y cinco en verano es suficiente, para que no se enfríe la casa, al ser las horas de temperatura más alta.

No es necesario estar en casa en camiseta, se puede estar bien con una sudadera o chándal, bata o similar.

Para mantener mejor el calor es aconsejable bajar todas las persianas en cuanto empieza a anochecer. Durante el día abre las cortinas, aprovecha el sol. Si tienes en casa una estufa a gas o de resistencias eléctricas, o una chimenea de leña, pon en el techo un detector de monóxido de carbono.

En la comunidad de vecinos y garaje, se pueden poner los temporizadores de la luz (escaleras, garaje, etc.) al mínimo, reducir en el garaje el tiempo de funcionamiento de los extractores de humos en dos minutos.

Pon bombillas/fluorescentes de Led en casa, las lámparas del techo pueden llevar bombillas de 5w, 420Lm, 2.750°K/3.000°K en sustitución de las de 40w incandescentes, en la lámpara de mesa del salón se puede poner 8w, 1.055Lm, 2.750°K/3.000°K (luz cálida) para sustituir a incandescente de 75w; en el baño Led de 7w, 600Lm, 4.500°K (luz neutra o blanca); en la cocina Led de 12w, 1.130Lm, 6.500°K, (luz fría). Se puede bajar por las escaleras en vez de en ascensor y si te encuentras bien, también las puedes subir, tu salud te lo agradecerá.

Las Comunidades pueden aliviar la factura energética instalando placas fotovoltaicas junto a algún mini aerogenerador con acumuladores (baterías), con la finalidad de reducir sustancialmente el consumo de electricidad o llegar a ser autosuficientes, de las zonas comunes, iluminación, extractores, bombas de achique, ascensores…, poner bombillas Led.

Reduce la presión del agua caliente y fría en los grifos cerrando un poco la llave de paso debajo del lavabo o bien la de entrada del agua caliente y fría del baño, con lo que también reducirás la presión de salida del agua de la ducha, por lo que le costará menos calentarla a la caldera y ahorrarás también agua, y también cerrar un poco la del grifo del fregadero de la cocina, pon el mando del grifo en posición de agua fría, así no se encenderá la caldera para lavarte las manos, no da tiempo a calentar.

Cuando se ponga el sol baja las persianas, eso ayudará a perder menos calor.

Cuando el sol de en las ventanas durante el día descorre las cortinas, eso facilitará que entre el sol y caldee la habitación.

Puntuación 1
#1