Actualidad

Nueva Zelanda busca convertirse en el primer país con un impuesto a las flatulencias de vacas y ovejas

  • Será el primer país en gravar a los agricultores por las emisiones del ganado
  • El plan del Gobierno serán debatido con el sector hasta finales de año
  • La medida es de gran relevancia debido al peso del sector en la economía
Vacas lecheras en Nueva Zelanda. Foto: Dreamstime

El país de los cinco millones de habitantes y 36 millones de ovejas y vacas ha presentado un plan pionero contra las emisiones agrícolas. Nueva Zelanda impondrá a partir de 2025 un impuesto a los eructos y las flatulencias de los bóvidos para intentar reducir los gases de efecto invernadero que produce el metano que generan estos animales.

La primera ministra, Jacinda Ardern, ha difundido este martes un comunicado en el que apenas hay detalles sobre el plan; no precisa cuánto espera recaudar ni detalla cómo se aplicará el gravamen o la forma de medir las emisiones.

El Gobierno mantendrá reuniones con los agricultores hasta el 18 de noviembre para perfilar la medida. La hoja de ruta del Ejecutivo de Wellington pasa por aplicarla desde 2025 y forma parte de la promesa de alcanzar la neutralidad de emisiones contaminantes en 2050.

El país oceánico lucha por combatir los efectos de la crisis climática y se convertirá en el primer país en que los agricultores paguen por las emisiones del ganado. Casi la mitad de las emisiones del país proceden del sector agrícola, principalmente del metano generado por los 26 millones de ovejas y 10 millones de vacas.

Un sector de mucho peso en la economía

La medida tendrá gran relevancia debido al peso del sector agrícola en la economía: representa el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) neozelandés y el 65% de los ingresos del país por exportaciones.

Impulsada también por la alianza de asociaciones del sector primario He Waka Eke Noa, la propuesta incluye incentivos para los agricultores que reduzcan las emisiones, que podrán compensarse mediante la plantación de bosques. En concreto, el dinero recaudado será devuelto a la industria mediante la financiación de nuevas tecnologías, investigación e incentivos para los trabajadores del campo. "Ningún otro país del mundo ha desarrollado aún un sistema para fijar precios y reducir las emisiones agrícolas, por lo que nuestros agricultores se beneficiarán de ser los primeros en actuar", apunta Ardern.

Pero el plan no convence a todas las asociaciones de agricultores. Hay quien considera que esta política provocará una reducción en el número de granjas de vacas y ovejas en el país. La asociación neozelandesa Federated Farmers, uno de los principales grupos de presión de la industria, respondió en un comunicado recogido por Efe que este proyecto gubernamental "acabará con las zonas rurales de Nueva Zelanda" y verá como las granjas son reemplazadas por plantaciones de árboles.

comentariosicon-menu11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 11

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Su presidente es una mujer, no? Pues eso

Puntuación 14
#1
Karlos
A Favor
En Contra

Pues nada, si por cobrar que no quede.... empiezan con las vacas y luego nos los pondran a nosotros.

Vamos dando ideas.... que impuesto por el oxigeno, impuesto por la luz solar, impuesto por la lluvia que cae.....etc

En fin....

Puntuación 34
#2
Usuario validado en elEconomista.es
andyboo
A Favor
En Contra

Eso es progreso del bueno, exterminar a las vacas y ovejas por tirarse pedos y eructos, que les pongan una botella en el culo lo envasen y así no tendrán que comprar gas y además podrán exportarlo, hay que tener vacas solo para metano, que va caro.

Puntuación 33
#3
iluminado
A Favor
En Contra

cuesta creer que en algún lugar del mundo puedan ser más mongoles que un podemonger o psoemonger

Puntuación 32
#4
Sanchinflas Gate y palmEREs corrutes
A Favor
En Contra

Y otro a los perros cojoneros que se cagan y mean en las calles y las esquinas!! Ya que parece que no quieren multar a los que no recojen su mierd4!!

Y en función del tamaño, ya que no se le pone la misma caseta a un cojonero chiguagua que a un mastín, el tamaño de las bostas es proporcional al impuesto podemonguer..

Puntuación 22
#5
Luis
A Favor
En Contra

Me hubiera gustado un poco más de contexto e historia en el artículo: en 2003 ya fué propuesto este "Fart Tax" y retirado debido a las protestas de los agricultores. ..

Puntuación 7
#6
ja
A Favor
En Contra

Si quitan las bacas la naturaleza quita el verde.

Puntuación 5
#7
Sean
A Favor
En Contra

Más mierda que las de los perros, y hasta les comen la boca.

Que asco!

Parece que quieren quitar toda posibilidad de que exista el pastoreo y la ganadería particular o PYMES para quedárselo todo las grandes empresas internacionales.

Mientras calladitos, ahí, viendo la tele.

Cuando les quiten la cerveza es cuando se van a quejar.

gilip.....

Puntuación 15
#8
Intruso
A Favor
En Contra

#1 No, no es una mujer, lo parece pero no lo es.

Y ya puestos a gravar que graven las flatulencias y los ladridos de los chuchos que hay muchos y nos llenan de mierda las calles y de contaminación acústica el ambiente.

Puntuación 7
#9
J.Muñoz
A Favor
En Contra

LOS CACIQUES , VIVIDORES Y CORRUPTOS DE BRUSELAS VAN ORDENAR A LOS 27 , A IMPONER UN IMPUESTO ESPECIAL POR PERSONA Y AÑO POR LA ACTIVIDAD DE RESPIRAR OXÍGENO , NO ME EXTRAÑA QUE NOS CARGUEN OTRO IMPUESTO POR HABLAR...

Puntuación 2
#10
Javier
A Favor
En Contra

No me extraña que pagues un impuesto anual por la lluvia que caiga en fincas rusticas de tu propiedad. ....y por andar diariamente al ser humano....y lo recaudado se lo abonarán a Marruecos para que crezca económicamente mucho más...a costa de villa tontos de España..

Puntuación 3
#11