Actualidad

Cartones fuera de la basura, grafitis o botellón: Madrid endurece las multas para limpiar la ciudad

Imagen de iStock

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha dado recientemente luz verde al anteproyecto de la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos, Gestión de Residuos y Economía Circular. Este texto, que ahora está siendo sometido a información pública, se elevará a Pleno para su aprobación definitiva, presumiblemente, a finales de año.

Esta norma, según ha explicado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, sustituye a una norma "desfasada" (del año 2009) que exigía "una modernización" para adaptarse a las necesidades en materia de limpieza y gestión de residuos que han surgido durante la última década, como consecuencia de nuevas formas de ocio o del comercio electrónico, entre otras.

El principal objetivo que se persigue con la modificación de la ordenanza es tener una ciudad más limpia. Así, la nueva ordenanza eleva el régimen sancionador para determinadas prácticas incívicas y vandálicas que menoscaban la imagen de la ciudad.

Botellón: de leve a grave

Una de ellas es el abandono de residuos por botellón, que se tipifica por primera vez en la normativa madrileña para acabar con esta práctica en la ciudad. Este gesto, que actualmente estaba considerado como una infracción leve y se multaba con 600 euros, pasará a ser considerado como grave y se sancionará con una multa de 2.000 euros.

Pintadas, entre 2.000 y 6.000 euros

Otra de las infracciones que se agravan es la pintada de grafitis, la cual hasta ahora se sancionada con una multa de 600 euros. Con la nueva normativa, estos actos vandálicos partirán de un importe mínimo de 2.000 euros la sanción hasta llegar a los 3.000 euros. Y si son repetitivas, el importe de salida partirá de los 4.000 euros y podrá alcanzar los 6.000.

Cartones fuera del contenedor

Otro hábito "mal asentado" (en palabras del consistorio) en la ciudad de Madrid es el depósito de grandes cajas de cartón a los pies de los contenedores. Esta práctica pasará de sancionarse con 200 euros a los 2.000 euros. Y aunque pueda parecer exagerado, lo cierto es que a comienzos de semana una vecina del barrio de Aravaca recibió una sanción de 2.001 euros, según publicó el diario El País.

Carteles, folletos u octavillas

También se multará con 750 euros las actuaciones relacionadas con la publicidad que ensucien la ciudad. En concreto, se prohíbe la colocación o el abandono de folletos, octavillas o cualquier otro material publicitario en marquesinas de autobús, portales o cualquier otro lugar no habilitado para tal efecto. Y del mismo modo, el anteproyecto mantiene el articulado anterior sobre esta materia en el que especifica que queda prohibido desgarrar, arrancar o tirar carteles, pancartas, adhesivos o cualesquiera otros elementos similares que ensucien las vías o espacios públicos.

El vidrio, por horas

Por último, se introduce un horario para depositar los vidrios en el contenedor correspondiente. Con el fin de evitar la contaminación acústica que se produce cuando se lanzan los residuos de vidrio e interrumpen el descanso de los vecinos, se fijará el siguiente horario: se podrá arrojar vidrio en el recipiente verde durante 14 horas del día, entre las 8:00 de la mañana y las 22:00 horas, quedando prohibido en las horas nocturnas restantes.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments