Actualidad

"Somos los más ágiles sacando nuevos sabores, nos gusta definirnos como el 'Zara' de las croquetas"

Los fundadores de Solo de Croquetas (de izquierda a derecha), Eduardo Gambero y Javier del Moral). SdC
Madridicon-related

"Croqueteros inclusivos". Así se hacen llamar en Solo de Croquetas por la extensa variedad de referencias que tienen de este producto gastronómico. En versiones aptas para la comunidad celíaca, vegana e intolerantes a la lactosa. Solo de Croquetas consigue el éxito innovando con comida tradicional y apostando por la calidad.

Solo de Croquetas es el ecommerce de nicho -con restaurantes para vivir experiencias- que ha triunfado en toda España con la croqueta como única referencia gastronómica. Eso sí, croquetas únicas elaboradas con mucho trabajo de innovación, experimentación y lo más importante: mucho mimo. Con más de 30 sabores e inclusiva para todo tipo de intolerancias y preferencias alimentarias.

¿Qué es Solo de Croquetas?

Solo de Croquetas es una DNVB (Digitally Native Vertical Brand) centrada en el producto de la croqueta. El modelo de negocio es un ecommerce de venta directa al consumidor combinado con una experiencia omnicanal con los dos puntos físicos que tenemos en Madrid. Tenemos más de 30 sabores diferentes de croquetas y nos gusta definirnos como croqueteros inclusivos puesto que todas nuestras croquetas son sin gluten y tenemos muchas opciones sin lactosa y veganas.

¿De dónde nace la idea de crear un establecimiento enfocado a la croqueta?

La idea surge en un viaje a Asturias, Javier y yo somos amigos desde los tres años, con la idea de combinar nuestras dos pasiones viajar y la gastronomía. Siempre hemos sido aficionados a probar la gastronomía local en sus viajes y sentimos una debilidad por las croquetas. En este viaje a Asturias con amigos, decidimos ir a comer cachopo y al ver croquetas en la carta no nos resistimos a pedirlas también, al ver en la mesa las croquetas junto al cachopo uno de los amigos dijo: "¿Os imagináis una croqueta de cachopo?" Y a raíz de ahí empezamos a hablar de los sabores más raros de croquetas que habíamos probado y empezamos a inventarnos sabores nuevos. Al finalizar la comida salimos convencidos de que queríamos crear un negocio de croquetas con todos esos originales sabores. Como expertos en marketing online, tras un posterior estudio de mercado y comprobar que no había ninguna marca de croquetas que trabajara bien la presencia en internet, posicionamiento SEO, Redes Sociales, comunidad croquetera... nos pusimos manos a la obra.

¿Cómo fue el planteamiento inicial del modelo de negocio?

El primer paso fue crear un restaurante únicamente de croquetas, pues enseguida detectamos que para posicionar una marca fuerte de croquetas había que venir de la restauración y no del retail. La gente tiene idealizada las croquetas de su madre o su abuela, y en caso de mencionar alguna croqueta que pueda competir con ellas, siempre es la de algún restaurante, nunca las compradas en un supermercado o tienda de croquetas.

Por ello empezamos abriendo un pequeño local en el centro de Madrid (c/ Echegaray 5) centrado únicamente en croquetas. La gente viene a nuestro bar a disfrutar de una experiencia gastronómica croquetera, lo que nosotros llamamos las Cro-Catas que son degustaciones de 8 croquetas, 6 saladas y 2 dulces, acompañadas de una bebida o maridaje de vinos.

¿La 'croquetería inclusiva' de la marca ha sido uno de los valores diferenciales de Solo de Croquetas?

¡Totalmente! No es un secreto que a todo el mundo le gustan las croquetas, en España se consumen 7.149 millones de croquetas al año. Pero hay un gran porcentaje de la población que no tiene acceso a ellas, o por lo menos a alternativas de calidad. Hay 900.000 celíacos en España. Un 20% de la población española es vegana o vegetariana. Entre un 20% y un 40% de la población son intolerantes a la lactosa. Todas nuestras croquetas son sin gluten y tenemos muchas opciones sin lactosa y veganas. Pero lo más importante es que no diferenciamos entre intolerantes y no intolerantes. En Solo de Croquetas trabajamos por conseguir las mejores croquetas del mundo sin dejar a nadie atrás.

Con dos locales en Madrid, ¿han pensado en llevar la idea a otras ciudades de España?

No lo descartamos en un futuro, posiblemente a través de un modelo de franquicia, pero actualmente nuestros esfuerzos están centrados en el canal online, pues consideramos que es donde está el mayor potencial dentro de la empresa.

Cachopo, sobrasada o rabo de toro ¿De dónde surgen las ideas para los sabores de las croquetas?

Comenzamos imponiéndonos el reto de conseguir una representación gastronómica de cada Comunidad Autónoma en forma croquetera, con sabores tan originales como croqueta de Mojo Picón de las Islas Canarias, croqueta de Zarangollo Murciano, de Crema Catalana... Y actualmente estamos sacando un sabor nuevo cada semana, con unidades limitadas, que se pueden comprar a través de nuestra página web hasta fin de existencias.

La carta en Solo de Croquetas tiene más de 30 sabores y está en continua evolución, escuchamos las propuestas de nuestros clientes y los sabores que triunfan más son los que se mantienen. Todos los lunes renovamos stock e indicamos las unidades disponibles de cada sabor. Un temporizador en la página web te indica el tiempo que falta hasta la nueva renovación de stock y es sorprendente ver cómo los sabores más demandados se agotan en las primeras horas. Oreo con chocolate blanco, boletus con trufa, la clásica de jamón...

¿Cuál ha sido su evolución?

Tras el éxito de nuestro primer restaurante en Solo de Croquetas en la calle Echegaray 5 decidimos abrir un segundo restaurante mucho más grande en la capital en Av. de Reina Victoria 15 y con la marca ya consolidada nos atrevimos a dar el paso al ecommerce. Nuestra empresa nació poco antes de la pandemia por lo que dar el salto rápido al ecommerce fue crucial para sobrevivir en los momentos más duros.

¿De qué forma emplean el 'ecommerce' en su negocio y qué importancia tiene en él?

Como ya he explicado antes consideramos el ecommerce como la pata más importante de nuestro negocio y donde vemos mayor potencial de crecimiento. El comercio electrónico lleva ya mucho tiempo entre nosotros, pero no ha sido hasta la llegada de la pandemia que el egrocery (compra de comida a domicilio) ha empezado a coger fuerza. La entrada de nuevos partners logísticos especializados en el transporte de alimentación ha permitido que se desarrollen nuevos modelos de negocios como el nuestro, hace dos años era imposible pensar que yo pudiera enviar una única caja de croquetas en 24 horas desde Madrid a un pueblecito de Galicia. Y esto es solo el principio del boom que se espera en el sector del egrocery, prueba de ello es que empresas muy grandes como Mercadona, Carrefour, El Corte Inglés, o el propio Amazon, entre otros, están apostando muy fuerte por un modelo de envíos a domicilio.

¿Cuál es la receta del éxito de Solo de Croquetas?

Yo creo que una parte importante de nuestro éxito viene por habernos centrado desde el principio únicamente en el cliente final, dejando de lado el canal Horeca y retail. Esto nos ha permitido desarrollar un producto de mayor calidad que la competencia, pues en ningún momento hemos tenido que ajustar la materia prima para conseguir un precio competitivo dentro del canal Horeca y retail.

Cuando decimos que somos una Croquetería Indie es porque hemos sido capaces de crear una comunidad croquetera, que no para de crecer día a día, con más de 70.000 seguidores en Instagram y más de 15.000 en Tiktok, que valora un producto de calidad por encima de todo y que entiende que una croqueta para que sea buena no puede valer lo mismo que una croqueta de supermercado. Por no hablar de que somos los más ágiles sacando nuevos sabores, nos gusta definirnos como el Zara de las croquetas (se ríe). Nuestra fórmula: detectamos las tendencias gastronómicas del mercado, las convertimos en croquetas, testeamos los nuevos sabores en nuestros restaurantes y una vez están listos los lanzamos al ecommerce.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud