Actualidad

Castilla y León reconoce que "pueden volver los números rojos" en la evolución del PIB regional este año

  • La Comunidad creció un 5% en el segundo trimestre y recupera el 93% de lo perdido en pandemia
Carriedo durante la presentación de la Contabilidad regional
Valladolid

El Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León registró en el segundo trimestre de 2022 una variación interanual del 5 por ciento (3,2 en el trimestre anterior) y recupera el 93 por ciento de lo que perdió en pandemia, aunque los nuevos riesgos hacen que no se pueda asegurar la recuperación total en los próximos meses.

Así lo ha señalado el consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, quien ha presentado la contabilidad regional trimestral y ha apuntado el crecimiento de la Comunidad con un crecimiento continuado del PIB que ha permitido que se haya recuperado el 93 por ciento de lo perdido en pandemia y que se sitúe "muy cerca" de alcanzar el nivel de 2019.

Fernández Carriedo ha recordado que en el primer ejercicio de 2020 se entró en recesión, pero en la Comunidad la caída fue "menos relevante" que la media nacional y se produjo una pérdida del PIB que se fue acumulando hasta el primer trimestre 2021, tras lo que comenzó la recuperación que llega hasta el 93 por ciento de lo perdido en Castilla y León, que en el caso de España es del 77 por ciento.

Ante esta situación de recuperación del nivel de actividad mucho más alto que en el conjunto nacional, el consejero ha apuntado que la Comunidad será de las primeras en alcanzar el nivel prepandémico, para lo que necesita menos esfuerzo dado que cayó menos que el resto.

Sin embargo, ha advertido de que la recuperación hasta el nivel actual no asegura que se llegue al cien por cien en los próximos meses ante nuevos riesgos "muy relevantes". Para alcanzar la recuperación total, para lo que quedaría poco, bastaría con alcanzar crecimiento medio del 2,6 por ciento al final del año recuperando anterior a pandemia.

Pero Carriedo ha apuntado "riesgos" como la inflación, el precio de la energía, la dificultad de acceso a materias primas, la subida de tipos de interés y subidas impositivas anunciadas por el gobierno, frente a la apuesta de Castilla y León de bajarlos, que podrían dificultar la recuperación.

Por ello, ha llamado a tener "cierta precaución" ante un otoño en el que puede haber "complicaciones" tras llegar de una fase de recuperación de la actividad después de la mayor caída del PIB desde que se tienen datos y probablemente de los últimos 80 años, pero ahora hay un "riesgo añadido" por factores distintos a la pandemia y sectores que presentan dificultades. Todo ello, ha explicado, hace que haya posibilidad de que el ritmo se ralentice o incluso pudiera llegar a algún dato negativo, lo que "no se puede descartar".

En este contexto, ha aclarado que hay una parte de medidas a adoptar que no corresponden a Castilla y León como todo lo que supone el contexto internacional, pero otras sí corresponden a las administraciones públicas como la subida de impuestos del Gobierno central, que "preocupa" y afecta a las empresas, que pueden retrasar posibles inversiones. Así, ha abogado por la bajada impositiva porque cualquier apoyo al sector productivo es "positivo".

Crecen construcción y servicios

El crecimiento interanual se sitúa en el 5 por ciento y el trimestral en el 2,3 por ciento (-2 en el precedente). Desde la perspectiva de la oferta, durante el segundo trimestre de 2022, en términos interanuales, se produjo un crecimiento del 5,1 por ciento del Valor Añadido Bruto (VAB), con un mayor crecimiento del sector construcción y los servicios, con un moderado aumento en la industria.

Sin embargo, el VAB del sector primario de Castilla y León anotó en el segundo trimestre de 2022 un descenso interanual del 5 por ciento (-5,2 en el periodo anterior), donde decreció más la producción agrícola y aumentó en menor medida la ganadera.

Los últimos datos disponibles de producción de cultivos de la campaña 2021/2022 reflejan una caída de la producción agrícola superior a la de la campaña anterior y en el sector ganadero se produjo un incremento de la producción inferior al observado en el trimestre precedente.

El VAB de la industria creció moderadamente en el segundo trimestre del año (0,2) frente al descenso del periodo anterior (-5,8) y, entre las ramas industriales, las manufactureras se incrementaron un 1,3 por ciento en este trimestre (-2,2 por ciento en el periodo precedente).

El sector de la construcción anotó una variación interanual del 3,1 en el segundo trimestre de 2022, por encima del anterior (2,5 por ciento).

Por último, el VAB del conjunto del sector servicios registró en el segundo trimestre del año un crecimiento interanual del 7,6 por ciento, superior al observado en el primer trimestre (7), cuando se produjo un mejor comportamiento de todas las actividades excepto de las profesionales, científicas y técnicas, que registraron un menor crecimiento en este periodo. Carriedo ha destacado el turismo, la hostelería y el comercio como sectores que más recuperan, dado que fueron los que más cayeron durante la pandemia.

Desde el punto de vista de la demanda, en el segundo trimestre de 2022 se registró una contribución positiva de la demanda interna al crecimiento del PIB, que pasó de 1,8 a 3,8 puntos porcentuales en este trimestre.

Contracción

La contribución del sector exterior pasó de 1,3 a 1,2 puntos y, en este periodo, las exportaciones y las importaciones totales aumentaron menos que en el trimestre anterior. El consejero de Economía y Hacienda ha apuntado que los ritmos de crecimiento son menores que los del conjunto de la economía y la contribución del sector exterior no es positiva ante una cierta "contracción" de la demanda mundial, especialmente en Europa.

El gasto en consumo final creció un 3,8 por ciento en este segundo trimestre, más que en el trimestre anterior (2,6), con el mayor crecimiento del gasto en consumo final de los hogares (3,8 frente al 2 por ciento del anterior periodo), dado que el gasto de las Administraciones Públicas registró una variación interanual inferior a la del primer trimestre (3,6 y 3,8, respectivamente).

En cuanto a la formación bruta de capital (inversión), anotó una variación del 2,8 por ciento en este trimestre y se recuperó así respecto del anterior (-1,8 por ciento), cuando creció la inversión en bienes de equipo y se desaceleró el componente de construcción.

La inversión en bienes de equipo creció un 1,7 por ciento interanual (-9,2 en el periodo precedente) y, por su parte, la inversión en construcción registró en este periodo un incremento del 3,8 por ciento (4,9 en trimestre anterior).

El sector exterior presentó una contribución positiva de 1,2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en el segundo trimestre del año (1,3 en el periodo anterior), con un aumento interanual del 4,1 por ciento de las exportaciones totales (5,7 en el trimestre anterior) y del 2 por ciento de las importaciones totales (3,1 en el precedente).

En cuanto al empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, definidos como el número de horas trabajadas entre la jornada media realizada en puestos de trabajo a tiempo completo, refleja una variación interanual del 4,7 por ciento en este segundo trimestre (2,9 en el anterior), con una aceleración en el empleo del sector primario (11,9) y los servicios (6,1), un crecimiento en el de la construcción (2,8) y una mayor contracción en el empleo de la industria (-5,1 por ciento).

En cuanto al peso de los diferentes sectores en la economía de la Comunidad, los servicios representan el 66,8 por ciento, seguido de la industria, con un 22,8 y el sector primario, que supone el 5,2 por ciento.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments