Actualidad

La salmantina Global Exchange da por cerrada la crisis del coronavirus y vuelve a beneficios

Isidoro Alanis, presidente y CEO de Global Exchange
Valladolid

Global Exchange, la multinacional salmantina de cambio de divisas, logró en 2021 un volumen de negocio de 570 millones de euros y un Ebitda de 9,2 millones después de recibir 45 millones de la SEPI para superar los efectos de la pandemia.

Global Exchangetiene presencia en 23 países de los cinco continentes y 60 aeropuertos internacionales y otros ámbitos de afluencia turística.

La compañía, tras una notable caída de su actividad durante 2020 provocada por el deterioro del sector turístico y aeroportuario por la crisis del Covid-19 en línea con el comportamiento del conjunto del sector, da la vuelta a ese escenario negativo y registra magnitudes de actividad muy positivas con datos de cierre de 2021. De esta forma, ha crecido en todos los parámetros comparados con las severas pérdidas del ejercicio precedente, siendo la empresa del sector mejor estructurada y más solvente del mercado internacional para afrontar el crecimiento que se prevé en 2022 en línea con la recuperación de la actividad turística y aeroportuaria.

Las cifras relativas a la dimensión de su actividad reflejan un crecimiento significativo durante el ejercicio. El volumen de negocio fue de 570 millones de euros (+59%), registró una facturación de 83,5 millones de euros (+81,5%) y un EBITDA de 9,2 millones de euros tras las pérdidas registradas de 19 millones de euros en 2020. La compañía atendió a más de 3,5 millones de clientes en 2021, un 59% más, con una plantilla superior a 1.400 empleados.

Crecimiento en oficinas

El grupo aumentó en 2021 su implantación hasta alcanzar su cifra récord de 342 oficinas de cambio en 23 países, lo que supuso un 15% más sobre 2020 (298) e incluso por encima de las 320 de 2019, en la situación previa a la pandemia.

En 2021, por primera vez se incorporó a los mercados de Francia y Chile. Para ello, abrió oficinas en los aeropuertos de París-Charles de Gaulle y Orly y en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile. Adicionalmente, amplió su presencia en la Terminal 1 del Adolfo Suárez Madrid-Barajas (MAD), en el Aeropuerto Internacional de Marsella y en el Aeropuerto Internacional de Nador, en Marruecos.

En 2022 ha abierto mercados con su llegada a Reino Unido con oficinas en la estación de tren de St. Pancras, el aeropuerto de Bristol y en el London City de Londres, y en Francia en el aeropuerto de Burdeos.

Para Isidoro J. Alanís, Presidente y CEO de Global Exchange Group, "nuestra ágil y acertada reestructuración en nuestras 22 filiales en 2020, conforme a la exigencia de la situación provocada por la pandemia, nos ha permitido ganar en eficiencia y volver a los resultados positivos en 2021 en un periodo récord. Con las decisiones tomadas hemos superado las previsiones de pérdidas para el conjunto del año, creciendo en negocio y recuperando la senda de los beneficios".

Global Exchange Group se apoya desde su origen en la última y más avanzada tecnología, tanto en sus oficinas de cambio como en su central IT, como medio para la gestión y control del negocio al servicio de sus clientes en unas condiciones de excelencia, seguridad y confianza que son referencia en el sector a nivel internacional.

Alanís señala que el crecimiento se ha obtenido "mejorando la eficiencia e innovando en soluciones tecnológicas para optimizar el servicio" y ve señales muy positivas para el curso presente ya que "el comportamiento del turismo en Semana Santa se ha situado en tasas prepandémicas, muy alentadoras de cara al verano y al resto del año".

2022, recuperación de actividad

Global Exchange Group prevé superar en 2022 en un 15% los ingresos registrados en 2019 y obtener un resultado record de Ebitda, hasta 45 millones de euros, sustancialmente superior al registrado en 2019, impulsados por el comportamiento excelente del turismo y por la eficacia conseguida en los dos últimos años.

En este sentido, el CEO de la multinacional española señala que "tenemos grandes expectativas de crecimiento debido a la progresiva supresión de las restricciones a la movilidad y al turismo, que impulsará la actividad de los aeropuertos internacionales como zonas de tránsito del turismo mundial. Esperamos que este verano se produzca un boom turístico".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.